INTRODUCCIÓN


La alabanza pertenece a Allah. Alabado sea Allah, que envío a nuestro profeta Muhammad, que Allah le bendiga y de paz, como una misericordia para el universo. Él envió el noble Corán a través de él como una luz y una guía para los temerosos de Allah. Él le ordenó clarificar lo que había sido revelado a la gente para que pudieran reflexionar. Sus palabras y acciones les enseñaron claramente todo lo que necesitaban saber. Él instruyó a aquellos que estaban presentes con él para que transmitieran su enseñanza a aquellos que no lo estaban. Bendiciones y paz sean sobre él y sobre su familia y sus buenos y puros Compañeros que gastaron su riqueza y sus vidas para extender el Din del Islam. Por medio de ellos Allah preservó su sharí´a haciendo posible que sobreviviera a través del tiempo hasta nuestros días. Sus corazones eran las vasijas que contenían y preservaban los ayats del Libro Claro y la sunna del sello de los profetas y el Imam de los Mensajeros. Después aquellos que lo siguieron y aquellos que siguieron a estos, asumieron esta tarea. La gente que escribió y registró este conocimiento apareció en el tiempo de la tercera generación. El más grande de ellos fue el Imam de la gente de la Hégira, el Imam de los Imams, Abu Abdellah Malik ibn Anas al Asbahi al Medini. Él asumió esta tarea para servir a la sharí´a y para preservar la sunna profética. Él hizo esto transmitiéndolo de aquellos notables Tabi´un con cuyo conocimiento él estaba satisfecho y cuyas palabras él consideraba dignas de transmitir y por su trabajo abrió el camino para todos los escritores posteriores y despejó la senda para la compilación de la ley Islámica. Él seleccionó aquellos transmisores que eran confiables y rechazó a aquellos que eran débiles. Su libro Al-Muwatta fue el más grande libro escrito en su tiempo; fue el más preciso en definición y el mejor de ellos en su elección de los capítulos. Los otros libros escritos en el mismo tiempo que el suyo se han desvanecido pero Allah ha decretado que su libro permaneciera hasta nuestros días y de hecho hasta el final del primero de los dos mundos, cuado Allah tomará la tierra y todo lo que hay en ella; esto ha sucedido por el permiso de Aquel que creó los dos mundos y a los yines y a los hombres.
Se me ha pedido por parte de algunos de nuestros hermanos, que desean diseminar el conocimiento y renovar la llamada al Islam, escribir una introducción a esta edición del Muwatta que es la primera traducción de éste a la lengua inglesa. He cumplido con su requerimiento con la esperanza de una abundante recompensa de Allah ya que somos bien conscientes de la importancia de este libro, sus bendiciones, el abundante conocimiento que en él se encuentra y su fama, tanto pasada como presente, entre los libros escritos sobre la ciencia del hadiz por los Imams que son dignos de emulación.
Hemos dividido esta introducción en las siguientes partes:

El linaje de Imam Malik, su familia, su nacimiento y biografía

Su nombre completo es Malik ibn Anas ibn Malik ibn Abi´Amir al-Asbahi él estaba emparentado con los Dhu Asbah, una subtribu de Himiar, una de las tribus Qahtani que tenía el control de un inmenso reino durante el periodo de yahilia. Su reino era conocido como el Tatabi´a que es el plural de Tubba. Tubba es mencionado dos veces en el noble Corán. El abuelo de su padre, Abu Amir, está considerado por algunos como uno de Los Compañeros y se menciona de él que fue a todas las batallas con el Mensajero excepto a Badr. De cualquier modo ibn Hayar mencionó en la Isaba de adh-Dhahabi que él no encuentra a ninguno que lo mencionara como uno de los Compañeros a pesar de que estaba ciertamente vivo en el tiempo del Profeta. En cuanto a Malik ibn Amir el abuelo del Imam, fue uno de los grandes ´'Ulema de los Tabi'un. El fue uno de los que ayudó en la puesta por escrito del noble Mushaf en el tiempo de el Emir al Muminin, Uzman ibn Affan, que Allah esté complacido con él.
Él tuvo cuatro hijos: Anas, el padre del Imam, Abu Suhail cuyo nombre era Nafi’a, ar-Rabi´ y Uways el abuelo de Ismail ibn abi Uways y su hermano Abdel Hamid. Estos dos (Ismail y Abdel Hamid) estaban entre los discípulos de Malik y entre los transmisores de Sahih. Los cuatro hermanos, es decir Anas el padre de Malik y sus hermanos, transmitieron de su padre, Malik ibn abi Amir, y otros después transmitieron de ellos. El más famoso de ellos en conocimiento y transmisión fue Abu Suhail. Imam Malik relato de él así como lo hicieron los recopiladores de las colecciones Sahih. Al Bujari, Muslim, y otros transmitieron una gran cantidad de hadices de Malik ibn abi Amir y de su hijo, Abu Suhail.
De todo esto se hace evidente que el Imam era una rama de un buen árbol cuyos hombres eran famosos por transmitir y servir al conocimiento. Parte de la excelencia de su familia reside en el hecho de que de ella nació Imam Malik. Se ha dicho que su nacimiento tuvo lugar en el año 90 después de la Hégira a pesar que hay otras opiniones. Murió cuando tenía 87 años de acuerdo con las informaciones más fiables aunque también se ha dicho que tenía 90. Era calvo, de ancha cabeza y ojos inteligentes; su nariz era fina y su barba espesa. Musab As-Subairi dijo, “Malik era uno de los hombres de cara más agradable y el más dulce en sus ojos; el más puro de ellos en blancura, el más perfecto de ellos en altura y el mas excelente en su cuerpo”. Otro dijo “Malik fue de mediana estatura”. El primero es mejor conocido.

