a

bcdfghtu

Libro II

LIBRO DE LA PURIFICACIÓN


2.1 Cómo hacer wudu

2.2 El wudu de un hombre que ha estado dormido, cuando se levanta para rezar

2.3 Lo que es puro para el wudu

2.4 Cosas que no rompen el wudu

2.5 Dejar de hacer wudu a causa de comer alimentos cocinados

2.6 Acerca de wudu en general

2.7 Pasarse las manos mojadas por la cabeza y por las orejas

2.8 Pasarse las manos mojadas por encima de los calcetines de cuero

2.9 Cómo pasarse las manos mojadas por encima de los calcetines de cuero

2.10 Hemorragias nasales

2.11 Qué hacer cuando se produce una hemorragia nasal

2.12 Qué hacer cuando se produce una hemorragia debida a una herida o por la nariz

2.13 Wudu a causa de fluído prostático

2.14 Consentimiento para no hacer wudu por causa del fluído prostático

2.15 Wudu a causa de tocar los genitales

2.16 Wudu a causa de haber besado un hombre a su esposa

2.17 Cómo hacer gusl por una impureza ritual mayor

2.18 Obligación de hacer gusl cuando las dos partes circumcisas se encuentran

2.19 Wudu de una persona en estado de impureza ritual mayor (Yanaba)

2.20 La repetición de la oración por una persona en estado de impureza ritual mayor, su hacer gusl cuando reza sin recordarlo, y su lavarse sus ropas

2.21 El gusl de una mujer, cuando experimenta en su sueño lo mismo que un hombre

2.22 Gusl por impureza ritual mayor

2.23 Tayammum

2.24 Cómo hacer Tayammum

2.25 Tayammum de alguien que está en estado de impureza ritual mayor

2.26 Lo que le está permitido a un hombre de su esposa cuando está menstruando

2.27 La purificación de una mujer menstruando

2.28 La menstruación en general

2.29 Hemorragia que asemeja a la menstruación

2.30 La orina de un niño pequeño

2.31 Orinar de pie o de otro modo

2.32 El palo de los dientes (Siwak)




2.1 Cómo hacer wudu

1
Yahya me relató de Malik, de Amr ibn Yahya al-Mazini, que su padre una vez le preguntó a Abdullah ibn Zayd ibn Asim, que era el abuelo de Amr ibn Yahya al-Mazini, y uno de los compañeros del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, si podía enseñarle cómo hacía wudu el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz. Abdullah ibn Zayd ibn Asim accedió y le pidió agua para hacer wudu. Derramó una poca en su mano y se lavó cada mano dos veces, después se enjuagó la boca y absorbió agua por las narices y la expulsó tres veces. Después se lavó la cara tres veces, y los dos brazos, hasta los codos, dos veces. Después se pasó las dos manos mojadas por la cabeza, llevándolas desde la frente hasta el cuello y volviendo a llevarlas de nuevo hasta la frente. Después se lavó los pies.

2
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-A'ray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Cuando hagáis wudu absorbed agua por la nariz y expulsarla; y, si usáis piedras para limpiar vuestras partes privadas, usad un número impar."

3
Yahya me relató de Ibn Shihab, de Abu Idris al-Jawlani, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Quien haga wudu debe absorber agua por la nariz y después expulsarla de nuevo."

4
Yahya dijo que él había oído a Malik decir que no había inconveniente en lavarse la boca y limpiarse la nariz solamente con el agua que caba en el cuenco de la mano.

5
Yahya me relató de Malik, que él habia oído que Abd ar-Rahman ibn Abi Bakr habia ido a visitar a A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, el dia en que Sa'id ibn Abi Waqqas murió, y pidió un poco de agua para hacer wudu. A'isha le dijo: "¡Abd ar-Rahman! Haz tu wudu completo, porque yo oí al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, decir: "¡Ay de los talones en el fuego!"

6
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Muhammad ibn Talha, de Uzman ibn Abd ar-Rahman, que su padre le relató que había oído que Umar ibn al-Jattab solía lavarse lo que había bajo el ceñidor de su cintura con agua.

7
Yahya dijo que a Malik le preguntaron qué debía de hacer un hombre si, al hacer wudu, por olvido se lavaba la cara antes de haberse enjuagado la boca, o se lavaba los antebrazos antes de haberse lavado la cara. El dijo: "Si alguien se lava la cara antes de haberse enjuagado la boca, debe enjuagarse la boca y no lavar la cara otra vez. Sin embargo, si alguien se lava los antebrazos antes que la cara, debe volver a lavarse los antebrazos, de modo que los haya lavado después de la cara. Esto si aún se encuentra cerca lugar (del wudu)."

8
Yahya dijo que a Malik le preguntaron acerca de lo que debía hacer un hombre si se había olvidado de enjuagarse la boca y la nariz y no lo recordaba hasta que ya había rezado, y él dijo: "No tiene que repetir la oración, pero tiene que enjuagarse la boca y la nariz, si desea hacer más oraciones después de esa."

2.2 El wudu de un hombre que ha estado dormido, cuando se levanta para rezar

9
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-A'ray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Cuando despertéis del sueño para rezar, lavaos las manos antes de meterlas en el agua del wudu, porque no sabéis donde han pasado la noche vuestras manos."

10
Yahya me relató de Malik, de Zyad ibn Aslam que Umar ibn al-Jattab dijo:
"Si te quedas dormido tumbado tienes que hacer wudu (antes de rezar)." Yahya me relató de Malik, de Zyad ibn Aslam, que el ayat: "¡Oh los que creéis! Cuando os levantéis para la oración lavaos la cara, y los brazos hasta los codos, y pasaos las manos (mojadas) por la cabeza y por los pies hasta los tobillos," se refiere a levantarse de la cama, es decir del sueño.

11
Yahya dijo que Malik dijo: "La práctica entre nosotros es que uno no tiene que hacer wudu por una hemorragia nasal, o por sangre, o por pus que salga del cuerpo. Un solo tiene que hacer wudu por las impurezas que salen de los genitales o del ano, o por el sueño."
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Ibn Umar solía dormirse sentado y después rezar sin hacer wudu.

2.3 Lo que es puro para el wudu

12
Yahya me relató de Malik, de Safwan ibn Sulayman, de Sa'id ibn Salama, de los Bani Azraq, de al-Mugira ibn Abi Burda, de la tribu de Bani Abd ad-Dar, que él había oído a Abu Hurayra hablar acerca de un hombre que había venido al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y dijo: "¡Mensajero de Allah! Viajamos por mar y no llevamos mucha agua fresca con nosotros, si la usamos para hacer wudu con ella quedamos sedientos. ¿Podemos hacer wudu con agua de mar?" El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, respondió: "Su agua es pura, y sus criaturas muertas son halal."

