Libro XVI

EL LIBRO DE LOS ENTIERROS


16.1 Lavar al muerto

16.2 Amortajar al muerto

16.3 Caminar delante de las andas sobre las que se lleva al muerto

16.4 Prohibición de seguir a la comitiva funeraria con una antorcha ardiendo

16.5 Los Takbires ante el hombre muerto

16.6 Que se dice en la oración del funeral

16.7 Autorización para rezar por un muerto después de Subh, hasta que el amanecer esta muy claro, y después de Asr, hasta que el sol se pone amarillo

16.8 Hacer la oración por el muerto en las mezquitas

16.9 La oración por el muerto en general

16.10 Enterrar al muerto

16.11 Pararse ante un funeral y sentarse en tumbas

16.12 Prohibición de llorar por los muertos

16.13 Contentamiento ante la desgracia

16.14 Contentamiento ante la desgracia en general

16.15 Desenterrar tumbas

16.16 Entierro en general




16.1 Lavar al muerto

1
Yahya me relató de Malik, de Ya'far ibn Muhammad, de su padre, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, fue lavado vestido con una camisa larga.

2
Yahya me relató de Malik, de Ayyub ibn Abi Tamima as-Sajtayani, de Muhammad ibn Sirin, que Umm Atiyya al-Ansariyya dijo: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, vino a nosotras cuando su hija murió y dijo: "Levadla tres veces o cinco o tres o más, si lo consideráis necesario, con agua y hojas de loto, y al final ponedle algo de alcanfor, o un poco de alcanfor, y cuando hayáis terminado advisadme." Cuando terminamos se lo dijimos y él nos dio una tela de ceñir a la cintura (faja), y dijo: "Amortajadla con esto."

3
Yahya me relató de Malik, de Abdullah ibn Abi Bakr, que Asma bint Umays lavó a Abu Bakr as-Siddiq cuando murió. Después salió y les preguntó a algunos de los muhayirun que estaban allí: "Estoy ayunando y hoy es un día extremadamente frìo. ¿Tengo que hacer gusl?" Ellos dijeron: "No."

4
Yahya me relató de Malik que él había oído a la gente de conocimiento decir: "Cuando una mujer muere y no hay con ella mujeres que la laven ni un hombre que tenga derecho, por lazos de sangre, a hacerse cargo de lavarla, ni marido que pueda encargarse de lavarla, entonces debe ser purificada por tayammum, es decir, pasandole las manos por la cara y las manos con tierra."
Malik dijo: "Cuando un hombre muere y solo hay mujeres con él, ellas deben igualmente purificarle con tierra."
Malik dijo: "No hay entre nosotros ninguna manera especial de lavar al muerto, ni una forma reconocida de hacerlo. Simplemente se les lava y se les purifica."

16.2 Amortajar al muerto

5
Yahya me relató de Malik, de Nisham ibn Urwa, de su padre, de A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le benidga y le conceda paz, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, fue amortajado en tres telas de algodon blando, y ninguna de ellas era una camisa larga o un turbante.

6
Yahya me relató de Malik, que Yahya ibn Sa'id dijo que él había oído que cuando Abu Bakr as-Siddiq estaba enfermo le preguntó a A'isha: "¿Cuantas mortajas tenía el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz?" y ella respondió: "Tres telas de algodon de color blanco puro." Abu Bakr dijo: "Coge esta prenda (una prenda que llevaba puesta, en la cual había caído barro rojo o azafran) y lavalá. Amortajame con ella y con otras dos prendas." A'isha dijo: "¿Por qué es esto?" y Abu Bakr le respondió: "Los vivos tienen mayor necesidad de las nuevas que los muertos. Esto es tan solo para los fluidos que salen cuando el cuerpo se descompone."

7
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Humayd ibn Abd ar-Rahman ibn Awf, que Abdullah ibn Amr al-As dijo: "A un hombre muerto se le viste con una camisa y una tela cañida a la cintura y después se le envuelve en una tercera, y si solo tiene una prenda entonces se le amortaja en ella."

16.3 Caminar delante de las andas sobre las que se lleva al muerto

8
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y Abu Bakr así como los jalifas hasta el tiempo presente, y Abdullah ibn Umar, caminaban delante de las andas en las que se lleva al muerto.