Su búsqueda de conocimiento :

En la época en la que Malik creció y durante el tiempo inmediatamente anterior, Medina Al-Munawara florecía con los grandes ‘Ulema que eran los herederos directos del conocimiento de los Compañeros, que Allah este complacido con ellos. Entre estos se incluían “los siete Fuqaha” de Medina ( ó los diez) y sus compañeros que tomaron de ellos; Malik personalmente estaba siempre anhelante de conocimiento y dedicado a asistir a las asambleas de inminentes hombres de conocimiento. Él bebió y bebió una y otra vez de las dulces y refrescantes fuentes del conocimiento.
Fue instruido en el aprendizaje y recitación del noble Corán por Imam Nafi´a ibn Abdurrahman ibn Abi Nuaim , el Imam de los recitadores de Medina y uno de los “siete recitadores”. Abu Amar Abdani que incluye la biografía de Imam Malik en su libro Tabakat al Qurra lo consideraba como uno de los recitadores. El mencionó que Imam al-Ausai tomó el Corán de Imam Malik, estando éste ocupado con los significados de su comentario. En Al Muwatta, encontraron algunos de sus comentarios sobre ciertos ayats.
El se empleaba con aquellos que sabían hadiz, tanto en transmisión como en conocimiento y era un maestro del fiqh, sabiendo como derivar juicios y unir declaraciones proniéndolas juntas y como sopesar una prueba contra otra. Parte de su buena fortuna fue que dos de sus Sheyjs, Mohammed bin Shihab Az-Zuri y Abdullah ibn Abubakar ibn Muhammad ibn Amar ibn Hazm al Ansari, fueron de los que tomaron parte en el principio del proceso del registros de los hadices.
Imam Malik conoció a un extraordinario número de hombres de conocimiento de los Compañeros o de los grandes Tabi´un. Él no se sentaba en el círculo de todo el que se ponía a enseñar en la Mezquita del Profeta ó se apoyaba contra uno de los pilares para relatar hadiz de la gente del profeta Mamad, la paz y las bendiciones sean con el, sino que solía tomar solo de aquellos hombres que el veía que tenían Taqwa, escrupulosidad, buena memoria, conocimiento y entendimiento y que sabían claramente que se les iba a pedir cuentas de lo que se había dicho en el Yaum al-Qiyama. Shubba ibn al-Hayay, que era uno de los grandes estudiosos del hadiz, dijo que Malik era el más discriminador, diciendo acerca de él que “él no tomaba nota de cualquiera” .
Sabiendo como sabemos que Imam Malik viene de una familia de estudiosos, y que nació en Medina al-Munawara que era la capital de conocimiento de ese tiempo, especialmente en lo concerniente de hadiz y conociendo también la fuerza de la predisposición de Malik hacia la retención, el entendimiento, el Taqwa y conociendo su perseverancia frente a los obstáculos que el encontró en la senda del conocimiento, es difícil sorprenderse al descubrir que se graduó a una edad muy joven. Fuentes confiables han relatado que él se sentaba a dar Fatwas cuando tenia diez y siete años. Esto no procedía de la fogosidad de la juventud ni respondía al deseo de aparentar sino solo después de que setenta Imams hubieran testificado que el era digno de dar fatuas y enseñar. Tales personas solo testificaban esto cuando era correcto hacerlo. De hecho, el Testimonio de dos de ellos hubieran sido suficiente.