13
Yahya me relató de Malik, de Ishaq ibn Abdullah ibn Abi Talha, de Humayda bint Abi Ubayda ibn Farwa, que su tía materna, Kabsha bint ka'b ibn Malik, que era la esposa del hijo de Abu Qatada al-Ansari, le dijo que una vez Abu Qatada estada visitándola y ella le sirvió un poco de agua para que hiciera wudu. En ese mismo momento vino un gato y bebió de ella, y él inclinó el recipiente hacia el gato para permitirle beber. Kabsha continuó: "El vió como le miraba y dijo: "¿Te sorprendes, hija de mi hermano?" Yo dije: "Sí". El respondió que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "los gatos no son impuros. Se entremezclan con vosotros."
Yahya dijo que Malik dijo: "No hay mal en eso, a menos que uno vea impurezas en la boca del gato."

14
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, de Muhammad ibn Ibrahim ibn al-Hariz at-Taymi, de Yahya ibn Abd ar-Rahman ibn Hatib que Umar ibn al-Jattab emprendió la marcha en cierta ocasión con un grupo de jinetes, uno de los cuales era Amr ibn al-As. Llegaron a un abrevadero, y Amr ibn al-As le preguntó al propietario del mismo si bebían de él los animales salvajes. Umar ibn al-Jattab le dijo al propietario del abrevadero que no respondiera, puesto que la gente bebía después de los animales salvajes y los animales salvajes después de ellos.

15
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía decir que los hombres y sus esposas acostumbraban a hacer wudu juntos, en el tiempo del Mensajero de Allah.

2.4 Cosas que no rompen el wudu

16
Yahya me relató de Malik, de Muhammad ibn Umara, de Muhammad ibn Ibrahim, que la madre del hijo de Ibrahim ibn Abd ar-Rahman ibn Awf interrogó a Umm Salama, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, diciendo: "Yo soy una mujer que llevo una falda larga y (a veces) camino por lugares sucios." Umm Salama le respondió: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Lo que vienes después (es decir, lugares limpios) lo purifica."

17
Yahya me relató de Malik, que él vió que Rabi'a ibn Abd ar-Rahman vomitó varias veces cuando estaba en la mezquita y no se marchó ni hizo wudu antes de rezar.
Yahya dijo que a Malik le preguntaron si un hombre que había vomitado comida tenía que hacer wudu, y dijo: "No tiene que hacer wudu, pero debe enjuagarse el interior de la boca y lavársela por fuera."

18
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar preparó el cuerpo de uno de los hijos de Sa'id ibn Zayd para enterrarlo y lo transportó, y después entró a la mezquita y rezó sin hacer wudu. Yahya dijo que a Malik le preguntaron si era necesario hacer wudu causa de haber regurgitado comida sin digerir y él dijo: "No, no es necesario hacer wudu, pero debe enjuagarse la boca."

2.5 Dejar de hacer wudu a causa de comer alimentos cocinados

19
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, de Ata ibn Yasar, de Abdullah ibn Abbas, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, comió una paletilla de cordero y después rezó sin hacer wudu.

20
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, de Busayr ibn Yasar, mawla de los Bani Hariza, que Suwayd ibn an-Nu'man le dijo que él iba con el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, en la expedición a Jaybar. Cuando llegaron a as-Suhba, que estaba cerca de Jaybar, el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, paró y rezó Asr. Pidió provisiones y solo le trajeron cebada tostada, de modo que pidió que la humedecieran. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, comió y la gente comió con él. Después se levantó para hacer Magrib y se enjuagó la boca, y ellos se enjuagaron la boca. Después rezó sin hacer wudu.

21
Yahya me relató de Malik, que tanto Muhammad ibn al-Munkadir como Safwan ibn Sulaym le transmitieron de Muhammad ibn Ibrahim ibn al-Hariz at-Taymi, de Rabi'a ibn Abdullah ibn al-Hudayr, que él había cenado una noche con Umar ibn al-Jattab, el cual, a continuación, rezó sin hacer wudu.

22
Yahya me relató de Malik, de Damra ibn Sa'id al-Mazini, de Aban ibn Uzman, que Uzman ibn Affan comió pan y carne, se enjuagó la boca, se lavó las manos y se las pasó mojadas por la cara, y después rezó sin hacer wudu.

23
Yahya me relató de Malik que él había oído que Ali ibn Abi Talib y Abdullah ibn Abbas no hacían wudu después de comer alimentos cocinados.

24
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, que él le preguntó a Abdullah ibn Amir ibn Rabi'a si un hombre que hacía wudu para la oración y después comía alimentos cocinados tenía que hacer wudu otra vez. El dijo: "Yo ví a mi padre hacerlo sin hacer wudu."

25
Yahya me relató de Malik, de Abu Nu'aym Wahb ibn Kaysan, que él había oído a Yabir ibn Abdullah al-Ansari decir: "Yo ví a Abu Bakr as-Siddiq comer carne y después comer carne y después rezar sin hacer wudu."

26
Yahya me relató de Malik, de Muhammad ibn al-Munkadir, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y conceda paz, fué invitado a comer, y un poco de pan y carne le fueron servidos. El comió parte de ello, y después hizo wudu y rezó. Después le trajeron más de la misma comida, y el comió un poco más y después rezó sin hacer wudu.

27
Me fue relatado de Malik, de Musa ibn Uqba, de Abd ar-Rahman ibn Yazid al-Ansari, que cuando Anas ibn Malik regresó de Iraq, Abu Talha y Ubayy ibn Ka'b le visitaron. El les sirvió algo de comida cocinada y ellos comieron, y después Anas se levantó e hizo wudu. Abu Talha y Ubayy ibn Ka'b preguntaron: "¿Qué es esto, Anas? ¿Es una costumbre iraquí?" y Anas dijo: "Ojalá no lo hubiera hecho." (es decir, wudu). Tanto Abu Talha como Ubayy ibn Ka'b se levantaron y rezaron sin hacer wudu.

2.6 Acerca de wudu en general

28
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, le preguntaron acerca de la limpieza después de excretar. El respondió:
"¿No sois capaces de encontrar tres piedas?"

29
Yahya me relató de Malik, de al-Ala ibn Abd ar-Rahman, de su padre, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y conceda paz, fue al cementerio y dijo: "La paz sea con vosotros, moradas de una gente que cree. Estaremos entre vosotros, si Allah lo quiere. ¡Quisiera haber visto a nuestros hermanos!" La gente que estaba con él le dijo:
"¡Mensajero de Allah! ¿Acaso no somos nosotros tus hermanos?" "No," dijo él, "vosotros sois mis compañeros. Nuestros hermanos son aquéllos que todavía no han venido. Y yo les precederé al Hawd, (el Hawd: el estanque del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, del cual él dará a beber a la gente de su comunidad en el día del levantamiento)." Ellos le preguntaron: "¡Mensajero de Allah! ¿Cómo reconocerás a aquéllos de tu comunidad que vengan después de tí?"
El dijo: "¿Acaso no reconoce un hombre que tiene caballos con las patas blancas y con una mancha blanca en la frente, entre caballos totalmente negros, cuales son los suyos?" Ellos dijeron, "Por supuesto, Mensajero de Allah." El prosiguió: "Asimismo vendrán en el día del levantamiento, con marcas blancas en sus frentes, en sus manos y en sus pies, a causa del wudu, y yo les precederé al Hawd. Algunos hombres serán apartados del Hawd como si fueran camellos descarriados, y yo les gritaré: "Por qué no venís? ¿Por qué no venís? ¿Por qué no venís?" y alguien dirá:
"Ellos cambiaron las cosas después de ti," entonces yo diré: "¡Entonces que se vayan, que se vayan, que se vayan!"

