Libro I

EL LIBRO DE LOS TIEMPOS DE LA ORACIÓN

1.1 Los Tiempos de la Oración

1.2 El Tiempo de la Oración del Yum'a

1.3 Llegar a un Rak'a de la Oración

1.4 Duluk ash-Shams y Gasaq al-Layl

1.5 Los Tiempos de la Oración general

1.6 Dormir durante el tiempo de la Oración

1.7 Prohibición de hacer la Oración en la hora más caliente de día

1.8 La prohibición de entrar a la Mezquita oliendo a ajo y la prohibición de cubrirse la boca
en la Oración.




1.1 Los Tiempos de la Oración

1
El dijo: "Yahya ibn Yahya al-Laizi me relató, de Malik ibn Anas de Ibn Shihab, que un día Umar ibn Abd al-Aziz retrasó la oración. Urwa ibn az-Zubayr vino y le dijo que al-Murgira ibn Shu'ba había retrasado la oración, un día que se encontraba en Kufa, y Abu Mas'ud al-Ansari había venido a él y le había dicho: "¿Qué ocurre Murgira? ¿No sabes que el ángel Yibril descendió y rezó, y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le dé paz, rezó. Después volvió a rezar, y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le dé paz, rezó. Después volvió a rezar y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le dé paz, rezó. Después volvió a rezar, y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, rezó. Después volvió a rezar, y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le dé paz, rezó. Después Yibril dijo: "Esto es lo que se te ha ordenado hacer." Umar ibn Abd al-Aziz dijo: "Asegúrate de lo que relatas, Urwa. ¿Fue con certeza Yibril quien estableció el tiempo de la oración al Mensajero de Allah?"
Urwa dijo: "Así es como le fue relatado a Bashir ibn Abi Mas'ud al-Ansari por su padre

2
Urwa dijo que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía rezar Asr cuando la luz del sol daba dentro de su habitación, antes de que el sol fuera visible (es decir, porque aún estaba en lo alto del cielo).

3
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, que Ata ibn Yasar dijo: "Un hombre vino al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y le preguntó acerca del tiempo de la oración de Subh. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, no le respondió, pero por la mañana rezó Subh con la primera luz. La mañana siguiente rezó Subh cuando estaba mucho más claro, y después dijo: "¿Donde está el hombre que había preguntado por el tiempo de la oración?" El hombre respondió: "Aquí estoy, Mensajero de Allah." El dijo: "Su tiempo es entre estos dos."

4
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, de Amra bint Abd ar-Rahman, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía rezar Subh, y las mujeres salían envueltas en sus mantos, y aún no se las podía reconocer en la oscuridad."

5
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, de Ata ibn Yasar y de Busr ibn Sa'id y de al-A'ray -y todos ellos lo relataron de Abu Hurayra- que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Quien consigue hacer un rak'a de Subh antes de que el sol haya salido ha hecho Subh en su tiempo, y quien consigue hacer un rak'a de Asr antes de que el sol se haya puesto, ha hecho Asr en su tiempo."

6
Yahya me relató de Malik, de Nafi del mawla de Abdullah ibn Umar que Umar ibn al-Jattab escribió a sus gobernadores, diciéndoles: "El más importante de vuestros asuntos, en mi opinión, es la oración. Quien la protege y la observa cuidadosamente está protegiendo su Din, mientras que quien es negligente con respecto a ella, será aún más negligente con respecto a otras cosas." Después añadió: "Rezad Dhuhr en cualquier momento, a partir de que la sombra de la tarde tiene la longitud de tu antebrazo hasta que la longitud de tu sombra sea igual a tu altura. Rezad Asr cuando el sol aún sea de un blanco puro. Rezad Magrib cuando el sol se haya puesto. Rezad Isha en cualquier momento desde que el color rojo ha desaparecido del cielo por el occidente, hasta que haya pasado un tercio de la noche. Y aquel que duerme, ¡que no pueda descansar, y aquel que duerme!, ¡que no pueda descansar! Y rezad Subh cuando todas las estrellas sean visibles y se asemejen a una neblina en el cielo."

7
Yahya me relató de Malik, de su tió Abu Suhayl, de su padre, que Umar ibn al-Jattab escribió a Abu Musa diciéndole que debía rezar Dhuhr cuando el sol había empezado a declinar, Asr cuando el sol seguía siendo de un blanco puro, antes de que tuviera ningún tono amarillo, Magrib cuando el sol se pusiera, retrasar Isha mientras no se durmiera, y rezar Subh cuando las estrellas fueran todas visibles y semejantes a una neblina en el cielo, y recitar en ella dos Suras largos de los Mufassal.

8
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de su padre, que Umar ibn al-Jattab escribió a Abu Musa al-Ash'ari diciéndole que debía rezar Asr cuando el sol era aún de un blanco puro, pudiendo un hombre cabalgar la distancia de tres farsajs (antes de Magrib), y que debía rezar Isha durante el primer tercio de la noche, o, si la retrasaba, hasta la mitad de la noche, y le advirtió de no ser negligente.