La alabanza de la gente hacia él y sus testimonios de que él era el mas grande de los Imams en conocimiento:


Los notables 'Ulemas del tiempo de Malik y aquellos que vinieron después de él, todos estaban de acuerdo acerca de su rango preeminente y lo consideran como un pilar del conocimiento y uno de sus firmes baluartes, ensalzado por su Taqwa, su memoria retentiva,
su confiabilidad en la transmisión, y su capacidad para hacer fatwas. Él era bien conocido por volverse siempre al verdadero conocimiento y permanecer a parte de lo que no le concernía, y por mantenerse aislado de los califas y emires que pródigamente derramaban dinero sobre aquellos hombres de conocimiento que se mostraban favorables a ellos. Él tenía una extraordinario respecto por los hadices del Mensajero de Allah, que Allah le bendiga y le de paz, y esto era considerado suficiente por los notables hombres del hadiz y por los Fuqaha que transmitieron de él y usaban su transmisión como una prueba, poniéndola por delante de las transmisiones de muchos de sus maestros. Ellos los seguían en su fiabilidad ó no fiabilidad con respecto a sus transmisiones .
No existe ninguna duda sobre el hecho de que al Al-Laiz, Al-Ausai, los dos Sufians, ibn Al-Mubarak, Shuba ibn al Hayay, Abder Rasak y otros grandes 'Ulemas como ellos transmitieron de Malik. Imam Ash-Shafi fué uno de sus sobresalientes discípulos como lo fue Imam Muhammad ibn Al-Hasan ash-Shaibani, el compañero Abu Hanifa. Kadi abu Yusuf, que lo conoció y habló con el, también relató de él por medio de un tercero. También es verdad que Abu Hanifa relató de él así como lo hizo un grupo de sus Sheijs, incluyendo a Muhammad ibn Shihab al-Suhri, Rabbia ibn abi Abdu Rahman, abu Aswad Muhammad ibn Abdu Arman, conocido como el huérfano de Urwa, Yahia ibn Said al-Ansari, Ayub as-Sahtiani y otros. No había nadie más grande en ese tiempo que esos hombres. Algunos de ellos eran Fuqaha y otros eran relatores de hadiz. La mayoría de ellos eran las dos cosas.
En cuanto a los que vinieron después de ellos, todos relataron de Malik excepto aquellos que fueron prevenidos de hacerlo por circunstancias. ¿Y por que no iban a relatar de el? ¿acaso no era Imam Malik alguien que combinaba justicia, precisión, examen y critica visión en la evaluación de los hombres y evitaba la trasmisión de los débiles? Solo hay un hombre del que él relató que se considera débil. Este fue Abdel Karim ibn Abil Maharik al Basri y esto sucedió solo porque el no era una de la gente de la tierra de Malik y este se dejo llevar por su escrupulosidad y el modo en que realizó el Hajj.
Si tenéis alguna duda acerca de lo que hemos dicho, mirad en cualquiera de sus libros de hadiz y encontrareis el nombre de Malik constantemente repetido por las lenguas y plumas de los transmisores. Y suficiente para nosotros es la frecuente repetición de su nombre en las colecciones Sahih de al-Bujari y Muslim. El Quitab al Um, de Imam ash-Shafi, y su Quitab ar-Risala ambos empezaron con las palabras, “Malik nos reportó”. Y cuando el Musnad de Ash-Shafi fue recopilado, también empieza con las mismas palabras. Encontramos que Hafiz Abu Bakr al-Baihani empieza su gran Sunan con el hadiz “su agua es pura” que es de la transmisión de ash-Shafi de Malik y de la transmisión de Abu Daud de Malik. El mencionó que Ash-Shafi dijo, “hay alguien en el Isnad que yo no conozco”. Después al-Baihaki dijo al final de ello, “de todos modos lo que establece la corrección del Isnad es la confiabilidad que Malik dio en Al Muwatta. Estas palabras indican la posición de Malik y que la gente de su tiempo y aquellos después de el, que no eran sus partidarios, reconocieron su preeminencia en la preservación del hadiz, para distinguir lo correcto del débil y en su conocimiento de la ciencia de los hombres y sus estados.

