Libro IX

EL LIBRO DE ACORTAR LA ORACIÓN


9.1 Unir dos oraciones, en el lugar de residencia habitual y de viaje

9.2 Acortar la oración durante un viaje

9.3 Circunstancias en las cuales la oración tiene que acortarse

9.4 La oración de un viajero cuando no está decidido entre quedarse en un lugar o no

9.5 Hacer la oración completa cuando uno decide permanecer en un lugar

9.6 La oración de un viajero cuando es Imam, o cuando está detrás de un Imam

9.7 Oraciones voluntarias estando de viaje, por el día y por la noche, y rezar montado en un animal

9.8 La oración de Duha

9.9 Observaciones generales acerca de la oración voluntaria de Duha

9.10 Advertencia de no pasar por delante de alguien que está rezando

9.11 Autorización para pasar por delante de alguien que está rezando

9.12 La Sutra de un hombre que esta rezando, durante un viaje

9.13 Quitar piedrecillas en la oración

9.14 Hacer las lineas rectas

9.15 Poner una mano sobre la otra en la oración

9.16 Qunut en la oración de Subh

9.17 Prohibición de que un hombre rece teniendo deseo de hacer sus necesidades

9.18 Esperar a la oración y caminar hacia ella

9.19 Poner las manos planas sobre el suelo, junto a la cara, en la prostración

9.20 Darse la vuelta y dar palmas durante la oración, cuando es necesario

9.21 Qué hacer cuando se entra y el Imam está en Ruku

9.22 La oración por el Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz

9.23 Cómo hacer la oración en general

9.24 La oración en general

9.25 Estimulación por el deseo de la oración en general




9.1 Unir dos oraciones, en el lugar de residencia habitual y de viaje

1
Yahya me relató de Malik, de Da'ud ibn al-Husayn, de al-Aray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, unió Dhuhr y Asr en su viaje a Tabuk.

2
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zubayr al-Makki, de Abu't Tufayl Amir ibn Wazila, que Mu'adh ibn Yabal le dijo que ellos habían salido con el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, en el año de Tabuk, y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, unió Dhuhr con Asr y Magrib con Isha. Mu'adh dijo: "Un día retrasó la oración y después salió y rezó Dhuhr y Asr juntas." Después dijo:
"Mañana llegaréis, insh'llah, al manantial de Tabuk. Pero no llegaréis allí hasta bien entrada la mañana. Nadie que llegue debe tocar el agua hasta que yo llegue." Llegamos al manantial y dos hombres habían llegado allí antes que nosotros y del manantial goteaba un poco de agua. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, les preguntó:
"¿Habéis tocado algo del agua?" dijeron: "Sí." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, les reprendió y les dijo lo que Allahquiso que les dijera. Después recogieron agua con sus manos del manantial, poco a poco, hasta haberla recogido en un recipiente. Entonces el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, se lavó la cara y las manos en ella. Después la volvió a poner en el manantial, y del manantial manó agua abundante y la gente sacó agua de él. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Si vives el tiempo suficiente, Mu'adh, pronto verás este lugar lleno de jardines."

3
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar dijo: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía unir Magrib e Isha cuando tenía que viajar con urgencia."

4
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zubayr al-Makki, de Sa'id ibn Yubayr, que Abdullah ibn Abbas dijo: "El Mensajero de Allah rezaba Dhuhr y Asr juntas y Magrib e Isha juntas, y no por temor ni tampoco a causa de un viaje."
Malik dijo: "Creo que esto era cuando llovía."

5
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía unir la oración junto con los amires, cuando estos unían Magrib e Isha en caso de lluvia.

6
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, que él le había preguntado a Salim ibn Abdullah: "¿Puedes unir Dhuhr y Asr cuando estás de viaje?" El dijo: "Sí, no hay mal en eso. ¿No has visto como reza la gente en Afrafa?"

7
Yahya me relató de Malik que él había oído que Ali ibn Husain solía decir: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, unía Dhuhr y Asr si quería viajar ese mismo día, y unía Magrib e Isha si quería viajar esa misma noche."

9.2 Acortar la oración durante un viaje

8
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de un hombre de la famila de Jalid ibn Asid, que él le dijo a Abdullah ibn Umar: "Abu Abd ar-Rahman, encontramos mencionadas en el Qur'an la oración de temor y la oración cuando estas asentado, pero no encontramos en él mención alguna a la oración de viaje." Ibn Umar dijo: "¡Hijo de mi hermano! Allah, el Poderoso, el Majestuoso, nos envió a Muhammad, que Allah le bendiga y le conceda paz, y nosotros no sabemos nada. Solo hacemos lo que le vimos hacer a él."

9
Yahya me relató de Malik, de Salih ibn Kaysan, de Urwa ibn az-Zubayr, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "La oración fue prescrita de dos rak'as, tanto para el que estaba en su lugar de residencia habitual como para quien estaba de viaje. Después, la oración de viaje se mantuvo así, y se incrementó la oración del que está en su lugar de residencia."