30
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, de Humran, mawla de Uzman ibn Affan, que Uzman ibn Affan estaba una vez sentado en el Maqa'id (los bancos que rodeaban la mezquita de Madina, o bien una piedra, cerca de la casa de Uzman ibn Affan, en la que él se sentaba para discutir con la gente), cuando el Muadhdhin vino y le dijo que era el tiempo de la oración de Asr. El pidió agua e hizo wudu. Después dijo:
"Por Allah, os diré algo que no os diría si no estuviera en el Libro de Allah. Yo oí al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, decir: "Si un hombre hace wudu, y se asegura de hacerlo correctamente, y después hace la oración, le será perdonado todo lo que haga desde entonces hasta el momento en que rece la siguiente oración."
Yahya dijo que Malik dijo: "Yo creo que se refería a este ayat:
"Establece la oración en los dos extremos del día y en algunos momentos de vigilía por la noche. Las buenas acciones se llevan a las malas acciones. Esto es un recordatorio para aquellos que recuerdan." (Sura 11, ayat 114).

31
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, de Ata ibn Yasar, de Abdullah as-Sanabihi, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Un esclavo creyente hace wudu, y al enjuagarse la boca las acciones equivocadas la abandonan. Al lavarse la nariz las acciones equivocadas la abandonan. Al lavarse la cara las acciones equivocadas se marchan de ella, incluso de debajo de sus pestañas. Al lavarse las manos, las acciones equivocadas se marchan de ellas, incluso de debajo de sus uñas. Al pasarse las manos mojadas por la cabeza las acciones equivocadas se marchan de ella, incluso de sus orejas. Y al lavarse los pies las acciones equivocadas se marchan de ellos, incluso de debajo de las uñas de ambos pies." Y añadió: "Después su caminar hacia la mezquita y su oración son una recompensa adicional para él."

32
Yahya me relató de Malik, de Suhayl ibn Abi Salih, de su padre, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Un esclavo musulmán (o un esclavo creyente) hace wudu y, al lavarse la cara, todas las acciones equivocadas que ha visto con sus ojos se marchan con el agua (o con la última gota de agua). Al lavarse las manos todas las acciones equivocadas que haya hecho con ellas se marchan con el agua (o con la última gota de agua). Y al lavarse los pies, todas las acciones equivocadas a las que sus pies han caminado se marchan con el agua (o con la última gota de agua), de modo que al terminar está totalmente purificado de acciones equivocadas."

33
Yahya me relató de Malik, de Ishaq ibn Abdullah ibn Abi Talha, que Anas ibn Malik dijo: "Yo vi al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, en una ocasión, cuando la oración de Asr estaba proxima. Todo el mundo estaba buscando agua para el wudu pero nadie podía encontrar ninguna. Entonces el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, trajo un poco de agua en un recipiente. Metió la mano en el recipiente y les dijo a todos que hicieran wudu de éste." Anas añadió: "Yo vi brotar el agua de sus dedos. Y todos ellos, hasta el último hombre, hicieron wudu."

34
Yahya me relató de Malik, de Nu'aym ibn Abdullah al-Madani al-Muymir, que él oyó a Abu Hurayra decir: "Si alguien hace wudu, y lo hace correctamente y después se marcho con la intención de hacer la oración, entonces se halla en oración mientras tenga la intención de hacer la oración. Por cada paso alterno que da se le escribe una buena acción, y por el siguiente se le borra una acción equivocada. Cuando oigáis el iqama no alarguéis el paso, y el que tiene la mayor recompensa es aquél cuya casa está más lejos." Dijeron: "¿Por qué, Abu Hurayra?" El respondió: "A causa del mayor número de pasos."

35
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, que él oyó a alguien preguntar a Sa'id ibn al-Musayyab acerca de limpiar los excrementos con agua. Sa'id dijo: "Ese es el modo en que se limpian las mujeres."

36
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-A'ray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Si un perro bebe de tu vasija, lávala siete veces."

37
Yahya me relató de Malik, que él había oído que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Intentad ser rectos, aunque no lo conseguiréis. Actuad, y la mejor de vuestras acciones es la oración. Y solo un mumin es constante en su wudu."

2.7 Pasarse las manos mojadas por la cabeza y por las orejas

38
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar utilizaba dos dedos para llevarse agua a las orejas.

39
Yahya me relató de Malik que él había oído que Tabir ibn Abdullah al-Ansari le preguntaron acerca de pasarse las manos mojadas por encima del turbante. El dijo: "No, a no ser que ya hayas pasado las manos mojadas por el pelo."

40
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, que Abu Urwa ibn az-Zubayr solía quitarse el turbante y pasarse las manos mojadas por la cabeza.

41
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que él vió a Safiyya bint Abi Ubayd, la esposa de Abdullah ibn Umar, quitarse el pañuelo de la cabeza y pasarse las manos con agua por la cabeza. Nafi era un niño en aquel tiempo.
A Malik le preguntaron acerca de un hombre que había hecho wudu pero había olvidado pasarse las manos mojadas por la cabeza, hasta que el agua es había secado. El dijo: "Considero que debe pasar las manos mojadas por la cabeza y después repetir la oración, si ya la ha hecho."

2.8 Pasarse las manos mojadas por encima de los calcetines de cuero

42
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Abbad ibn Ziyad, un descendiente de al-Mugira ibn Shu'ba, de su padre, de al-Mugira ibn Shu'ba, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, fue a hacer sus necesidades durante la expedición de Tabuk. Mugira dijo: "Yo fui con él, llevando agua. Después el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, regresó y yo le derramaba el agua. Se lavó las manos y, después, intentó sacarlas de las mangas de su túnica, pero no consiguió hacerlo, debido a su estrechez. De modo que las sacó por debajo de su túnica. Entonces se lavó los brazos, se pasó las manos mojadas por la cabeza, y las pasó también por encima de los calcetines de cuero. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, regresó y Abd ar-Rahman ibn Awf estaba dirigiendo a la gente en la oración, y ya había terminado con ellos un rak'a. Entonces el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, rezó con ellos el rak'a restante, lo cual les inquietó a todos. Cuando el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, terminó, dijo: "Habéis actuado correctamente."