Aquellos primeros Imams no estaban satisfechos guardando silencio acerca de él, por lo que usaron sus lenguas y sus plumas claramente declarando su eminencia y la extensión de su fama. En Is´af al Mubatta bi-riyal al-Muwatta ´,Yalal ad-Din as-Suyuti dijo que Bishr ibn Umar As-Sahrani dijo que él le preguntó a Malik acerca de un hombre y dijo, “¿Encuentras su nombre en mis libros?” Él contestó, “ No”. Malik dijo,”Si hubiera sido confiable, lo hubieras encontrado en mis libros.” Ibn al Madini dijo, “Nunca tuve noticia de que Malik rechazara a un hombre a no ser que hubiera algo incorrecto acerca de sus hadices.” Ibn al Madini también dijo, “ Cuando Malik te trae un hadiz de alguien de Sa´id al-Musayyib, yo lo prefiero a los de Sufyan de alguien de Ibrahim. Malik solo transmite de gente que es confiable.” Yahia ibn Mu´in dijo, “Todos aquellos de los que Malik ibn Anas relata son confiables excepto ´Abd al-Karim al-Basri Abu Umaya.”
Ahmad ibn Saleh dijo, “No se de nadie que fuera más cuidadoso en su elección de hombres y 'Ulemas que Malik. No sé de ninguno que relatara nada malo acerca de ninguno de los que él escogió. Él relató de gente de los que ninguno era rechazado”. An-Nasai dijo, “los testaferros de Allah sobre el conocimiento del Profeta, que Allah le bendiga y le de paz, eran Shuba ibn al Hayay, Malik ibn Anas y Yahia ibn Said al Qattan”. El dijo, “Az-zauri fue un Imam, pero relató de hombres debiles. Lo mismo pasó con ibn al-Mubarak después él indicó la preeminencia de Malik sobre Shuba y Yahia ibn Said al Qattan. Él dijo, “No hay nadie entre los Tabi'un más comfiable en Hadiz que estos tres, y ninguno que tenga transmisiones debiles.”
Ismail ibn abu Aways dijo, “Escuché a mi tio, Malik, decir, “este conocimiento es el Din, por lo tanto mira de quien tomas tu Din. Conocí a setenta hombres que dijeron, “el Mensajero de Allah dijo debajo de esos pilares...”y no tome nada de ellos. Esto a pesar de que si a alguno de ellos se le hubiera confiado la custodia de un tesoro, habría sido digno de tal confianza. Pero no pertenecían a la gente de este asunto. Sin embargo cuando ibn Shiha vino a nosotros, nos amontonábamos en su puerta”. Yahia ibn Mu´in dijo de Sufian ibn Uyayna, “¿Quien somos nosotros en comparación con Malik? Nosotros nos limitamos a seguir el camino de Malik. Mirábamos si Malik tomó de un Shaij. Si veíamos que no, lo dejábamos”.
Ash-hab dijo que Malik fue preguntado, “¿debe uno tomar de alguien que no memoriza, pero que es confiable y cuidadoso en lo que escribe? ¿ se puede tomar un hadiz de un hombre así?” Malik respondió, “yo temo por lo que él pueda añadir en su cuaderno por la noche.” Al-Azrim dijo, “pregunté a Ahmed ibn Hambal acerca de Amr ibn abi Amr, el cliente de al-Mutalib y él dijo, “Su transmisión es excelente en mi opinión. Malik transmitió de él.” Abu Said bin al-Arabi dijo ,“Si Malik relataba de un hombre, Yahia ibn Mu´in lo declaraba confiable.”Mas de una persona cuando era preguntada decía ,“Ese hombre es confiable. Malik relató de él”.
Qurad abu Nuh dijo, “Malik mencionó algo y fue preguntado, ¿Quién te lo relató? Y el contestó, ‘nosotros no nos sentamos con charlatanes’.” Abdellah ibn Ahmed ibn Hambal dijo, “escuché a mi padre mencionar esto y dijo, no hay en el mundo declaración más noble que esta con respecto a las virtudes de los 'Ulema. Esta declaración no sería válida de nadie más que de Malik.
En el Tadkira al-Hufaz,Ad-Dhahabi mencionó alguna de las alabanzas de la gente hacia Malik, incluyendo la famosa declaración de As Shafi, “Cuando los 'Ulema son mencionados, Malik es la estrella”. Ahmed ibn al-Jalil dijo que él escuchó a Ishaq ibn Ibrahim decir, “ cuando az-Zawri, Malik y al-Awzai coinciden en un asunto, eso es sunna, aunque no haya ningún texto sobre ello”.
Después de mencionar muchas de las alabanzas de la gente de conocimiento hacía él, Ad-Dajabi dijo, “Yo pongo la biografía de Malik separada en una sección de mi Tarih al-Qabir. Es comúnmente aceptado que Malik tuvo virtudes que no se han conocido juntas en nadie más. La primera de ellas fue la longitud de su vida y la extensión de su transmisión. La segunda era su mente aguda. La tercera el consenso de los Imams de que él es una prueba correcta en transmisión. La cuarta es que coinciden sobre su Din, su justicia y su seguimiento de la sunna. La quinta es su preeminencia en Fiqh, Fatua y la corrección de sus fundamentos”.
En Taqrib at-Tahdhib, ibn Hayar dijo, “Malik ibn Anas ibn Malik ibn Abi Amir al-Asbahi, abu Abdellah, al-Medini, el faqih, el Imam de la Hégira, el jefe de aquellos que tienen Taqwa y el más grande de aquellos que son confirmados, de quién al-Bujari dijo, “los más correctos isnads de todos son los de Malik, de Nafi´de ibn Umar”.
Esto es solo una breve muestra de algunas de las cosas que han sido dichas acerca de él por 'Ulemas que no siguen la escuela de Malik. Sus palabras no discrepan en nada de lo que haya sido escrito por los demás Malikis. El lector podrá encontrar un montón de lo que hemos dicho en los libros de abu Umar ibn Abd al-Barr, el Tartib al-Mudarik de Qadi Abu-l-Fadl ´Iyad,y ad-Dibaj al-Madh-hab por Burhan ad-Din ibn Farhun, y otros libros de escritores anteriores y posteriores.
Entre los Malikis y los demás, Imam Malik es conocido como el Imam de los Imams. Es fácil ver porqué esto es así. Sabemos que esos Imams cuyas escuelas, Fatuas y transmisiones son seguidas bien directamente o bien a través de un intermediario. Imam As Shafi fue uno de los más famosos de los estudiantes de Malik y Imam Ahmad fue uno de los mas famosos estudiantes de ash-Shafi. Muhammad ibn al-Hasan fue uno de los transmisores del Muwatta. Abu Yusuf también lo relató vía un intermediario. Uno de los 'Ulema confirmó que Imam abu Hanifa también relató de él, y nadie puso objeción a esta declaración. Algunos Shaijs como Ibn Shihab y Rabi’a relataron de Malik como ya hemos mencionado. También hemos mencionado que al-Layz, al-Awzay, los dos Sufians y ibn al-Mubarak relataron de él, y no hay desacuerdo acerca de esto. Los 'Ulema del hadiz que eran famosos por escribir en este campo, o de los que los otros han transmitido, han transmitido de él. Nosotros decimos que no hay erudito de la Sharía Islámica que no sea estudiante de Malik. Esto es porque, primero de todo, no es valido contar a alguien como un erudito de la Sharía si es ignorante del Muwatta, los seis libros, el Musnad de Ahmad y el resto de los libros que son consultados en hadiz. Todos los de ellos que relatan deben relatar de Malik. Por lo tanto ellos deben respetar este Imam de quién ellos relatan.
Una de las cosas extraordinarias acerca de la gente que venía a Malik para que les transmitiera es que no había una sola pequeña región sujeta al Din del Islam en su tiempo de la que no saliera un grupo de sus hijos mas nobles para ir a visitarlo. El numero de aquellos cuyo nombre era Muhammad que relataban de él eran más de cien. El numero de aquellos llamados Abdullah era sobre sesenta, de aquellos llamados Yahya sobre cuarenta y de aquellos llamados Said mas de veinte. Si te imaginases su circulo de estudio, encontrarías gente de Al Andalus, de Jorasan, de Siria, de Marruecos, de Egipto, de Irak, de Yemen y otros, todos sentados en un circulo alrededor de él con sus diferentes lenguas, colores y vestimentas. Sería una extraordinaria visión. No creemos que un grupo así se haya reunido a los pies de un ‘Alim antes o después en Medina o en cualquier otro lugar.