9
Yahya me relató de Muhammad ibn al-Munkadir que Rabi'a ibn Abdullah ibn al-Hadir le dijo él había visto a Umar ibn al-Jattab dirigiendo a la gente delante a las andas, en el funeral de Zaynab bint Yahsh.

10
Yahya me relató de Malik que Hisham ibn Urwa dijo: "Jamas vi a mi padre en un entierro sin que fuera al frente de la comitiva funebre." Añadió:
"Después venía a al-Baqi y se sentaba hasta que la procesión le pasaba por delante."

11
Yahya me relató de Malik, que Ibn Shihab dijo: "Caminar detrás de las andas sobre las que se lleva al muerto, está un contradición con la sunna."

16.4 Prohibición de seguir a la comitiva funeraria con una antorcha ardiendo

12
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, que Asma bint Abi Bakr le dijo a su familia: "Perfumad mis ropas con incienso cuando muera y después embalsamadme. No pongáis nada de la sustancia de embalsamar sobre mi mortaja, y no me seguía con una antorcha ardiendo."

13
Yahya me relató de Malik, de Sa'id ibn Abi Sa'id al-Maqburi, que Abu Hurayra prohibió el que nadie le siguiera con una antorcha ardiendo, después de su muerte.
Yahya dijo: "Yo oí a Malik desaprobar eso."

16.5 Los Takbires ante el hombre muerto

14
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Sa'id ibn al-Musayyab de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, anunció la muerte de an-Nayashi a todo el mundo, el día que murió, y salió con ellos al lugar de la oración, y entonces los formó en filas y dijo: "Allah es más grande" (Allahu Akbar) cuatro veces.

15
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, que Abu Umama ibn Sahl ibn Hunayf le dijo que en una ocasión una mujer pobre cayó enferma y al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, le informaron de su enfermedad, y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía visitar frecuentemente al los pobres y preguntar por ellos. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Si muere decidmelo." La comitiva de su entierro salió de noche y no quisieron despertar al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz. Por la mañana le informaron al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, lo que le había sucedido a la mujer y él dijo: "¿No os dije que me avisaráis si moría?" Ellos respondieron:
"Mensajero de Allah, no queriamos despertarte y hacerte salir de noche." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, salió y formó a todos en filas junto a su tumba y dijo: "Allah es más grande" cuatro veces.

16
Yahya me relató que Malik le preguntó a Ibn Shihab acerca de un hombre que llegaba a algunos de los takbires que se pronuncian ante el difunto, y perdía y resto, e Ibn Shihab dijo: "Completa lo que le falta."

16.6 Que se dice en la oración del funeral

17
Yahya me relató de Malik, de Sa'id ibn Abi Sa'id al-Maqburi, de su padre, que él le había preguntado a Abu Bakr: "¿Cómo haces tú la oración por el muerto?" y Abu Hurayra respondió: "Por la vida de Allah te lo diré. Voy con la familia y cuando el cadaver es depositado digo "Allah es más grande" y alabo a Allah y le pido bendiciones por Su Profeta. Después digo: "Oh Allah, él es Tu esclavo, hijo de Tu esclavo y de Tu esclava. El solía dar testimonio de que no hay más dios que Tu, y de que Muhammad es Tu esclavo y Tu Mensajero, y Tu sabes eso mejor. Oh Allah, si obró bien, aumentale su buena acción, y si obró erróneamente, no tengas en cuenta sus acciones equivocadas. Oh Allah, no nos prives de su recompensa y no nos sometas a tribulación después de él."
Allahumma inna huwa abduka
wa'b nu abdika wa'b nu amatika.
Kana yashhadu an la ilaha illa anta
wa anna Muhammadan abduka
wa rasulika, wa anta alamu bihi.
Allahumma inkana muhsinan zid fi ihsanihi,
wa inkana musiyan fa tayawaz an sayatihi.
Allahumma la tahrimna ayrahu
wa la taftina ba'dahu.

18
Yahya me relató de Malik que Yahya ibn Sa'id dijo que él oyó a Sa'id ibn al-Musayyab decir: "Recé en una ocasión detrás de Abu Hurayra por un niño que nunca había hecho ninguna acción equivocada, y le oí decir: "Oh Allah, dale protección contra el castigo de la tumba."