9
Yahya me relató de Malik, de Yazid ibn Ziyad, que Abdullah ibn Rafi, mawla de Umm Salama, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, le preguntó a Abu Hurayra acerca del tiempo de la oración. Abu Hurayra dijo: "Permíteme que te lo diga. Reza Dhuhr cuando la longitud de tu sombra sea igual a tu altura, Asr cuando tu sombra sea dos veces tu altura, Magrib cuando el sol se haya puesto, Isha en el primer tercio de la noche, y Subh en la primera luz del amanecer", es decir, cuando el amanecer haya llegado con certeza.

10
Yahya me relató de Malik, de Ishaq ibn Abdullah ibn Abi Talha, que Anas ibn Malik dijo: "Si después de rezar Asr, alguno de nosotros iba a los Bani Amr ibn Awf los encontraba rezando Asr."

11
Yahya me relató de Malik de ibn Shihab, que Anas ibn Malik dijo:
"Solíamos rezar Asr, y cualquiera que después fuera a Quba llegaba allí cuando el sol aún estaba alto."

12
Yahya me relató de Malik, de Rabi'a ibn Abi Abd ar-Rahman, que al-Qasim ibn Muhammad dijo: "Ninguno de los compañeros a los que yo conocí rezaba Dhuhr hasta que el mediodía había pasado", (es decir, hasta que el sol había perdido su ardor).

1.2 El Tiempo de la Oración del Yum'a

13
Yahya me relató de Malik, de su tío Abu Suhayl ibn Malik, que su padre dijo: "Yo solía ver una alfombra, que pertenencia a Aqil ibn Abi Talib, extendida en el día del Yum'a junto a la pared occidental de la mezquita. Cuando la sombra de la pared cubría la alfombra entera, Umar ibn al-Jattab salía y rezaba la oración del Yum'a." Malik, el padre de Abu Suhayl, añadió: "Después de la oración del Yum'a regresábamos y nos echábamos la siesta."

14
Yahya me relató de Malik, de Amr ibn Yahya ibn Yahya al-Mazini, de Ibn Abi Salit, que Uzman ibn Affan rezaba Yum'a en Madina y Asr en Malal (un lugar a unos veinticuatro kilómetros de Madina). Malik comentó: "Esto era rezando el Yum'a inmediatamente después de mediodía y después viajando de prisa."

1.3 Llegar a un Rak'a de la Oración

15
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Abu Salama ibn Abd ar-Rahman, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Quien llegue a un rak'a de la oración ha llegado a la oración."

16
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar ibn al-Jattab solía decir: "Si has perdido el ruku, también has perdido la sayda."

17
Yahya me relató de Malik, que él había oído que Abdullah ibn Umar y Zayd ibn Zabit solían decir: "Quien llegue al ruku ha llegado a la sayda."

18
Yahya me relató de Malik que él había oído que Abu Hurayra solía decir:
"Quien llegue al ruku ha llegado a la sayda, y quien pierde la recitación de la umm al-Qur'an ha perdido un gran bien."

1.4 Duluk ash-Shams y Gasaq al-Layl

19
Yahya me relató de Malik, de Nafi que Abdullah ibn Umar solía decir:
"Duluk ash Shams comienza a partir de que el sol pasa el meridiano."

20
Yahya me relató de Malik que Da'ud ibn al-Husayn dijo que alguien le había dicho que Abdullah ibn Abbas solía decir: "Duluk ash-Shams comienza a partir de que el sol pasa el meridiano. Gasaq al-Layl es la reunión de la noche y su obscuridad."

1.5 Los Tiempos de la Oración general

21
Yahya me relató de Malik, de Nafi, de Abdullah ibn Umar, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Si alguien pierde la oración de Asr es como si hubiera sufrido una gran desgracia en su familia y en su riqueza."

22
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, que una vez Umar ibn al-Jattab se marchó, después de haber hecho la oración de Asr, y se encontró con un hombre que no había estado allí. Umar le preguntó qué le había impedido acudir a la oración, y, aún cuando el hombre dió una buena razón, Umar dijo: "Te has dado a ti mismo una medida corta." Yahya añadió que Malik comentó: "Se dice que todas las cosas tienen una medida corta y una medida completa."

23
Yahya me relató de Malik, que Yahya ibn Sa'id solía decir: "Aún cuando alguien consiga rezar antes de que el tiempo de la oración haya pasado, el tiempo que se le ha pasado es más importante, o mejor, que su familia y su riqueza."
Yahya dijo que Malik dijo: "Si el tiempo de una oración llega y un viajero retrasa una oración, por negligencia o por olvido, hasta que ha llegado a su familia, debe hacer esa oración completa, si llega dentro de su tiempo. Pero si llega cuando el tiempo ha pasado, debe hacer la oración de viaje. De este modo simplemente recupera lo que debe." Malik dijo: "Esto es lo que yo he visto hacer a la gente y a los hombres de conocimiento de nuestra comunidad."
Malik explicó que Shafaq era el tono rojo en el cielo, después de la puesta del sol, y dijo: "Cuando el tono rojizo se ha ido, entonces el tiempo de la oración de isha ha comenzado y ha quedado atrás el tiempo de Magrib."