Los Sheyjs de los cuales él transmitió.

He sabido que Imam Malik creció en Medina Al-Munawara y que aquellos que buscaban conocimiento viajaban allí desde todas las regiones del Islam porque Medina tenía un insuperable numero de 'Ulemas en comparación con el resto del mundo musulmán. En Medina, Malik conoció a todos los grandes hombres que tuvieron la mayor parte en la responsabilidad y honor en la transmisión del hadiz y los dichos de los Compañeros y Tabi'un. Él encontró tal riqueza de conocimiento en Medina que no necesitó viajar a ningún otro lugar. Él relató de novecientos Sheijs o más y con su propia mano escribió cien mil hadices. Su libro, Al Muwatta, el que estamos presentando, contiene ochenta y cuatro hombres de los Tabi'un, todos los cuales eran de Medina excepto seis. Esos seis eran Abu Subail de Meca, Hamid Attawil y Ayub as-Sahtiani de Basra, Ata ibn abi Muslim de Jorasan, Abdel Karim al Jasari de Hasira en Mesopotania norte de Irak, e Ibrahim ibn abi Abla de Siria. Malik es famoso por el hecho de que no transmitió de una serie de 'Ulemas a los que conoció, incluso a pesar de que eran gente del Din, porque pensaba que no transmitían adecuadamente
Al Gafiki dijo que el numero de sus Sheijs en Al Muwatta eran noventa y cinco.

Los transmisores que transmitieron de él.