19
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía no recitar cuando rezaba delante de una persona muerta.

16.7 Autorización para rezar por un muerto después de Subh, hasta que el amanecer esta muy claro, y después de Asr, hasta que el sol se pone amarillo

20
Yahya me relató de Malik, de Muhammad ibn Abi Harmala, mawla de Abd ar-Rahman ibn Abi Sufyan ibn Huwaytib, que Zaynab bint Salama murió durante el tiempo en cual Tariq era el amir de Madina y su féretro fue sacado después de Subh y puesto en al-Baqi. El dijo que Tariq solía rezar Subh al comienzo mismo de su tiempo. Añadió: "Oí a Abdullah ibn Umar decir a la familia: "Podéis rezar sobre vuestro muerto ahora o podéis esperar hasta que el sol salga."

21
Yahya me relató de Malik, de Nafi que Abdullah ibn Umar dijo: "La oración por una persona muerta se puede hacer después de Asr y de Subh, si estas se han rezado en sus tiempos."

16.8 Hacer la oración por el muerto en las mezquitas

22
Yahya me relató de Malik de Abu'n Nadr, mawla de Umar ibn Ubaydullah, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, ordenó que trajeran el cuerpo de Sa'd ibn Abi Waqqas y lo hicieran pasar por delante de ella en la mezquita para que ella pudiera hacer du'a por él. Alguna gente desaprobó el que hiciera esto, y ella dijo:
"¡Que precipitada y olvidadiza es la gente! El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solo rezó sobre Suhayl ibn Bayda en la mezquita."

23
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar dijo: "La oración sobre Umar ibn al-Jattab se hizo en la mezquita."

16.9 La oración por el muerto en general

24
Yahya me relató de Malik que él había oído que Uzman ibn Affan y Abdullah ibn Umar y Abu Hurayra solían rezar sobre personas muertas, tanto hombres como mujeres, en Madina. Ponían a los hombres más cerca del Imam y a las mujeres más cerca de la Qibla.

25
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar, cuando rezaba ante un muerto, decía: "La paz sea con vosotros" con una voz lo suficientemente alta como para que le oyera quien estuviera cerca.

26
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar solía decir:
"Nadie debe rezar ante una persona muerta sin estar en wudu." Yahya dijo que había oído a Malik decir: "No he visto a ninguna persona de conocimiento desaprobar que se rece ante un niño nacido del adulterio, o ante su madre."

16.10 Enterrar al muerto

27
Yahya me relató de Malik que él había oído que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, murió en lunes y fue enterrado en martes, y la gente rezó ante él individualmente, sin que nadie les dirigiera. Algunos dijeron que se le enterrara cerca del mimbar, y otros dijeron que se le enterrara en al-Baqi. Abu Bakr as-Siddiq vino y dijo:
"Yo oí al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, decir: "Ningún profeta ha sido enterrado jamás excepto en el lugar en el que murió." De modo que se le cavó allí una tumba. Cuando se disponían a lavarle quisieron quitarle la camisa pero oyeron una voz que decía: "No le quitéis la camisa," de modo que no le quitaron su camisa, y se le lavó con ella puesta, que Allah le bendiga y le conceda paz."

28
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, que su padre dijo: "Había dos hombres en Madina, uno de los cuales cavaba tumbas con un nicho para el cuerpo en la pared de un lado, y el otro que no, y dijeron: "El que llegue primero puede hacer el trabajo," y el que cavaba tumbas con un nicho llegó primero y cavó la tumba del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz."

29
Yahya me relató de Malik, que él había oído que Umm Salama, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía decir: "No creí que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, hubiera muerto hasta que oí los golpes de las piquetas."

30
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Vi como tres lunas caían en mi habitación, y le relaté mi visión a Abu Bakr as-Siddiq. Más tarde, cuando el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, murió, y fue enterrado en mi casa, Abu Bakr me dijo:
"Esta es una de tus lunas, y es la mejor de ellas."

31
Yahya me relató de Malik, de más de una fuente digna de confianza, que Sa'id ibn Abi Waqqas y Sa'id ibn Zayd ibn Amr ibn Nufayl murieron en al-Aqiq y fueron llevados a Madina y enterrados allí.