10
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id que él le dijo a Salim ibn Abdullah: "¿Cuando fué la vez que tu viste retrasar a tu padre la oración de Magrib hasta más tarde, estando de viaje?" y Salim respondió:
"Una vez que el sol se había puesto cuando estabamos en Dhat al-Yaysh y la gente rezó Magrib en al-Aqiq."

9.3 Circunstancias en las cuales la oración tiene que acortarse

11
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía acortar la oración en Dhu'l Hulayfa, cuando salía para hacer Hayy o Umra.

12
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Salim ibn Abdullah que su padre cabalgó hasta Rim y acortó la oración durante el viaje. Malik dijo: "Esta era una distancia de aproximadamente cuatro etapas de correo." (unos setenta y siete kilometros).

13
Yahya me relató de Malik, de Nafi, de Salim ibn Abdullah, que Abdullah ibn Umar cabalgó hasta Dhat an-Nusub y acortó la oración durante el viaje.
Malik dijo: "Hay cuatro etapas de correo entre Dhat an-Nusub y Madina."

14
Yahya me relató de Malik, de Nafi, de Ibn Umar, que él solía viajar a Jaybar y acortar la oración.

15
Yahya me relató de Malik, de Nafi, de Ibn Shihab, de Salim ibn Abdullah, que Abdullah ibn Umar solía acortar la oración cuando viajaba durante un día entero.

16
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que él solía viajar un etapa de correo con Ibn Umar, y no acortaba la oración.

17
Yahya me relató de Malik que él había oído que Abdullah ibn Abbas solía acortar la oración cuando viajaba una distancia equivalente a la que hay entre Makka y Ta'if, o la que hay entre Makka y Usfan o entre Makka y Jedda.
Malik dijo: "Esa distancia es de cuatro etapas de correo, y para me esta es la distancia preferible para acortar la oración." Malik dijo: "El que tiene la intención de viajar no acorta la oración hasta que no ha salido de las casas del pueblo. Y no las vuelve a hacer completas hasta que llega a las primeras casas del pueblo, o esta cerca de ellas."

9.4 La oración de un viajero cuando no está decidido entre quedarse en un lugar o no

18
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Salim ibn Abdullah, que Abdullah ibn Umar solía decir: "Yo rezó la oración del viajero cuando estoy indeciso entre quedarme en un sitio o no, incluso si permanezco detenido durante doce noches."

19
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Ibn Umar permaneció en Makka durante diez noches y acortaba la oración, excepto cuando la rezaba detrás de un Imam, en cuyo caso seguía la oración del Imam.

9.5 Hacer la oración completa cuando uno decide permanecer en un lugar

20
Yahya me relató de Malik, de Ata al-Jurasani, que él oyó a Sa'id ibn al-Musayyab decir: "Un viajero que ha decidido permanecer en un lugar durante cuatro noches hace la oración completa." Malik dijo: "Esto es lo que yo prefiero de cuanto he oído."
Cuando a Malik le preguntaron acerca de la oración del prisionero dijo:
"Es igual que la oración de una persona que permanece en un lugar, excepto si está de viaje."

9.6 La oración de un viajero cuando es Imam, o cuando está detrás de un Imam

21
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Salim ibn Abdullah, de su padre, que Umar ibn al-Jattab, cuando iba a Makka, solía dirigirles en la oración y hacer dos rak'as, y después decía: "Gente de Makka, completad la oración porque nosotros somos un grupo de viajeros." Yahya me relató esto mismo de Malik, de Zayd ibn Aslam, de su padre, de Umar ibn al-Jattab.

22
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía rezar cuatro rak'as detrás de un Imam en Mina, y cuando rezaba solo rezaba dos rak'as.

23
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, que Safwan dijo: "Abdullah ibn Umar solía venir a visitar a Abdullah ibn Safwan y rezaba dos rak'as con nosotros, y cuando él se retiraba nosotros nos le vantabamos y completabamos la oración."

9.7 Oraciones voluntarias estando de viaje, por el día y por la noche, y rezar montado en un animal

24
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar nunca solía rezar nada con la oración fard, ni antes de ella ni después, cuando estaba de viaje, excepto en las profundidades de la noche. Rezaba en el suelo o subido en su montura, cualquiera que fuera la dirección a la que mirara.

25
Yahya me relató de Malik, que él había oído que al-Qasim ibn Muhammad y Urwa ibn az-Zubay y Abu Bakr ibn Abd ar-Rahman, solían rezar nawafil cuando viajaban.
Yahya dijo que le preguntaron a Malik acerca de las oraciones voluntarias estando de viaje, y él dijo: "No hay mal en ellas, ni por la noche ni durante el día. Yo he oído que alguna de la gente de conocimiento solía hacer eso."

26
Yahya me relató que Malik dijo: "He oído de Nafi que Abdullah ibn Umar solía ver a su hijo, Ubaydullah ibn Abdullah, haciendo oraciones voluntarias durante un viaje, y él no lo desaprobaba."