24
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar se desmayó y perdió el conocimiento, y no recuperó la oración. Malik comentó: "Consideramos que esto era, y Allah lo sabe mejor, porque el tiempo había pasado. Alguien que se recobre dentro del tiempo debe rezar."

1.6 Dormir durante el tiempo de la Oración

25
Yahya me relató de Malik, de ibn Shihab, de Sa'id ibn al-Musayyab que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, viajó durante la noche, a su regreso de Jaybar. Hacia el final de la noche, paró para descansar y le dijo a Bilal que permaneciera despierto para vigilar la llegada de la oración de Subh. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y sus compañeros se durmieron. Bilal hizo guardia tanto tiempo como le había sido decretado, y después se apoyó en su camello mirando en la dirección del amanecer, y el sueño se apoderó de él, y ni él, ni el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, ni ninguno de la expedición, se despertaron hasta que los rayos del sol les alcanzaron. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, estaba alarmado. Bilal se disculpó diciendo:
"Mensajero de Allah. El que tomó tu ser fué el Mismo que tomó mi ser." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, ordenó a la expedición avanzar y entonces subieron a sus monturas y cabalgaron una corta distancia. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, ordenó a Bilal dar el iqama y después les dirigió en la oración de Subh. Cuando hubo terminado dijo: "Cualquiera que olvide una oración debe rezarla cuando recuerde. Allah, el Bendito y el Exaltado, dice en Su Libro: "Estableced la oración para recordarme."

26
Yahya me relató de Malik, que Zayd ibn Aslam dijo: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, paró una noche para descansar, cuando regresaba a Makkah, y encargó a Bilal que les despertara para la oración. Bilal se durmió, y todos los demás se durmieron y ninguno de ellos despertó hasta que el sol había salido. Cuando se despertaron estaban todos alarmados. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, les ordenó montar y salir del valle, diciendo que había un shaytan en él. De modo que salieron montados del valle y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, les ordenó después que desmontaran e hicieran wudu y le dijo a Bilal que llamara a la oración, o que diera el iqama. A continuación el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, les dirigió en la oración. Dándose cuenta de su preocupación, se dirigió a ellos y les dijo: "¡Oh gente!, Allah se apoderó de nuestros espirítus (Arwah), y si El hubiera querido nos los hubiera devuelto en un momento que no fuera este. Por tanto si dormís durante el tiempo de una oración o la olvidáis, y después os sentís preocupados por ello, rezarla como si la estuvierais rezando en su tiempo." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, se volvió a Abu Bakr y dijo: "Shaytan vino a Bilal cuando estaba de pie en oración y le hizo tumbarse y le arrulló hasta dejarle dormido, como a un niño pequeño." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, llamó después a Bilal y le dijo lo mismo que le había dicho a Abu Bakr. Abu Bakr declaró: "Doy testimonio de que tú eres el Mensajero de Allah."

1.7 Prohibición de hacer la Oración en la hora más caliente de día

27
Yahya me relató de Malik, de Zayd ibn Aslam, de Ata ibn Yasar, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "El calor abrasador es una parte de la ráfaga de Yahannam. Por tanto, cuando el calor sea intenso, retrasad la oración hasta que refresque."
Y añadió, a modo de explicación: "El Fuego se quejó a su Señor diciendo:
:Señor mío, una parte de mí se ha comido a otra parte. Entonces El le permitió dos respiros cada año, un respiro el invierno y un respiro en verano."

28
Malik nos relató, de Abdullah ibn Yazid, el mawla de al-Aswad ibn Sufyan, de Abu Salama ibn Abd ar-Rahman, de Muhammad ibn Abd ar-Rahman ibn Zawban, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Cuando el calor sea intenso retrasad la oración hasta que refresque, porque el calor abrasador es parte de la ráfaga de Yahannam."
Y añadió: "El Fuego se quejó a su Señor y entonces El le permitió dos respiros cada año, un respiro en invierno y un respiro en verano."

29
Yahya me relató de Malik, de Abu'z-Zinad, de al-Aray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Cuando el calor sea intenso, esperad a que refresque para hacer la oración, porque el calor abrasador procede de la ráfaga de Yahannam."

1.8 La prohibición de entrar a la Mezquita oliendo a ajo y la prohibición de cubrirse la boca en la Oración

30
Yahya me relató de Malik, de ibn Shihab, de Sa'id ibn al-Musayyab que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Cualquiera que como esta planta no debe acercarse a nuestras mezquitas. El olor del ajo nos ofenderá."

31
Yahya me relató de Malik, de Abd ar-Rahman ibn al-Muyabbar, que él solía ver a Salim ibn Abdullah quitar violentamente la tela de la boca, cuando veía a un hombre que la tuviera cubierta cuando rezaba.