43
Yahya me relató de Malik que Nafi y Abdullah ibn Dinar le dijeron que Abdullah ibn Umar llegó a Kufa y fue a Sa'd ibn Abi Waqqas, que era el Amir de Kufa en aquel tiempo. Abdullah ibn Umar le vio pasarse las manos mojadas por encima de los calcetines y no le guató. De modo que Sa'id le dijo: "Pregúntale a tu padre cuando regreses." Abdullah regresó pero se olvidó de preguntar a Umar acerca del asunto hasta que Sa'd llegó y dijo: "¿Le has preguntado a tu padre!" y él dijo: "No."
Abdullah entonces le preguntó a Umar, y Umar respondió: "Si tus pies estan ritualmente puros cuando los metes en los calcetines de cuero, entonces puedes pasar las manos mojadas por encima de los calcetines." Abdullah dijo: "¿También en el caso de acebemos de venir de hacer nosotros necesidades?" Umar dijo: "Sí, incluso cuando acabas de venir de hacer tus necesidades."

44
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar orinó en el mercado y después hizo wudu, lavándose la cara y las manos y pasándose las manos mojadas por la cabeza. Después, nada más entrar a la mezquita, le llamaron para que rezara por una persona muerta, de modo que se pasó las manos mojadas por los calcetines de cuero y rezó.

45
Yahya me relató de Malik, que Sa'id ibn Abd ar-Rahman ibn Ruqash dijo:
"Yo vi a Anas ibn Malik llegar, agacharse y orinar. Después le trajeron agua e hizo wudu. Se lavó la cara, después los brazos hasta los codos, después se pasó las manos mojadas por la cabeza y se pasó las manos mojadas por encima de los calcetines de cuero. Después vino a la mezquita y rezó."
Yahya dijo que a Malik le preguntaron si un hombre que había hecho wudu para la oración y después se había puesto los calcetines de cuero, después había orinado y se los había quítado y se kos había vuelto a poner, debía de hacer el wudu de nuevo.
Malik respondió: "Debe quitarse los calcetines de cuero y lavarse los pies. Solamente alguien que se pone los calcetines de cuero, cuando sus pies (ya) están purificados ritualmente por el wudu, puede pasarse las manos mojadas por encima de ellos. Alguien que se ha puesto los calcetines de cuero cuando sus pies no estaban purificados ritualmente por el wudu, no debe pasarse las manos mojadas por encima de ellos." Yahya dijo que a Malik le preguntaron acerca de un hombre que había hecho wudu con los calcetines de cuero puestos y se había olvidado de pasarse las manos mojadas por encima de ellos hasta que el agua se había secado y había rezado, y él dijo: "Debe pasarse las manos mojadas por encima de los calcetines y repetir la oración, pero no repetir el wudu." A Malik le preguntaron acerca de un hombre que se había lavado los pies y se había puesto los calcetines de cuero y después había empezado a hacer wudu, y él dijo: "Debe quitarse los calcetines y hacer wudu y lavarse los pies."

2.9 Cómo pasarse las manos mojadas por encima de los calcetines de cuero

46
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, que él vio a su padre pasarse las manos mojadas por encima de los calcetines de cuero. El dijo: "Cuando pasaba las manos mojadas por encima de sus calcetines, nunca hacia más que pasarlas por la parte de arriba y no las pasaba por debajo."

47
Yahya me relató que Malik le había preguntado a Ibn Shihab cómo pasar las manos mojadas por encima de los calcetines de cuero. Ibn Shihab había puesto una mano por debajo del calcetín y la otra mano por encima y entonces las pasó por el calcetín.
Yahya dijo que Malik dijo: "De todo cuanto yo he oído acerca del asunto, prefiero lo que Ibn Shihab dijo."

2.10 Hemorragias nasales

48
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar se marchaba y hacía wudu, si tenía una hemorragia nasal, y después regresaba y completaba su oración, sin decir nada.

49
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Abbas solía tener hemorragias nasales y se marchaba a limpiarse la sangre. Después regresaba y completaba su oración.

50
Yahya me relató de Malik, de Yazid ibn Abdullah Qusayt al-Layzi que el vio como Sa'id ibn al-Musayyab sangraba por la nariz cuando hacía la oración. Salió a la habitación de Umm Salama, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, y le trajeron agua e hizo wudu. Entonces regresó y completó su oración.

2.11 Qué hacer cuando se produce una hemorragia nasal

51
Yahya me relató que Abd ar-Rahman ibn Harmala al-Aslami dijo: "Yo vi a Sa'id ibn al-Musayyab sangrando por la nariz, y la sangre le salía de tal modo que tenía todos los dedos rojos por la sangre que salía de su nariz, y rezó sin hacer wudu."

52
Yahya me relató de Malik, de Abd ar-Rahman ibn al-Muyabbar que el vio a Salim ibn Abdullah con sangre manando de su nariz de tal modo que sus dedos estaban completamente teñidos de rojo. Entonces la limpió y rezó sin hacer wudu.

2.12 Qué hacer cuando se produce una hemorragia debida a una herida o por la nariz

53
Yahya me relató de Hisham ibn Urwa de su padre que al-Miswar ibn Majrama le dijo que él había visitado a Umar ibn al-Jattab la noche que fue apuñalado, y le despertó para la oración de Subh, y Umar había dicho:
"Sí. Quien deje de hacer la oración no obtendrá nada de Islam," e hizo la oración con sangre manándole de la herida.

54
Yahya me relató de Yahya ibn Sa'id ibn al-Musayyab le preguntaron: "¿Qué dices de alguien que sufre de una hemorragia nasal que no para?" Malik dijo que Yahya ibn Sa'id dijo que Sa'id ibn al-Musayyab dijo: "Digo que debe hacer una señal con la cabeza." (es decir, en lugar de hacer sayda o ruku).
Yahya dijo que Malik dijo: "Esto es lo que yo prefiero de cuanto he oído acerca del asunto."

2.13 Wudu a causa de fluído prostático

55
Yahya me relató de Malik de Abu'n Nadr, mawla de Abdullah ibn Ubaydullah, de Sulayman ibn Yasar de al-Miqdad ibn al-Aswad, que Ali ibn Abi Talib le dijo que le preguntara al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, qué debe hacer un hombre cuando, estando cerca de su esposa, había tenido una emisión de fluído prostático. Ali explicó que la hija del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, vivía con él en aquel tiempo y él se sentía demasiado vergonzoso para preguntar por sí mismo. Al-Miqdad dijo: "Yo le pregunté al Me nsajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, acerca de esto y él dijo: "Cuando te ocurra esto lávate los genitales con agua y haz wudu como para la oración."