27
Yahya me relató de Malik, de Amr ibn Yahya al-Mazini, de Abu'l Hubab Sa'id ibn Yasar, que Abdullah ibn Umar dijo: "Yo vi al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, rezar montado en un asno cuando se dirigía hacia Jaybar."

28
Yahya me relató de Malik, de Abdullah ibn Dinar, de Abdullah ibn Umar, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía rezar sobre su montura cuando viajaba, cualquiera que fuera la dirección hacia la que esta mirara. Abdullah ibn Dinar dijo: "Abdullah ibn Umar también hacia eso."

29
Yahya me relató de Malik que Yahya ibn Sa'id dijo: "Yo vía Anas ibn Malik en un viaje, rezar montado en un asno, dando la cara a una dirección distinta de la Qibla. Hacia el ruku y la sayda con movimiento de la cabeza, sin poner la cara sobre cosa alguna."

9.8 La oración de Duha

30
Yahya me relató de Malik, de Musa ibn Maysara, de Abu Murra, mawla de Aqil ibn Abi Talib, que Umm hani bint Abi Talib le dijo que en el año de la conquista el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, rezó ocho rak'as, cubriendose con una prenda.

31
Yahya me relató de Malik, de Abu'n Nadr, mawla de Umar ibn Ubaydullah, que Abu Murra, mawla de Aqil ibn Abi Talib, le dijo que el había oído a Umm Hani bint Abi Talib decir: "Fui a ver al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, en el año de la conquista, y lo encontré haciendo gusl, mientras que su hija Fatima ponía una cortina delante de él con una prenda. Yo lo dije: "La paz sea contigo", y él dijo: "¿Quien es?" Yo respondí: "Umm Hani bint Abi Talib", y él dijo:
"Bienvenida, Umm Hani." Cuando terminó su gusl se puso en pie y rezó ocho rak'as, cubriendose con na prenda, y después se acercó. Yo dije:
"Mensajero de Allah, el hijo de mi madre, Ali, dice que esta decidido a matar a fulano, hijo de Hubayra, un hombre al que yo he puesto bajo mi protección." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Nosotros damos protección a quienquiera que tu hayas dado protección, Umm Hani."
Umm Hani relató que este incidente había ocurrido durante la mañana.

32
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Urwa ibn az-Zubayr, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Nunca vi, ni una sola vez, al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, rezar la oración voluntaria de Duha, pero sin embargo yo la hago. A veces el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, se abstenía de una práctica que amada hacer, por temor a que la gente hiciera lo mismo y se convirtiera en fard para ellos."

33
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, de A'isha, que ella solía rezar Duha con ocho rak'as, y decía: "Nunca los dejaría de hacer aunque les devolvieran la vida a mis padres."

9.9 Observaciones generales acerca de la oración voluntaria de Duha

34
Yahya me relató de Malik, de Ishaq ibn Abdullah ibn Abi Talha, de Anas ibn Malik, que su abuela, Mulayka, invitó al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, ofreciendolé comida y él comió un poco de ella. Después el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Levantaos y os dirigiré en la oración." Anas dijo: "Yo me puse de pie y cogí una estera tejida que teníamos, que se había vuelto negra de usarla durante mucho tiempo, y le salpiqué con agua, y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, se puso de pie sobre ella. El huerfano y yo nos pusimos en línea detrás de él, y la anciana detrás de nosotros. El rezó dos rak'as con nosotros y después se fué."

35
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, que Ubaydullah ibn Abdullah ibn Utba dijo: "Visité a Umar ibn al-Jattab poco antes del medidío y lo encontré rezando una oración voluntaria. De modo que me puse de pie detrás de él, pero él tió de mí acercandome hasta ponerme junto a él, a su lado derecho. Después vino yarfa y yo retrocedí y formamos una línea detrás de él."

9.10 Advertencia de no pasar por delante de alguien que está rezando

36
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, de Abd ar-Rahman ibn Abi Sa 'id al-Judri, de su padre, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "No dejéis que nadie pase por delante de vosotros cuando estaís rezanod. Repeledle tanto como podais y, si se resiste, luchad contra él, pues no es más que un shaytan."

37
Yahya me relató de Malik, de Abu'n Nadr, mawla de Umar ibn Ubaydullah, de Busr ibn Sa'id, que Zayd ibn Jalid al-Yuhani le envió a Abu Yuhaym para preguntarle qué había oído él al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, acerca de pasar por delante de alguien que está rezando. Abu Yuhaym dijo: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Si el que pasa por delante de un hombre que está rezando supiera las consecuencias que recaen sobre él, preferiría quedarse parado durante cuarenta antes de pasar por delante de él."
Abu'n Nadr dijo: "No sé si dijo cuarenta días o meses o años."