32
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, que su padre dijo: "No quisiera que se me enterrara en al-Baqi. Preferiría ser enterrado en otro sitio. El que es enterrado en al-Baqi es uno de dos: o bien es un injusto (dhalim), y yo no quisiera ser enterrado con él, o bien es un salih, y no quisiera que sus huesos se vieran molestados por mi."

16.11 Pararse ante un funeral y sentarse en tumbas

33
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id, de Wafid ibn Amr ibn Sa'id ibn Ma'adh, de Nafi ibn Yubayr ibn Mut'im, de Mas'ud ibn al-Hakam, de Ali ibn Abi Talib, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía ponerse de pie cuando un cortejo funebre pasaba por delante, y volver a sentarse después.

34
Yahya me relató de Malik, que él había oído que Ali ibn Abi Talib solía apoyar la cabeza en tumbas y tenderse encima de ellas. Malik dijo: "Según nuestro entendimiento, solo esta prohibido sentarse en tumbas para hacer las propias necesidades."

35
Yahya me relató de Malik, de Abu Bakr ibn Uzman ibn Sahl ibn Hunayf que él había oído a Abu Umama ibn Sahl ibn Hunayf decir: "Solíamos asistir a cortejos funebres y las últimas personas no se sentaban hasta que no se les daba permiso."

16.12 Prohibición de llorar por los muertos

36
Yahya me relató de Malik, de Abdullah ibn Abdullah ibn Yabir ibn Atik, que Atik ibn al-Hariz, el abuelo de Abdullah ibn Abdullah ibn Yabir por parte de madre, le dijo que Yabir ibn Atik le había dicho que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, vinoa visitar a Abdullah ibn Zabit y lo encontró agonizando. Le llamó pero él no respondió. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "A Allah pertenecemos y a El regresamos," y añadió: "Estas siendo apartado de nosotros, Abu'r Rabi." Las mujeres gritaban y lloraban, y Yabir empezó a hacerlas callar. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Déjalas ahora y cuando llegue el momento necesario, ninguna debe gritar." Dijeron: "Mensajero de Allah, ¿cual es el momento necesario?" y él, que Allah le bendiga y le conceda paz, respondió: "Cuando muera." La hija del moribundo dijo: "Por Allah, espero que seas un martir, porque has completado tus preparativos para la batalla," y el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Allah ha hecho que su recompensa corresponda con su intención. ¿Qué creéis que es un martir?" Ellos dijeron: "El que muere en la senda de Allah." El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Hay siete tipos de martir, aparte de los que son matados en la senda de Allah. El que muere a causa de una plaga es un martir, el que muere ahogado es un martir, el que muere de pleuresía es un martir, el que muere de una enfermedad del vientre es un martir, el que muere en un incendio es un martir, el que muere por el derrumbamiento de un edificio es un martir y la mujer que muere en el parto es una martir."

37
Yahya me relató de Malik, de Abdullah ibn Abi Bakr, de su padre que Amra bint Abd ar-Rahman le dijo que ella había oído a A'isha, la umm al-muminin, decir (cuando se le mencionó que Abdullah ibn Umar solía decir: "A los muertos les atormenta el llanto de los vivos"): "Que Allah perdone a Abu Abd ar-Rahman. Por supuesto que no ha mentido, pero ha olvidado o ha cometido una equivocación. El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, pasó por delante de una mujer judía, cuando su familia lloraba ante ella, y dijo: "Lloráis por ella, y ella esta siendo tormentada en su tumba."

16.13 Contentamiento ante la desgracia

38
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, de Sa'id ibn al-Musayyab, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "A ningún musulmán que le mueran tres hijos le tocará el fuego, excepto para cumplir la promesa de Allah."* *Allah ta'ala dice en el Qur'an que alguna gente tendrá que pasar por el Fuego antes de entrar al Jardín.

39
Yahya me relató de Malik, de Muhammad ibn Abi Bakr ibn Amr ibn Hazim, de su padre, de Abu'n Nadr as-Salami, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Si tres hijos de un musulmán mueren y él se contenta con ello, ellos serán para él una protección contra el Fuego." Una mujer que estaba con el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "¿O dos?, Mensajero de Allah", y él, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "O dos."