56
Yahya me relató de Zayd ibn Aslam de su padre que Umar ibn al-Jattab dijo: "Yo encuentro que a veces manan de mi como unas gotitas. Cuando os ocurra esto, lavaos el pene y haced wudu como para la oración."

57
Yahya me relató de Malik de Zayd ibn Aslam de su padre que Yundub, mawla de Abdullah ibn Ayyash dijo: "Yo le pregunté a Abdullah ibn Umar acerca del fluído prostático y él dijo: "Cuando te ocurra esto, lávate los genitales y haz wudu como para la oración."

2.14 Consentimiento para no hacer wudu por causa del fluído prostático

58
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id que él estaba oyendo a Sa'id ibn al-Musayyab y un hombre le hizo esta pregunta: "Si descubro un líquido cuando estoy haciendo a la oración, ¿debo abandonarla?" Sa'id ibn al-Musayyab le dijo: "Aún cuando corriera por mi pierna yo no abandonaría la oración hasta no haberla terminado."

59
Yahya me relató de Malik que as-Salt ibn Zuyayd dijo: "Le pregunté a Sulayman ibn Yasar acerca de un líquido que descubrí. El me dijo: "Lava lo que hay debajo de tus ropas con agua y olvídate de ello."

2.15 Wudu a causa de tocar los genitales

60
Yahya me relató de Malik que Abdullah ibn Abi Bakr ibn Muhammad ibn Amr ibn Hazim oyó a Urwa ibn az-Zubayr decir: "Yo fui a ver a Marwan ibn al-Hakam y hablamos acerca a las cosas por las que tienes que hacer wudu , y Marwan dijo: "Tienes que hacer wudu si te tocas el pene." Urwa dijo:
"No lo sabía." Marwan ibn al-Hakam dijo que Busra bint Safwan le había oído el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y conceda paz, decir:
"Si alguno de vosotros se toca el pene, debe hacer wudu."

61
Yahya me relató de Malik de Isma'il ibn Muhammad ibn Sa'd ibn Abi Waqqas que Mus'ab ibn Sa'd ibn Abi Waqqas dijo: "Estaba sujetándole a Sa'd ibn Abi Waqqas el Libro y me froté. Sa'd dijo: "¿Te has tocado el pene?" Yo respondí: "Sí", y él dijo "Levántaté y haz wudu." De modo que me levanté, hice wudu y después regresé."

62
Yahya me relató de Malik de Nafi que Abdullah ibn Umar solía decir: "Si te tocas el pene tienes que hacer wudu."

63
Yahya me relató de Malik de Hisham ibn Urwa, que su padre solía decir:
"Si alguno de vosotros se toca el pene tiene que hacer wudu."

64
Yahya me relató de Malik de ibn Shihab que Salim ibn Abdullah dijo: Yo ví a mi padre, Abdullah ibn Umar, hacer gusl y después hacer wudu. Le dije: "Padre, ¿no te basta con el gusl?" El dijo: "Por supuesto, pero a veces me toco el pene, y entonces hago wudu."

65
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Salim ibn Abdullah dijo: Yo iba con Abdullah ibn Umar en un viaje y después de que el sol había salido le ví hacer wudu y después rezar. Entonces yo le dije: "Esta no es una oración que hagas normalmente." El dijo: "Después de haber hecho wudu para la oración de Subh, me toqué los genitales. Después me olvidé de hacer wudu. Por tanto volví a hacer wudu y repetí la oración."

2.16 Wudu a causa de haber besado un hombre a su esposa

66
Yahya me relató de Malik de ibn Shihab de Salim ibn Abdullah, que su padre, Abdullah ibn Umar, solía decir: "El que un hombre besa a su esposa y la acaricie con sus manos es parte de la relación sexual. Alguien que besa a su esposa o la estrecha con su mano debe hacer wudu."

67
Yahya me relató de Malik que él había oído que Abdullah ibn Mas'ud solía decir: "El wudu se hace necesario si un hombre besa a su esposa."

68
Yahya me relató de Malik que Ibn Shihab solía decir: "El wudu se hace necesario si un hombre besa a su esposa."
Nafi dijo que Malik dijo: "Esto es lo que a mí me satisface más de cuanto he oído."

2.17 Cómo hacer gusl por una impureza ritual mayor

69
Yahya me relató de Malik de Hisham ibn Urwa, de su padre, de A'isha, umm al-muminin, que siempre que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, hacía gusl por una impureza ritual mayor, empezaba por lavarse las manos, y después hacía wudu como para la oración. Después metía los dedos en el agua y se frotaba las rices del cabello con ellos. Después vertía sobre su cabeza tanta agua como sus dos manos podían contener, tres veces, y sobre toda la superficie de su piel.

70
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Urwa ibn az-Zubayr, de A'isha, umm al-muminin, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía hacer gusl por impureza ritual mayor con el agua de un recipiente que contenía un faraq.

71
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que cuando Abdullah ibn Umar solía hacer gusl por impureza ritual mayor empezaba por verter agua en su mano derecha y lavarla. Después, en orden, se lavaba los genitales, se enjuagaba la boca, absorbía agua por la nariz y la expulsaba, se lavaba la cara y se salpicaba los ojos con agua. A continuación se lavaba el brazo derecho y después el izquierdo, y después de esto se lavaba la cabeza. Terminaba con un lavado completo y derramando agua por encima de todo el cuerpo.

72
Yahya me relató de Malik que él había oído que a A'isha le preguntaron acerca de cómo debía hacer una mujer gusl por impureza ritual mayor. Ella dijo: "Debe echarse agua por encima de la cabeza con ambas manos tres veces y frotarse las raíces del cabello con las manos."

2.18 Obligación de hacer gusl cuando las dos partes circumcisas se encuentran

73
Yahya me relató de Malik de Ibn Shihab, de Sa'id ibn al-Musayyab, que Umar ibn al-Jattab y Uzman ibn Affan y A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, solían decir: "Cuando la parte circumcisa toca a la parte circumcisa, el gusl se hace obligatorio."

74
Yahya me relató de Malik de Abu'n Nadr, mawla de Umar ibn Abdullah que Abu Salama ibn Abd ar-Rahman ibn Awf relató que él le había preguntado a A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, qué cosas hacían obligatorio el gusl. Ella dijo: "¿Sabes a qué te pareces, Abu Salama? Te pareces a un polluelo cuando oye cacarear a los gallos y entonces cacarea con ellos. Cuando la parte circumcisa penetra la parte circumcisa, el gusl se hace obligatorio."

75
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, de Sa'id ibn al-Musayyab, que Abu Musa al-Ash'ari fue a A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, y le dijo: "El desacuerdo entre los compañeros acerca de un asunto que detesto traer ante tí me tiene angustiado." Ella dijo: "¿De qué se trata? No le has preguntado a tu madre acerca de ello, de modo que preguntame a mí." El dijo: "Un hombre penetra a su esposa, pero pierde el interés y no eyacula." Ella dijo:
"Cuando la parte circumcisa penetra la parte circumcisa el gusl es obligatorio." Abu Musa añadió: "Nunca le preguntaré a nadie acerca de esto después de tí."