38
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, de Ata ibn Yasar, que Ka'b al-Ahbar dijo: "Si una persona que ha pasado por delante de un hombre que está rezando supiera las consecuencias que recaen sobre él, preferiría hundirse en el suelo antes de pasar por delante de él."

39
Yahya me relató de Malik que él había oído que Abdullah ibn Umar solía desaprobar el que se pasara por delante de las mujeres cuando estaban rezando.

40
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar no pasaba por delante de nadie, ni permitía que nadie pasara por delante de él.

9.11 Autorización para pasar por delante de alguien que está rezando

41
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Ubaydullah ibn Abdullah ibn Utba ibn Mas'ud, que Abdullah ibn Abbas dijo: "Me aproximé, montado en un asno, a donde el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, estaba dirigiendo a la gente en la oración, en Mina, y en aquel tiempo yo estaba cerca de la pubertad. Pasé por delante de parte de la fila, desmonté, mandé el asno a pasar, y entonces me uní a la fila, y nadie me reprendió por hacerlo."

42
Yahya me relató de Malik que él había oído que Sa'id ibn Abi Waqqas solía pasar por delante de alguna de las filas cuando la oración estaba realizándose.
Malik dijo: "Considero que es permisible hacer esto si se ha pronunciado el iqama de la oración y el Imam ha dicho el takbir inicial y un hombre no puede encontrar ningún camino para entrar a la mezquita más que pasando por entre las filas."

43
Yahya me relató de Malik que él había oído que Ali ibn Abi Talib dijo:
"Las cosas que pasan por delante de un hombre que esta rezando no rompen su oración."
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Salim ibn Abdullah que Abdullah ibn Umar solía decir: "Las cosas que pasan por delante de un hombre que está rezando no rompen su oración."

9.12 La Sutra de un hombre que esta rezando, durante un viaje

44
Yahya me relató de Malik que él había oído que Abdullah ibn Umar usaba el animal en el que montaba como sutra cuando rezaba. Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, que su padre solía rezar en el desierto sin sutra.

9.13 Quitar piedrecillas en la oración

45
Yahya me relató de Malik que Abu Ya'far al-Qari dijo: "Yo ví a Abdullah ibn Umar quitar con rapidez las piedrecillas del lugar en el que iba a poner la frente, cuando iba a hacer sayda."

46
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id que él había oído que Abu Dharr solía decir: "Las piedrecillas se han de quitar con un solo movimiento, pero dejarlas es mejor que un camello rojo."

9.14 Hacer las lineas rectas

47
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Umar ibn al-Jattab solía ordenar que se hicieran rectas las filas, y, cuando habían venido a él y le habían dicho que las filas estaban rectas, decía el takbir.

48
Yahya me relató de Malik, de su tio paterno, Abu Suhayl ibn Malik, que su padre dijo: "Yo estaba con Uzman ibn Affan cuando se llamó el iqama para la oración, y yo le estaba hablando acerca de que me asignara una pensión definitiva. Seguí hablando con él, mientras que él allanaba algunas piedrecillas con sus sandalias, entonces llegaron algunos hombres a los que él había encargado de que pusieran las lineas rectas, y le dijeron que las líneas estaban rectas. Me dijo: "Ponte en la fila", y entonces dijo el takbir."

9.15 Poner una mano sobre la otra en la oración

49
Yahya me relató de Malik que Abdal Karim ibn Abi'l Mujariq al-Basri dijo: "Entre las cosas que el Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo e hizo están: "Siempre que no sientas vergüenza, haz lo que quieras", el poner una mano sobre la otra en la oración (se pone la mano derecha sobre la izquierda), apresurarse a romper el ayuno y retrasar la comida de antes del amanecer."

50
Yahya me relató de Malik, de Abu Hazim ibn Dinar, que Sahl ibn Sa'd dijo: "Se solía ordenar a la gente que pusieran la mano derecha sobre el antebrazo izquierdo en la oración."
Abu Hazim añadió: "Sé con seguridad que Sahl atribuye eso al Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz."

9.16 Qunut en la oración de Subh

51
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar no decía el Qunut en ninguna de las oraciones.

9.17 Prohibición de que un hombre rece teniendo deseo de hacer sus necesidades

52
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, que Abdullah ibn al-Arqam solía dirigir a sus compañeros en la oración. Cierto día llegó el tiempo de la oración y él fue a hacer sus necesidades. Cuando regresó dijo: "Yo oí al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, decir: "Si deseas defecar debes hacerlo antes de la oración."

53
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, que Umar ibn al-Jattab dijo: "No debéis rezar cuando estáis reteniendo lo que hay en vuestras entrañas."

9.18 Esperar a la oración y caminar hacia ella

54
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-Aray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Los ángeles piden bendiciones por cada uno de vosotros, mientras permanece en el lugar en el que ha rezado y no ha expulsado nada. Dicen:
"Allah, perdonalé. Allah, ten misericordia con él."
Malik dijo: "Yo no considero que sus palabras: "No ha expulsado nada",
se refieran a ninguna cosa que no sea lo uno expulsa y que rompe el wudu."