40
Yahya me relató de Malik, que él había oído de Abu'l Hubab Sa'id ibn Yasar, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "No deja el mumin de padecer desgracias en sus hijos y en sus amigos intimos hasta que se encuentra con Allah sin acciones equivocadas."

16.14 Contentamiento ante la desgracia en general

41
Yahya me relató de Malik, de Abd ar-Rahman ibn al-Qasim ibn Muhammad ibn Abi Bakr, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Que sirva de consuelo a los musulmanes en sus desgracias, la desgracia que yo padezco."

42
Yahya me relató de Malik, de Rabi'a ibn Abi Abd ar-Rahman, de Umm Salama , la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Si una desgracia le acaece a alguien y dice, como Allah ha ordenado: "A Allah pertenecemos, y a El regresamos. Oh Allah, recompensame en mi desgracia y dame después algo mejor," Allah se lo concederá."
Inna lillahi wa inna ilayhi rayi'un.
Allahumma yurniy fi musiy batiy,
wa aqibhiy jayran minha.
Umm Salama dijo: "Cuando Abu Salama murió yo dije eso, y después dije:
"¿Quién es mejor que Abu Salama?" Y después Allah le dijo al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y él se casó con ella.

43
Yahya me relató de Malik, de Yahya ibn Sa'id que al-Qasim ibn Muhammad dijo: "Una de mis esposas murió y Muhammad ibn Ka'b al-Quradhi vino a consolarme por ello. Me contó que un hombre de los Bani Isra'il que era un hombre diligente, adorador, con conocimiento y entendimiento, tenía una esposa a la que admiraba y amaba, y ella murió. Su muerte le produjo una intensa pena y lamentó su muerte hasta el punto de que se retiró en una casa y se encerró en ella, oculto de todo el mundo, y nadie le visitaba. Una mujer oyó hablar acerca de él, y fue a verle, diciendo:
"Necesito que él me dé una opinión. Nada me dejará satisfecha excepto lo que él diga sobre el tema." Todo el mundo se marchó pero ella se quedó pagada a su puerta y dijo: "Debo verle." Alguine le dijo al hombre: "Hay una mujer que desea preguntarte tu opinión acerca de algo," y ella insistió: "Solo hablaré con él acerca de ello." cuando todo el mundo se había marchado y ella todavía no se había ido de su puerta, él dijo:
"Dejadla entrar." Entonces ella entró, la vio y le dijo: "He venido a pedirte tu opinión acerca de algo." El dijo: "¿De qué se trata?" Ella dijo: "Tomé prestada una joya de una vecina y me la he puesto y la he usado durante largo tiempo. Después vinieron a pedirmela. ¿Debo devolversela?" El dijo: "Sí, por Allah." Ella dijo: "La he tenido en mi poder durante un largo tiempo." El dijo: "Es más correcto que se la devuelvas, puesto que te la han prestado durante tanto tiempo." Ella dijo: "Sí. Que Allah tenga misericordia de ti. ¿Porqué entonces te a fliges por lo que Allah te había prestado y ahora te ha quitado, cuando él tiene un derecho más grande sobre ello que tu?" Entonces él vio la situación en la que se encontraba y Allah le ayudó por medio de las palabras de la mujer."

16.15 Desenterrar tumbas

44
Yahya me relató de Malik que Abu'r Riyal Muhammad ibn Abd ar-Rahman dijo: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, maldijo tanto a los hombres como a las mujeres que desenterraban," queriendo decir con ello que desenterraban tumbas.

45
Yahya me relató de Malik que él había oído que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, solía decir: "Romper el hueso de un musulmán cuando está muerto es como romperselo cuando está vivo." Quería decir cuando se hace en una acción equivocada.

16.16 Entierro en general

46
Yahya me relató de Malik, de Hisham ibn Urwa, de Abbad ibn Abdullah ibn az-Zubayr, que A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, le dijo que ella había oído al Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, decir antes de morir, mientras se apoyaba en su (A'isha) pecho y ella escuchaba: "Oh Allah perdóname y ten misericordia de mi y reuneme con la compañía más elevada."

47
Yahya me relató de Malik que él había oído que A'isha dijo: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Ningún profeta muere hasta que no se le ha dado a elegir." Ella continuó: "Yo le oí decir: "Oh Allah, la compañía más elevada," y yo supe que se estaba yendo."