76
Yahya me relató de Malik de Yahya ibn Sa'id, de Abdullah ibn Ka'b, el mawla de Uzman ibn Affan, que Mahmud ibn Labid al-Ansari le preguntó a Zayd ibn Zabit acerca de un hombre que penetraba a su esposa pero perdía el interés y no eyaculaba. Zayd ibn Zabit dijo: "Debe hacer gusl." Mahmud le dijo: "Ubayy ibn Ka'b no solía pensar que el gusl fuera necesario," pero Zayd ibn Zabit dijo: "Ubayy Ka'b cambió de opinión antes de morir."

77
Yahya me relató de Malik de Nafi que Abdullah ibn Umar solía decir:
"Cuando la parte circumcisa penetra la parte circumcisa, el gusl es obligatorio."

2.19 Wudu de una persona en estado de impureza ritual mayor (Yanaba)

78
Yahya me relató de Malik, de Abdullah ibn Dinar, que Abdullah ibn Umar relató que Umar ibn al-Jattab le mencionó al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, que a veces entraba en estado de yanaba durante la noche. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, le dijo: "Haz wudu y lávate el pene, y después duerme."

79
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre , que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía decir: "Si tienes relacción sexual con tu esposa, y después deseas irte a dormir antes de hacer gusl, no te vayas a dormir hasta que hayas hecho wudu como para la oración."

80
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar, si quería dormir o comer estando yunub, se lavaba la cara, y los brazos hasta los codos, y se pasaba las manos mojadas por la cabeza. Después comía o dormía.

2.20 La repetición de la oración por una persona en estado de impureza ritual mayor, su hacer gusl cuando reza sin recordarlo, y su lavarse sus ropas

81
Yahya me relató de Malik, de Isma'il ibn Abi Hakim, que Ata ibn Yasar le dijo que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo el takbir en una de las oraciones, y después les indició con la mano que se que daran en el sitio. Se marchó y después regresó con vestigios de agua sobre su piel.

82
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, que Zuyayd ibn as-Salt dijo: "Yo fui con Umar ibn al-Jattab a Yuruf cuando él, al mirar para abajo, se dio cuenta de que había tenido una eyaculación mientras dormía y había rezado sin hacer gusl. Exclamó: "Por Allah, he tenido una emisión de semen mientras dormía y sin saberlo he rezado y no he hecho gusl." Entonces hizo gusl y lavó lo que pudo ver en su túnica, y salpicó con agua lo que no pudo ver. Después dio el Adhan, o el Iqama, y rezó a la mitad de la mañana."

83
Yahya me relató de Malik, de Isma'il ibn Abi Hakim, de Sulayman ibn Yasar, que Umar ibn al-Jattab salió por la mañana temprano hacía su finca de al-Yuruf y encontró semen en su ropa. Dijo: "He sido probado con poluciones nocturnas desde que se me ha encomendado gobernar a la gente." A continuación hizo gusl, lavo su ropa de lo que pudo ver de semen, y después rezó cuando el sol ya había salido.

84
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, de Sulayman ibn Yasar, que Umar ibn al-Jattab dirigió a la gente en la oración de Subh y después se fue a su finca de Yuruf, y encontró semen en su ropa. Dijo: "Desde que comemos carne sustanciosa nuestras venas se han hinchado." A continuación hizo gusl, lavó el semen de su ropa, y repitió la oración.

85
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, de Yahya ibn Abd ar-Rahman ibn Hatib, que él salió para hacer Umra con Umar ibn al-Jattab, en una expedición de jinetes, entre los que se encontraba Amr ibn al-As. Umar ibn al-Jattab desmontó para descansar, cuando la noche estaba avanzada, en cierto camino cerca de cierto oasis. Umar tuvo una emisión de semen mientras dormía, cuando el amanecer estaba muy próximo, y ninguno de la expedición llevaba agua. Cabalgó hasta donde había algo de agua, y empezó a lavar el semen que pudo ver hasta que desapareció. Amr ibn al-As le dijo: "Es temprano, y llevamos ropas, por tanto permite que tú túnica se lave." Umar ibn al-Jattab le dijo: "¡Me sorprendes, Amr ibn al-As! Aunque tú puedas encontrar ropas, ¿será capaz todo el mundo de encontrarlas? Por Allah, si lo hiciera se convertiría en una sunna. No, lavo lo que veo, y salpico con agua lo que no veo." Malik habló acerca de un hombre que encontró en sus ropas vestigios de haber tenido una eyaculación, mientras dormía y no sabía cuando había ocurrido, y no recordaba haber visto nada en su sueño. El dijo: "Que la intención de su gusl sea desde la última vez que durmió, y si ha hecho alguna oración desde ese último sueño, debe repetirla. Esto es porque a menudo un hombre tiene una emisión de semen mientras duerme sin ver nada, y a menudo ve algo en su sueño y no tiene emisión. Pero, si encuentra líquido en su túnica, debe hacer gusl. Esto es porque Umar ibn al-Jattab repitió lo que había rezado después de la última vez que había rezado y no lo que había rezado antes."

2.21 El gusl de una mujer, cuando experimenta en su sueño lo mismo que un hombre

86
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Urwa ibn az-Zubayr, que Umm Sulayman le dijo al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz: "¿Debe hacer gusl una mujer, cuando experimenta en su sueño lo mismo que un hombre?" El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, le dijo: "Sí, debe hacer gusl." A'isha le dijo a ella:
"¡Que vergüenza! ¿Acaso ve eso una mujer?" (es decir, un líquido). El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, le dijo:
"¡Que tu mano derecha se te llena de polvo! ¿De dónde viene el parecido en la familia?"

87
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, de Zaynab bint Abi Salama, que Umm Salama, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Umm Salama, la esposa de Abu Talha al-Ansari, vino al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y dijo: "¡Mensajero de Allah! Allah no se avergüenza de la verdad, ¿tiene que hacer gusl una mujer si tiene un sueño erótico?" El dijo: "Sí, si ve algo de líquido."

2.22 Gusl por impureza ritual mayor

88
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía decir:
"No hay inconveniente en hacer gusl con agua que ha sido utilizada por tu esposa, siempre que ella no está menstruando o en estado de impureza mayor (Yunub)."

89
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que las esclavas de Abdullah ibn Umar solía sudar en una túnica, estando yunub, y después rezar con ella puesta.