55
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad de al-Aray, de Abu Hurayra que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Estáis en oración mientras que la oración os detenga y no haya nada que os impida regresar a vuestra familia excepto la oración."

56
Yahya me relató de Malik, de Sumayy, mawla de Abu Bakr, que Abu Bakr ibn Abd ar-Rahman solía decir: "Alguien que va a la mezquita por la mañana o por la tarde, sin intención de ir a ningún otro sitio, ya sea para aprender algo bueno o para enseñarlo, es como alguien que hace yihad en la senda de Allah y regresa con botín."

57
Yahya me relató de Malik, de Nu'aym ibn Abdullah al-Muymir que él había oído a Abu Hurayra decir: "Si uno de vosotros reza y después se sienta en el lugar en el que ha rezado, los ángeles piden bendiciones por él, diciendo: "Allah, perdónale. Allah, ten misericordia con él." Y si se mueve del lugar en el que ha rezado y se sienta en otro sitio de la mezquita, esperando la oración permanece en oración hasta que reza."

58
Yahya me relató de Malik, de al-Ala ibn Abd ar-Rahman ibn Yaqub, de su padre, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Queréis que os diga las cosas por las que Allah borra acciones equivocadas y por las que El eleva los rangos?: La realización completa y correcta del wudu en condiciones adversas, un gran número de pasos hacia la mezquita, y esperar después de una oración hasta la siguiente. Eso es el firme asidero, eso es el firme asidero, eso es el firme asidero."

59
Yahya me relató de Malik que él había oído que Sa'id ibn al Musayyab dijo: "Se dice que nadie, excepto un hipócrita, se va de la mezquita después de la llamada a la oración, a no ser alguien que tiene la intención de regresar."

60
Yahya me relató de Malik, de Amir ibn Abdullah ibn az-Zubayr, de Amr ibn Sulayman az-Zuraqi, de Abu Qatada al-Ansari, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Cuando uno de vosotros entre la mezquita que rece dos rak'as antes de sentarse."

61
Yahya me relató de Malik, de Abu'n Nadr, mawla de Umar ibn Ubaydullah, que Abu Salama ibn Abd ar-Rahman le preguntó: "¿Acaso no vi yo a tu amo sentarse antes de haber rezado, después de haber entrado a la mezquita?" Abu'n Nadr dijo: "Con esto se estaba refiriendo a Umar ibn Ubaydullah, y le estaba criticando por sentarse antes de rezar cuando había entrado a la mezquita."
Yahya dijo que Malik dijo: "Eso es bueno pero no obligatorio."

9.19 Poner las manos planas sobre el suelo, junto a la cara, en la prostración

62
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía poner las palmas planas en el suelo cuando ponía la frente. Nafi dijo: "Yo le he visto sacar sus manos de bedajo de su burnus en un día muy frío y ponerlas en el suelo."

63
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía decir:
"Cuando uno de vosotros pone la frente sobre la tierra, debe poner las palmas en el lugar donde pone la frente. Después, cuando se levanta, debe levantarlas, pues las manos se postran al igual que la cara se postra."

9.20 Darse la vuelta y dar palmas durante la oración, cuando es necesario

64
Yahya me relató de Malik, de Abu Hazim Salama ibn Dinar, de Sahl ibn Sa' id as-Sa'idi, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, fue a la tribu de los Bani Amr ibn Awf para resolver las disputas entre ellos. Llegó el tiempo de la oración, y el muadhdhin fue a Abu Bakr as-Siddiq y dijo: "¿Puedes dirigir a la gente en la oración, y yo diré el iqama?" El dijo: "Sí", y Abu Bakr rezó. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, regresó cuando la gente estaba rezando, y se aproximó y se unió a la fila. La gente dio palmas, pero Abu Bakr no se dio la vuelta. La gente aumentó sus palmas y Abu Bakr se dio la vuelta y vio al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, le indicó que se quedara en su sitio. Abu Bakr levantó las manos y alabó a Allah por que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, le hubiera dicho eso. Después se retiró hacia atrás hasta que se puso en la fila, y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, se puso delante y dirigió la oración. Cuando hubo terminado dijo: "Abu Bakr, ¿qué te impidió quedarte donde estabas como te dijé?" Abu Bakr dijo: "No le corresponde a Ibn Abi Quhafa rezar enfrente del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz."
El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"¿Porqué os vi dando tantas palmas? Si algo os ocurre en la oración debéis decir "Subhan'Allah" (gloria a Allah), y cuando digáis " Subhan'Allah" se os oirá. El dar palmas es solo para las mujeres."

65
Yahya me relató de Malik que Abu Ya'far al-Qari dijo: "Yo estaba rezando y Abdullah ibn Umar estaba detrás de mi sin yo darme cuenta. Entonces me di la vuelta y él me dio con el dedo (con desaprobación)."