En la introducción al Tanwir al-Hawaliq, as-Suyuti dice que tanta gente transmitió de él que no se conoce ningún otro Imam que haya tenido una transmisión como la suya. Él dice que Abu Bakr dedicó un libro a aquellos que transmitieron de Malik y en él incluyó a novecientos noventa y tres hombres. Qadi Iyad Mencionó que él escribió un libro sobre aquellos que transmitieron de Malik en el que enumeró a más de mil trescientos hombres. As-Suyuti dijo que él había enumerado los nombres de todos ellos en su gran comentario. Los transmisores del Muwatta solamente, son un numero difícil de contar.
Qadi Iyad mencionó que el numero de transmisiones que él leyó o consultó en las transmisiones de sus Sheijs alcanzaban la veintena, y alguno de ellos menciona treinta. Otra cosa que indica el gran numero de los transmisores del Muwatta es que Ahmed ibn Hambal dijo ,“yo escuché Al Muwatta de alrededor de diez de los compañeros de Malik que he mencionado pero lo revisé con Ash-Shafi porque me pareció que era el más correcto de ellos”. Shaij Muhamad Habibullah ibn Mayabi a Shanquiti dijo en Ida al Halik que ibn Saleladin ibn Naseradin escribió un libro acerca de los transmisores del Muwatta y mencionó que eran setenta y nueve. Entre aquellos que transmitieron Al Muwatta de Malik estaban su hijo, Yahia y su hija Fatima.


La posición del Muwatta y la consideración que la Gente le otorga.