90
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que las esclavas de Abdullah ibn Umar solían lavarle los pies y traerle una estera de hojas de palma cuando estaban menstruando.
A Malik le preguntaron si un hombre que tenía mujeres y esclavas podía tener relaciones con ellas antes de hacer gusl. El dijo: No hay mal en que un hombre tenga relaciones sexuales con dos de sus esclavas antes de hacer gusl. Sin embargo, es indeseable ir a una mujer libre en el día de otra. No hay mal en hacer el amor primero con una esclava y después con otra, cuando uno esta yunub."
A Malik le preguntaron acerca de un hombre que estaba yunub y se le proporcionaba agua para que hiciera gusl con ella. Después, por olvido, metía el dedo en ella para averiguar si estaba caliente o fría. Malik dijo: "Si sus dedos no están manchados con suciedad, no considero que eso haga el agua impura."

2.23 Tayammum

91
Yahya me relató de Malik, de Abd ar-Rahman ibn al-Qasim, de su padre, que A'isha, umm al-muminin, dijo: "Salimos con el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, en un viaje y, cuando llegamos a Bayda, o a Dhat al-Yaysh, un collar mío se rompió. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, paró para buscarlo, y la gente paró con él. No había agua en los alrededores y no llevaban nada de agua, de modo que fueron a Abu Bakr as-Siddiq y dijeron: "¿No ves lo que A'isha ha hecho? Ha hecho parar al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y al resto de la gente, cuando no hay agua en los alrededores y ellos no llevan ninguna."
A'isha continuó: "Abu Bakr vino y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, se había quedado dormido con su cabeza sobre mi muslo. Abu Bakr dijo: "Has obligado al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y al resto de la gente a parar cuando no hay agua en los alrededores y ellos no llevan ninguna." A'isha continuó: Abu Bakr me reprendió y dijo lo que Allah quiso que dijera, y empezó a golpearme en la cintura. La única cosa que me impedía moverme era que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, tenía apoyada la cabeza en mi muslo. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, durmió hasta la mañana, y seguían sin agua. Allah, el Bendito, el Exaltado, hizo descender el ayat del tayammum, y entonces hicieron tayammum. Usayd ibn Hudayr dijo: "Esta no es la primera baraka que viene de vosotros, oh familia de Abu Bakr." A'isha añadió: "Después levantamos el camello encima del cual yo estaba, y encontramos el collar debajo de él."
A Malik le preguntaron si un hombre que hacía tayammum para una oración debía hacer tayammum cuando llegaba el tiempo de la siguiente oración, o si el primer tayammum era suficiente. El dijo: "No, debe hacer tayammum para cada oración, porque para cada oración tiene que buscar agua. Si la busca y no la encuentra, entonces hace tayammum." A Malik le preguntaron si un hombre que hacía tayammum dirigir a otros en la oración, estando ellos en wudu. El dijo: "Prefiero que otro les dirija. No obstante, no veo mal que les dirija en la oración." Yahya dijo que Malik dijo que un hombre que hacía tayammum porque no podía encontrar agua, después se ponía de pie, decía el takbir y entraba en la oración, y entonces alguien venía con agua, no tenía que parar su oración sino completarla con tayammum y hacer wudu para oraciones futuras.
Yahya dijo que Malik dijo: "Quien se levanta para la oración y no encuentra agua, y entonces hace lo que Allah le ha ordenado hacer del tayammum, ha obedecido a Allah. Alguien que encuentra agua no es más puro que él, ni más perfecta su oración, porque a ambos se les ha ordenado y ambos han hecho lo que Allah ha ordenado. Lo que Allah ha ordenado por lo que respecta al wudu, es para aquél que encuentra agua, y el tayammum es para aquél que no encuentra agua antes de entrar en la oración."
Malik dijo que un hombre que está en estado de impureza ritual mayor podía hacer tayammum y recitar su porción del Qur'an y hacer oraciones voluntarias siempre y cuando no encontrara agua. Esto se refería solamente a las circumstancias en las que era permisible rezar con tayammum.

2.24 Cómo hacer Tayammum

92
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar y él se acercaban a Yuruf. Cuando llegaron a Mirbad, Abdullah se bajó e hizo tayammum con tierra buena. Se pasó las manos por la cara, y por los brazos hasta los codos, y después rezó.

93
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía hacer tayammum hasta los codos.
A Malik le preguntaron acerca de cómo se hacía el tayammum y qué partes había que cubrir, y él dijo: "Golpea el suelo una vez para la cara y otra vez para los brazos, y pásate las manos por ellos hasta los codos."

2.25 Tayammum de alguien que está en estado de impureza ritual mayor

94
Yahya me relató de Malik de Abd ar-Rahman ibn Harmala que un hombre le preguntó a Sa'id ibn al-Musayyab acerca de lo que un hombre que estaba yunub y había hecho tayammum debía hacer cuando encontraba agua. Sa'id dijo: "Cuando encuentre agua debe hacer gusl para lo que viene después."
Malik dijo acerca de alguien que había tenido una polución nocturna, durante un viaje y disponía tan solo del agua suficiente para hacer wudu , y no estaba sediento, de modo que no la necesitaba para beber, "Que se lave los genitales, y aquello sobre lo que haya caído el semen, con el agua y después que haga tayammum con tierra buena, como Allah lo ha ordenado."
A Malik le preguntaron si un hombre que estaba yunub y quería hacer tayammum, pero solo encontraba tierra salada, podía hacer tayammum con esa tierra, y si era reprobable rezar sobre tierra salada. El dijo: "No hay mal en rezar sobre tierra salada o en usarla para hacer tayammum, porque Allah, el Bendito, el Exaltado, ha dicho: "...y haced tayammum con tierra buena." Uno se purifica por medio del tayammum con todo lo que sea tierra, ya sea salada o no."

2.26 Lo que le está permitido a un hombre de su esposa cuando está menstruando

95
Yahya me relató de Malik de Zayd ibn Aslam, que un hombre interrogó al
Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, diciendo:
"¿Qué me está permitido de mi esposa cuando ella está menstruando?" El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Que se envuelva la cintura con una tela apretada, y entonces lo que está por encima es asunto tuyo."

96
Yahya me relató de Malik, de Rabi'a ibn Abi Abd ar-Rahman que en una ocasión A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, estaba durmiendo con el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, vestida con una sola prenda cuando de repente saltó bruscamente. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, le dijo: "¿Qué te sucede? ¿Estás perdiendo sangre?", queriendo decir con ella menstruando. Ella dijo: "Sí." El dijo: "Enróllate tu faja en la cintura, y vuelve al lugar donde estabas durmiendo."

97
Yahya me relató de Malik, de Nafi que Abdullah ibn Umar hizo llegar a A'isha una pregunta, diciéndole: "¿Puede un hombre acariciar a su esposa cuando ella está menstruando?" Ella respondió: "Que se enrolle su faja alrededor de su parte baja y después él puede acariciarla si quiere."

98
Yahya me relató de Malik que él había oído que a Salim ibn Abdullah y a Sulayman ibn Yasar les preguntaron si el esposo de una mujer menstruante podía tener relación sexual con ella, cuando ella veía que estaba pura, pero antes de darse un gusl. Dijeron: "No, hasta que se haya dadoun gusl ."