9.21 Qué hacer cuando se entra y el Imam está en Ruku

67
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, que Abu Umama ibn Sahl i ibn Hunayf dijo: "Zayd ibn Zabit entró a la mezquita y encontró a la gente en ruku, entonces él se puso en ruku y avanzó lentamente hasta que llegó a la fila."

68
Yahya me relató de Malik, que él había oído que Abdullah ibn Mas'ud solía avanzar estando en ruku.

9.22 La oración por el Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz

69
Yahya me relató de Malik, de Abdullah ibn Abi Bakr ibn Hazim, de su padre, que Amr ibn Sulaym az-Zuraqi dijo: "Abu Humayd as-Sa'idi me dijo que ellos le preguntaron al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, como deberían pedir bendiciones por él, y él les respondió que debían decir: "Oh Allah, bendice a Muhammad y a su esposas y a sus descendientes, como bendijiste a la familia de Ibrahim, y otorga baraka a Muhammad y a sus esposas y a sus descendientes, como otorgaste baraka a la familia de Ibrahim. Tú eres Merecedor de Alabanza y Glorioso."
Allahumma salli ala Muhammad wa azwayihi
wa alihi, kama sal'laita ala ali Ibrahim;
wa barik ala Muhammad wa azwayihi
wa alihi, kama barakta ala ali Ibrahim,
innaka Hamidu'm Mayid.

70
Yahya me relató de Malik, de Nu'aym ibn Abdullah al-Muymir, que Muhammad ibn Abdullah ibn Zayd le dijo que Abu Mas'ud al-Ansari dijo: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, llegó a nosotros cuando estabamos en la reunión de Sa'd ibn Ubada. Bashir ibn Sa'd le dijo: "Allah nos ha ordenado pedir bendiciones por ti, Mensajero de Allah. ¿Cómo debemos hacerlo?" El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, permaneció en silencio, hasta que deseamos que no le hubiera preguntado nada. Entonces no dijo que dijéramos: "Oh Allah, bendice a Muhammad y a la familia de Muhammad como bendijiste a Ibrahim; y otorga baraka a Muhammad y a la familia de Muhammad, como otorgaste baraka a la familia de Ibrahim. En todos los mundos Tú eres Merecedor de Alabanza y Glorioso", y después decid el taslim como lo habéis aprendido."
Allahumma salli ala Muhammad
wa ali Muhammad,
kama sal'laita Ibrahim wa barik ala Muhammad wa ali Muhammad, kama barakta ala ali Ibrahim. Fi'l alamin, innaka Hamidu'm Mayid.

71
Yahya me relató de Malik que Abdullah ibn Dinar dijo: "Yo vi a Abdullah ibn Umar pasar junto a la tumba del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, y pedir bendiciones por el Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, y por Abu Bakr y Umar."

9.23 Cómo hacer la oración en general

72
Yahya me relató de Malik, de Nafi, de Ibn Umar, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía rezar dos rak'as antes de Dhuhr y dos después de ella, dos rak'as después de Magrib, en su casa, y dos rak'as después de Isha. No rezaba después del Yumu'a hasta que se retiraba, y entonces hacia dos rak'as.

73
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-Aray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"¿Veis hacia qué dirección doy la cara? Por Allah, ni vuestra concentración ni vuestro ruku estan ocultos para mi. Puedo veros detrás de mi espalda."

74
Yahya me relató de Malik, de Nafi, de Abdullah ibn Umar, que cuando el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía ir a Quba (a rezar), iba tanto andando como montado.

75
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, de an-Nu'man ibn Murra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"¿Qué opináis de la bebida, el robo y el adulterio?" Esto era antes de que se hubiera revelado nada acerca de ellas. Dijeron: "Allah y Su Mensajero lo saben mejor." El, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Son excesos y en ellos hay un castigo. Y el peor de los ladrones es el que roba su oración." Dijeron: "¿Cómo roba uno su oración?, Mensajero de Allah." El, que Allah le bendiga y le conceda paz, respondió: "No haciendo el ruku o la sayda completos."

76
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Haced algunas de las oraciones en vuestras casas."

77
Yahya me relató de Malik, de Nafi' que 'Abdullah ibn 'Umar solía decir: "cuando un hombre enfermo es incapaz de postrarse debe hacer el gesto con su cabeza y no levantar nada hasta su frente."

78 .......................................................................................................................................... Yahia me relató de Malik, de Rabi'a ibn Abi 'Abderrahman que si 'Abdullah ibn 'Umar llegaba a la mezquita y la gente ya había rezado, el empezaba con la oración obligatoria sin rezar nada antes de ella.

79
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar pasó al lado de un hombre que estaba rezando y dijo: "La paz sea contigo", y el hombre respondió. Abdullah ibn Umar regresó a él y le dijo: "Cuando alguien te diga "La paz sea contigo", cuando estás rezando, no respondas. Haz una señal con la mano."