En la introducción al-Tanwir al-Hawalik, As-Suyuti dijo que As Shafi dijo, “después del libro de Allah, no hay libro sobre la faz de la tierra más correcto que el libro de Malik”. En otra declaración dijo, “ningún libro ha sido puesto sobre la faz de la tierra más cercano al Corán que el libro de Malik”. En una tercera declaración dijo, “ Después del libro de Allah, no hay libro más útil que Al Muwatta”. Aladín Majlatai al-Hanafi dijo. “la primera persona en escribir los hadices Sahih fué Malik”.
Ibn Hayar dijo, “el libro de Malik es correcto según todos los criterios que se exigen como pruebas en el Mursal, Munqati y otro tipo de transmisión”. Después as suyuti siguiendo lo que ibn Hayar dijo, añadió, “Los hadices Mursal en Al Muwatta son una prueba con él (con ash-Shafi)también porque el Mursal es una prueba con nosotros cuando esta bien soportada. Cada Mursal en Al Muwatta tiene uno o más soportes como se hará claro en este comentario (el Tanwir al-Hawalik). Es absolutamente correcto decir que Al Muwatta es correcto (sahih) sin excepción”.
Ibn Abdul Barr reunió juntos todos los hadices Mursal, Munqati y Muadil en Al Muwatta y dijo que el número total de hadices en Al Muwatta que no tienen un Isnad es de sesenta y uno. Él declaró que encontró el Isnad de todos ellos en otras fuentes con la excepción de cuatro hadices. El erudito estudioso del hadiz, Sheij Muhamad Habibullah ibn Mayabi a Shanqiti dice en Ida al-Halik que él había encontrado testigos para estos hadices y mencionó a esos testigos. Él dijo, “Alguna de la gente de conocimiento hicieron estos Isnads completos”. Él mencionó de ibn Abdel Barr que no había hadiz Munqar en Al Muwatta y nada fundamentalmente refutado. En Dalil as-Salik en el margen de Ida al-Halik él mencionó que ibn Hayar se retractó de lo que había dicho previamente que era lo que había sido seguido por As-Suyuti. De esto queda claro que todo en Al Muwatta tiene un Isnad. La gente de conocimiento confía en los hadices del Muwatta y transmiten en sus libros, incluyendo al-Bujari y Muslim que transmitieron la mayoría de sus hadices y los incluyeron en sus colecciones Sahih. El resto de los autores de los seis libros hicieron lo mismo que hizo el Imam de los eruditos del hadiz, Ahmad ibn Hambal y otros.
Debe ser señalado que los hadices de Malik no se limitan a aquellos que incluyó en Al Muwatta. Esto se demuestra claramente por los hadices que encontramos transmitidos de Malik en las dos colecciones Sahih que no se encuentran en Al Muwatta. Hay un hadiz que al-Bujari relata en el capitulo de la descripción del Jardin: “La gente que mira a la gente de las habitaciones desde arriba de ellos”.Hay un segundo hadiz relatado por Malik comentando el surat al-Mutafifin donde el profeta dijo, “El día en que la gente permanezca delante del Señor de los mundos hasta que uno de ellos desaparezca inmerso en su sudor que le cubrirá por encima de sus orejas”. Hay un tercer hadiz relatado por Muslim en el capitulo de la sadaqa prohibida a la familia del Profeta, que él relató de Abdellah bin Muhamad bin Asma ad-Dubay, de su tío, Yuwairia ibn Asma, de Malik.
Hay dos áreas que interesan particularmente a la gente con respecto al Muwatta. Una de ellas es su transmisión y la otra es su comentario y la discusión acerca de sus transmisores y las diferentes expresiones que usaban. En cuanto al interés de sus transmisores, ya hemos demostrado como los buscadores de conocimiento en el tiempo de Malik venían del este, oeste, sur y norte impulsados por el deseo de sentarse en su circulo y tomar de él. Muchos de este grupo relataron Al Muwatta de él y lo preservaron bien en sus corazones bien por escrito. Los hombres de la generación después de su generación también se ocuparon en ello.
Tenemos suficiente evidencia de lo que decimos en el hecho de que Imam Ahmad ibn Hambal lo relató primero de diez hombres y después finalmente de Imam ash-Shafi. Similarmente Ash-Shafi lo aprendió primero en Meca y después fue a Medina a Malik y lo tomó directamente de él. Esto es también lo que Yahia ibn Yahia al-Andalusi hizo - primero lo aprendió en su propio país de Siad bin Abdella Shabtun y después viajó de Andalucía a Medina y lo leyó directamente con Malik, justamente en el año en que el Imam murió, que Allah tenga misericordia de él.
En cuanto al interés en su comentario, la discusión acerca de sus transmisores y si las diferentes versiones son más largas o más cortas, y el comentario de lo que es Gharib en el y esta clase de cosas, la gente muestra más interés en escribir en estos asuntos en el caso del Muwatta que por ningún otro libro de hadiz. Y algunos de ellos han compuesto algunos libros. Por ejemplo Ibn Abdel Barr escribió tres libros, at Tamhid, al-Istidkar y at Tahrib que es también llamado Attakasi. Qadi abull-Walid al Bayi escribió tres comentarios llamados al Istifa, al Muntaka y al Ima. El escribió un cuarto libro sobre las diferentes versiones del Muwatta. Jalaledin as Suyuti escribió dos comentarios sobre él. Uno de ellos, llamado Kash al Muwatti, es voluminoso, y el otro es un sumario llamado Tawir al Hawalik.. El escribió un tercer libro llamado Isaf al Mubatta bi riyal al Muwatta.
La más famosa transmisión del Muwatta es la de Yahia ibn Yahia al Laizi al Andalusi de modo de que cuando el nombre del Muwatta se usa, se refiere a esta transmisión. Hay alrededor de cien comentarios sobre ella. Esto es lo que Sheij Mohammed Habibulah ibn Mayabi ash-Shanqiti estaba indicando en el dalil as Salik cuando dijo, “el más famoso Muwatta si se conoce la verdad es ese de Imam Yahia al Laizi. ¿qué otro puede ser comparado con el suyo?. También dijo: ese es aquel sobre el que las criticas hacen comentarios y en cuyo lustre los esclavos encuentran beneficio. Hay cerca de cien comentarios acerca de él, todos acerca de lo que contiene.
Otra versión del Muwatta digna de mención es la de Imam Mohammed ibn al Hasan ash- Shaibani que tuvo gran distinción. Esta incluye la transmisión de muchas tradiciones con la intención de apoyar su Madhab y el Madhab de su Imam, Abu Hanifa. Algunas veces él menciona que Abu Hanifa coincide con Malik con respecto a los asuntos que están en discusión.
Se ve que los Andaluces tuvieron un gran interés en Al Muwatta como sabrá cualquiera que halla estudiado los nombres de los 'Ulemas que hicieron comentario sobre él o hablaron de la gente que aparece en el y sus diferentes versiones o escribieron sobre sus Hadices Gharib.
Se debe señalar también que aquellos que estaban interesados en Al Muwatta no solo eran Malikis o gente de una región en particular. Ellos eran de diferentes grupos y escuelas y de todas las partes del mundo musulmán.

La clarificación del significado de “Muwatta”, su excelente construcción y buen estilo.