2.27 La purificación de una mujer menstruando

99
Yahya me relató de Malik, de Alqama ibn Abi Alqama que su madre, la mawla de A'isha, umm al-muminin, dijo: "Las mujeres solían en viarle cajitas a A'isha, umm al-muminin, con un trozo de tela de algodón en cada una, en la cual había una mancha amarillanta de sangre menstrual, preguntándole acerca de la oración. Ella les decía: "No os precipitéis hasta que veáis una descarga blanca." Con esto quería decir estar pura de la menstruación.

100
Yahya me relató de Malik, de Abdullah ibn Abi Bakr, de su tía paterna, de la hija de Zayd ibn Zabit, que ella había oído que las mujeres solían pedir lámparas en medio de la noche para comprobar su estado de pureza. Ella se lo criticaba diciendo: "Las mujeres no solían hacer esto nunca," es decir, en el tiempo de los compañeros.

101
A Malik le preguntaron si una mujer que había terminado su período podía hacer tayammum para purificarse cuando no encontraba agua, y él dijo:
"Sí, porque ella es como uno que está en estado de impureza ritual mayor, y que, si no encuentra agua, hace tayammum."

2.28 La menstruación en general

102
Yahya me relató de Malik que él había oído que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo que cuando una mujer embarazada notaba una hemorragia dejaba de hacer la oración.

103
Yahya me relató de Malik que él le preguntó a Ibn Shihab acerca de una mujer embarazada que apreciaba una hemorragia. Ibn Shihab respondió: "Se abstiene de hacer la oración."
Yahya dijo que Malik dijo: "Esto es lo que se hace en nuestra comunidad."

104
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Yo solía peinar la cabeza del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, cuando me encontraba menstruando."

105
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, de Fatima bint al-Mundhir ibn az-Zubayr, que Asma bint Abu Bakr as-Siddiq dijo:
"Una mujer interrogó al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, diciendo: "Si nuestros vestidos se manchan de sangre menstrual, ¿cómo crees que debemos actuar?" El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Si la sangre menstrual mancha vuestros vestidos debéis lavarlos y salpicarlos con agua antes de rezar con ellos."

2.29 Hemorragia que asemeja a la menstruación

106
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo que Fatima bint Abu Hubaysh dijo: "Mensajero de Allah, nunca quedo pura, ¿puedo hacer la oración?" El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Eso es una vena, no menstruación. Por tanto, cuando te venga el período, deja la oración, cuando su dominio haya pasado, lávate la sangre y reza."

107
Yahya me relató de Malik, de Nafi, de Sulayman ibn Yasar, de Umm Salama, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, que cierta mujer, en el tiempo del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía sangrar profusamente. Umm Salama le consultó al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, de parte de esta mujer, y él dijo: "Debe calcular el número de noches y de días que ella solía menstruar cada mes, antes de que esto empezara a suceder, y debe abandonar la oración durante ese período del mes. Cuando lo haya completado, debe hacer gusl, ceñir sus partes privadas con una tela, y después rezar."

108
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, de Zaynab bint Abu Salama, que ella vió a Zaynab bint Yahsh, la esposa de Abd ar-Rahman ibn Awf, y ella solía sangrar como si tuviera la menstruación. Ella hacía gusl y rezaba.

109
Yahya me relató de Malik, de Sumayy, el mawla de Abu Bakr ibn Abd ar-Rahman, que al-Qa'qa ibn Hakim y Zayd ibn Aslam le enviaron a Sa'id ibn al-Musayyab para preguntarle cómo debía hacer gusl una mujer que sangraba como si tuviera la menstruación. Sa'id dijo: "Hace un gusl que cubre desde el final de un período hasta el final del siguiente, y hace wudu para cada oración, y si la hemorragia es abundante debe vendarse sus partes privadas."

110
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, que su padre dijo: "Una mujer que sangra como si tuviera la menstruación solo tiene que hacer un gusl, y después de éste hace wudu para cada oración." Yahya dijo que Malik dijo: "El punto de vista entre nosotros es que, cuando una mujer que sangra como si tuviera la menstruación, empieza a hacer la oración de nuevo, su marido puede tener relación sexual con ella. De igual modo, si una mujer que ha dado a luz observa sangre de después de haber superado el límite maximo de tiempo en que la hemorragia limita a las mujeres, su marido puede tener relación sexual con ella, y ella se encuentra en la misma situación que una mujer que sangra como si tuviera la menstruación."
Yahya dijo que Malik dijo: "La postura entre nosotros con respecto a una mujer que sangra como si tuviera la menstruación se encuentra en el hadiz de Hisham ibn Urwa de su padre, y esto es lo que yo prefiero de cuanto he oído sobre el asunto."

2.30 La orina de un niño pequeño

111
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Le trajeron un niño pequeño al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y él niño se orinó encima de él. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, pidió un poco de agua y restregó con ella la orina."
112
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Abaydullah ibn Abdullah ibn Utba ibn Mas'ud, de Umm Qays ibn Mihsan, que ella le llevó al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, un hijo pequeño suyo que aún no comía alimentos (sólidos), y él lo sentó en sus brazos y el niño se le orinó en su ropa. Entonces el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, pidió un poco de agua y la salpicó por encima de la ropa, pero no la lavó.

2.31 Orinar de pie o de otro modo

113
Yahya me relató de Malik que Yahya ibn Sa'id dijo: "Un beduino entró en la mezquita y descubrió sus partes privadas para orinar. La gente le gritó y empezaron a levantar la voz, pero el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Dejadle." Entonces le dejaron y él orinó. Entonces el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, ordenó que se trajera un cubo de agua y se virtió sobre ese lugar."
114
Yahya me relató de Malik, que Abdullah ibn Dinar dijo: "Yo vi a Abdullah ibn Umar orinar estando de pie."
Yahya dijo que a Malik le preguntaron si se había transmitido algún hadiz acerca de lavarse la orina y las heces de las partes privadas, y él dijo: "He oído que algunos de los que ya han desaparecido solían lavarse las heces. A mí me gusta lavar la orina de mis partes privadas."

2.32 El palo de los dientes (Siwak)

115
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Ibn as-Sabbaq, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo en un Yumu'a: "¡Musulmanes! Allah ha hecho que este día sea una fiesta (Id), por tanto haced gusl, y no le perjudicará a quien tenga perfume, ponerse un poco, y debéis usar el palo de los dientes."
116
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-Aray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Si no fuera porque sobrecargaría a mi comunidad, les habría ordenado utilizar el palo de los dientes."
117
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Humayd ibn Abd ar-Rahman ibn Awf, que Abu Hurayra dijo: "Si no fuera porque hubiera sobrecargado a su comunidad él (el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz) les habría ordenado utilizar el palo de los dientes con cada wudu."