80
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id de Muhammad ibn Yahya ibn Habban, que su tío paterno, Wasi ibn Habbàn, dijo: "Yo estaba rezando y Abdullah ibn Umar estaba con la espalda apoyada en la pared de la Qibla. Cuando terminé mi oración me di la vuelta hacia él, a mi izquierda. Abdullah ibn Umar dijo: "Qué te ha impedido darte la vuelta hacia la derecha?" Yo respondí: "Te vi y me giré hacia ti." Abdullah dijo: "Has hablado con correción. La gente dice que uno debe girarse hacia la derecha, pero, cuando rezas, puedes girarte a cualquier lado que lo desees. Si quieres, hacia la derecha, si quieres, hacia la izquierda."

81
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa´id de Muhammad ibn Yahya ibn Habban que su tio paterno, Wasi´ ibn Habban, dijo: " Yo estaba rezando y ´Abdullah ibn ´Umar estaba con su espalda apoyada contra la pared de la Qibla. Cuando terminé la oración me volvi hacia el que estaba a mi izquierda. ´Abdullah ibn ´Umar dijo: `¿qué te impidió volverte hacia tu derecha?´. Yo contesté: `Te vi y me volvi hacia ti.´ ´Abdullah dijo: `Has dicho lo correcto. La gente dice que debes volverte a tu derecha, pero cuando rezas tu puedes volverte hacia donde tu quieras. Si quieres a tu derecha y si quieres a tu izquierda."

82
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, que uno de los muhayirun en el que él no veía mal alguno, le preguntó a Abdullah ibn Amr ibn al-As: "¿Puedo rezar en un lugar en el que se abreva a los camellos?" Abdullah respondió: "No, pero sin embargo sí puedes rezar en un arisco de ovejas."

83
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, que Sa'id ibn al-Musayyab dijo:
"¿Cual es la oración en la que tienes que hacer la posición de sentado en todos los rak'as?" Sa'id dijo: "Es la oración de Magrib cuando pierdes un rak'a, y esta es la sunna en todas las oraciones."

9.24 La oración en general

84
Yahya me relató de Malik, de Amir ibn Abdullah, ibn az-Zubayr, de Amr ibn Sulaym az-Zuraqi, de Abu Qatada al-Ansari, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía rezar llevando encima a Umama, que era la hija de su hija Zaynab y de Abu'l As ibn Rabi'a ibn Abd Shams. Cuando se postraba, la ponía en el suelo, y cuando se levantaba la volvía a coger.

85
Yahya me relató de Abu'z Zinad, de Al-Aray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Un grupo de ángeles durante la noche y un grupo de ángeles por el día, se alternan mutuamente entre vosotros, y se reúnen a las horas de las oraciones de Asr y de Fayr. Después los que han pasado la noche entre vosotros ascienden, y El les pregunta, y El lo sabe mejor: "¿Cómo habéis dejado a mis esclavos?" y ellos dicen: "Cuando les dejamos estaban rezando y cuando regresamos a ellos estaban rezando."

86
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, de A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Decidle a Abu Bakr que dirija a la gente en la oración."
A'isha dijo:
"Mensajero de Allah, cuando Abu Bakr se pone en tu sitio su voz no llega a los oídos de la gente, a causa de su llanto, por tanto dile a Umar que dirija a la gente en la oración." El, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Decidle a Abu Bakr que dirija a la gente en la oración." A'isha continuó: "Yo le dije a Hafsa que le dijera que cuando Abu Bakr se ponía en su lugar su voz no llegaba a los oídos de la gente a causa de su llanto, y que debía decirle a Umar que dirigiera a la gente en la oración. Hafsa lo hizo y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Vosotras sois las compañeras de Yusuf (refiriendose a las mujeres que se cortaron las manos cuando vieron la belleza de Yusuf), ¡Decidle a Abu Bakr que dirija a la gente en la oración!"
A'isha añadió que Hafsa le dijo: "¡Nunca he conseguido nada bueno de ti!"

87
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Ata ibn Yazid al-Layzi, que Ubaydullah ibn Adi ibn al-Jiyar dijo: "Una vez, cuando el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, estaba sentado con un grupo de gente, un llegó hasta él y le habló en secreto. Nadie supo lo que el hombre le había dicho hasta que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, reveló que le había pedido permiso para matar a uno de los hipócritas. Después de revelar esto, el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le coneda paz, dijo: "¿Acaso no testifica que no hay dios más que Allah y que Muhammad es el Mensajero de Allah?" El hombre respondió: "Por supuesto, pero en realidad no testifica." El dijo: "¿Acaso no hace la oración?" y el hombre respondió: "Por supuesto, pero en realidad no hace la oración." El, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Esos los que Allah me ha prohibido (matar)."

88
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, de Ata ibn Yasar, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "¡Oh Allah! No hagas de mi tumba un idolo que se adore. La colera sobre aquellos que tomaron las tumbas de sus Profetas como lugares de postración fué terrible."