48
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abdullah ibn Umar dijo que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Cuando uno de vosotros muere se le muestra su lugar por la mañana y por la tarde, y si eres uno de la gente del Jardín, estarás con la gente del Fuego. Se te dirá: "Este es tu lugar de espera hasta que Allah te levante en el día del levantamiento."

49
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-A'ray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"La tierra devora al hijo de Adam entero, excepto el coxis. De él se le creó, y a partir de él será construido."

50
Yahya me relató de Malik, de Ibn Shihab, que Abd ar-Rahman ibn Ka'b ibn Malik al-Ansari le dijo que su padre, Ka'b ibn malik, solía relatar que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "El ruh de un mumin es un pájaro que se sienta en los arboles del Jardín hasta que Allah lo devuelve a su cuerpo, en el día en que le levanta."

51
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-A'ray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Allah, el Bendito y Exaltado, dice: "Si Mi esclavo anhela reunirse conmigo, Yo anhelo reunirme con él, y si es reacio a reunirse conmigo, Yo soy reacio a reunirme con él."

52
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-A'ray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Un hombre le dijo a su familia que nunca había hecho ninguna acción buena, y que cuando muriera tenian que quemarle y después esparcir la mitad de él por la tierra y la otra mitad por el mar, y por Allah, si Allah lo destinara para él, le castigaría con un castigo, con el cual no habría castigo a nadie más en todos los mundos. Cuando el hombre murió hicieron lo que él les había dicho. Entonces Allah le dijo a la tierra que reuniera todo lo que había en ella, y le dijo al mar que reuniera todo lo que había en ella, y entonces le dijo al hombre: "¿Porqué has hecho esto?" y él dijo: "Por temor de Ti, Señor, y Tu lo sabes." Abu Hurayra añadió: "Y El le perdonó."

53
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-A'ray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"Todos los niños nacen en la Fitra, y son sus padres los que hacen de él un judío o un cristiano. Del mismo modo en que un camello nace entero, ¿acaso veis algún defecto?" Ellos dijeron: "Mensajero de Allah, ¿qué le pasa a la gente que muere (muy) joven? El dijo: "Allah sabe lo que solían hacer."

54
Yahya me relató de Malik, de Abu'z Zinad, de al-A'ray, de Abu Hurayra, que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo:
"No llegará la Hora hasta que un hombre pase por la tumba de otro y diga: "Ojalá estuviera en su lugar."

55
Yahya me relató de Malik, de Muhammad ibn Amr ibn Halhala ad-Dili de Ma'bad ibn Ka'b ibn Malik, que Abu Qatada ibn Rib'i solía relatar que una cortejo funebre pasó por delante del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, y él dijo: "Uno liberado y, de otro, otros se ven liberados." Dijeron: "¿Quién es el liberado y quién es aquel del que otros se ven liberados?" El, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo: "Un esclavo que es mumin es el que se libera del agotamiento y del sufrimiento de este mundo (y va) a la misericordia de Allah, y un esclavo de acción erronea es aquel del que los hombres, las ciudades, los arboles y los animales se ven liberados."

56
Yahya me relató de Malik que Abu'n Nadr, mawla de Umar ibn Ubaydullah, dijo que el Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, dijo, cuando el cortejo funebre de Uzman ibn Madh'un pasó por delante de él: "Te has marchado y no estabas implicado en nada de él."

57
Malik me relató de Alqama ibn Abi Alqama, que su madre dijo que ella había oído a A'isha, la esposa del Profeta, que Allah le bendiga y le conceda paz, decir: "El Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le conceda paz, se levantó una noche se vistió y a continuación salió. Yo ordené a mi esclava, Barira, que le siguiera, y ella le siguió hasta que llegó a al-Baqi. Estuvo cerca de al-Baqi, de pie, tanto tiempo como Allah quiso y después se marchó. Barira volvió antes que él y me dijo (lo que había visto) y yo no le dije nada hasta la mañana siguiente, y él explicó: "Fui enviado a la gente de al-Baqi para rezar por ellos."

58
Yahya me relató de Malik, de Nafi, que Abu Hurayra dijo: "Hacer vuestros funerales con rapidez, pues es tan solo bien hacia lo que le avanzáis, o mal que os estáis quitando de vuestros cuellos."