89
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Mahmud ibn Rabi'a al-Ansari, que Utban ibn Malik, que era un hombre ciego, solía dirigir a su gente en la oración, y él le dijo al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz: "A veces esta oscuro y lluvioso, y hay mucha agua fuera y alrededor, y yo soy un hombre que ha perdido la vista. Mensajero de Allah, reza en un lugar determinado de mi casa para que yo pueda tomarlo como un lugar para rezar." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, vino a él y le dijo: "¿Donde quieres que rece?" El le indicó un lugar y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, rezó allí.

90
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Abbad ibn Tamim, de su tío paterno, que él vio al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, tumbado en la mezquita con un pie encima del otro. Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Sa'id ibn al-Masayyab, que Umar ibn al-Jattab y Uzman ibn Affan, que Allah este complacido con ellos, solían hacer lo mismo.

91
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, que Abdullah ibn Mas'ud le dijo a un hombre: "Estas en un tiempo en el cual los hombres de entendimiento (Fuqaha) son muchos y los recitadores de Qur'an son pocos, en el cual los limites del comportamiento definidos en el Qur'an son observados y sus letras estan perdidas, en el cual poca gente pide y mucha da, en el cual hacen la oración larga y el Jutba corto, y anteponen sus acciones a sus deseos. Les llegará a los hombres un tiempo en el cual sus fuqaha seran pocos pero sus recitadores de Qur'an serán muchos, en el cual las letras del Qur'an serán guardadas cuidadosamente pero sus limites estarán perdidos, en el cual muchos pedirán y pocos darán, en el cual harán el Jutba largo pero la oración corta, y antepondrán sus deseos a sus acciones."

92
Yahya me relató de Malik que Yahya ibn Sa'id dijo: "He oído que la primera de las acciones de un esclavo que será considerada en el día del levantamiento será la oración. Si se le acepta, se consideraran el resto de sus acciones, y si no se le acepta, ninguna de sus acciones le será considerada."

93
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Las acciones que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, amaba más aran realizadas más constantemente."

94
Yahya me relató de Malik que él había oído de Amir ibn Sa'id ibn Abi Waqqas que su padre dijo: "Había dos hermanos, uno de los cuales murió cuarenta noches antes que el otro. El mérito del primero fue el haber sido mencionado en la presencia del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y él dijo: "¿Acaso no era el otro musulmán?" Le dijeron: "Por supuesto, Mensajero de Allah, y no había en él nada malo." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, "¡Que os hará entender lo que su oración le reportó! La oración es como un río profundo de agua dulce que corre por vuestra puerta y en cual os metéis cinco veces al día. ¿Cuanta de vuestra suciedad pensáis que dejará? No os dais cuenta de lo que su oración le ha reportado."

95
Yahya me relató de Malik que él había oído que si alguien pasaba por donde estaba Ata ibn Yasar en la mezquita con algo para comerciar, le llamaba y le preguntaba: "¿Qué te pasa? ¿Qué quieres?" Si el hombre le decía que quería comerciar con él, le decía: "Necesitas el mercado de este mundo. Este es el mercado del próximo mundo."

96
Yahya me relató de Malik que él había oído que Umar ibn al-Jattab fijó uno zona cercana a la mezquita, llamada al-Butayha, y dijo: "Quién quiera decir tonterias o recitar poesía o levantar la voz, que vaya a esa zona."

9.25 Estimulación por el deseo de la oración en general

97
Yahya me relató de Malik, de su tío paterno, Abu Suhayl ibn Malik, que su padre oyó a Talha ibn Ubaydullah decir: "En una ocasión vino al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, un hombre de la gente de Nayd. Tenía el pelo desaliñado y, aunque su voz podía oírse, no pudimos entender lo que estaba diciendo hasta que se acercó y entonces supinos que estaba preguntado acerca de Islam. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, le dijo: "Hay cinco oraciones durante el día y la noche." El dijo: "¿Tengo que hacer alguna cosa más aparte de esto?" El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, añadió: "Y ayunar el mes de Ramadan." El dijo: "¿Hay alguna cosa más que tenga que hacer?" El, que Allah le bendiga y le conc eda paz, dijo: "No, excepto lo que tu espontaneamente quieras hacer." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, mencionó el zakat. El hombre dijo: "¿Hay alguna cosa más que tenga que hacer?" El, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "No, excepto lo que tu espontaneamente quieras hacer."
El continuó: "El hombre se marchó diciendo: "Por Allah, no haré más que esto, ni tampoco haré menos." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Ese hombre tendrá éxito. Está diciendo la verdad."

98
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-Aray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Shaytan ata tres nudos detrás de vuestra cabeza, cuando dormis, y pone un sello en el lugar de cada nudo con: "Tienes una larga noche por delante, por tanto duerme." Si te despiertas y recuerdas a Allah, un nudo se desata. Si haces Wudu otro nudo se desata. Si rezas, otro nudo se desata, y la mañana te encuentra animado y de buen humor, si no, te encuentra de mal humor y perezoso.