“Muwatta” es un participo pasivo del verbo “Tawti´a”. Uno dice que algo es suavizado (watta´a) y “Yo he preparado algo para ti” y “La cama esta hecha” y “El asiento esta confortable para ti”. Ibn Mandhur dijo en al-Lisan, “En el hadiz: '¿Quereis que os diga algo acerca de aquel entre vosotros al cual amo más y quien se sentará en el lugar más cercano a mi en el día del levantamiento? Aquellos que son faciles de trato (muwatta´l-aqnaf) que son amigables y que unen a la gente”. Ibn al-Acir dijo, “Esto viene de Tawti´a que significa suavizar y rebajar. Así, Al Muwatta significa el libro claro que suaviza el camino y no es difícil de tomar para el que busca conocimiento. También se ha relatado que Malik le dio este titulo porque se lo leyó a un grupo de gente de conocimiento y ellos estuvieron de acuerdo con él (waata´a). En este caso el nombre sería derivado de Muwatta´a que significa coincidir. De todas formas, el primer significado es más parecido porque está apoyado por las reglas de derivación aunque ambas se aplican ya que el camino esta preparado y suavizado por ello y la gente coincide sobre ello y lo admira.
Si miras al Muwatta sin prejuicios, encontraras que prepara y suaviza el camino y es fácil de tomar, aun siendo uno de los libros más antiguos que ahora tenemos. Ningún otro libro anterior de la gente de conocimiento es conocido. Su autor lo hizo un ejemplo para ser imitado, particularmente en la manera en que está organizado.
Encontramos que Malik empieza con los capítulos sobre los actos de adoración los cuales son los pilares de Islam. Él puso primero la oración, siendo el más grande de los pilares. Ya que el Salat solo se hace obligatorio cuando viene su tiempo, el empezó hablando sobre los tiempos del Salat. Después habló sobre la pureza en todas sus formas porque la purificación se hace obligatoria cuando el tiempo de la Oración llega. Seguidamente habló sobre lo que es obligatorio en el Salat y lo que no es obligatorio y cosas que pueden suceder a la gente en la oración. A continuación habló sobre el Zakat y así sucesivamente sobre todos los actos de adoración hasta que los completó. También habló sobre el resto de los asuntos del Fiqh y dividió cada capítulo en pequeñas secciones para así hacerlo más fácil de tomar. Él terminó el libro con un capitulo llamado “Asuntos generales” que contenía varias cosas que no encajaban con otros asuntos, y ya que no era posible dedicar un capitulo entero a cada uno de ellos y como no quería seguir extendiendose, los combinó y lo llamó asuntos generales. As ibn al-Arabi dice, otros autores encontraron en esta organización una nueva manera de organizar su material.
Lo mismo que hizo en la totalidad del libro lo hizo en algunos capítulos. Por ejemplo al final del capitulo de la oración, tiene una sección titulada “oración en general”. También una sección sobre “funerales en general”, “ayuno en general”, “Capitulo general en lo que no es permitido del matrimonio,” y “Capitulo general sobre ventas”, etc. Esto demuestra la excelencia de la manera de la que él clasificó el libro y la precisión del sistema que usaba. Y esto es tan cierto que si uno de nosotros hoy, en esta era de la sistematización, quisiera organizarlo, seria muy difícil llegar a una mejor organización que la que ya tiene.
Si el lector mira Al Muwatta con respecto a su lenguaje, encontrará que su lenguaje demuestra que el autor era un árabe puro. Su lenguaje tiene al mismo tiempo fuerza y simplicidad. Sus términos no son complicados ni repetitivos. Su estilo está libre de excesiva simplicidad, así como innecesaria complejidad o falsedad. A pesar de su extensión, el libro no contiene ninguno de los errores lingüísticos o gramaticales ni ninguna de las faltas acerca de las cuales los eruditos de la retórica previenen.
Consecuentemente no encuentro que ninguno de aquellos que han hecho comentarios sobre él o hablado acerca de él, a pesar de su gran número y sus diferentes épocas, lugares y procedencias, dirijan ninguna crítica a él en este terreno, ni con respecto a lo que el Imam escribió por él mismo ni con respecto a las transmisiones del hadiz profético y otras tradiciones adscritas a los Compañeros y a los Tabi´un. Con esto queremos decir que no hay ninguna crítica que no pueda ser fácilmente contestada. Esto es siempre posible porque la critica es hecha por gente cuyo entendimiento es inadecuado y a las que les falta suficiente conocimiento. “Cuantos hay que encuentran falta en una declaración correcta mientras que su problema es un entendimiento deficiente”.
El noble lector debe también estar enterado del hecho de que Imam Malik tiene otros trabajos además de Al Muwatta aunque no sean famosos.
Estos trabajos son:
1. Una carta a Qadar y refutación de el Qadariyya. Se lo escribió a Abdullah ibn Wahb, uno de sus estudiantes eminentes.
2. Un libro sobre las estrellas y sobre la cuenta del paso del tiempo y las fases de la luna.
3. Una carta sobre sentencias legales y juicios que él escribió a algunos jueces.
4. Una carta sobre Fatua dirigida a Abu Ghassan Muhammad bin Mutarrif al-Laici, uno de sus grandes discípulos.
5. Una carta sobre el Ijma de la gente de Medina que envió a Imam al-Laiz ibn Sa´d.
6. Un libro sobre el Tafsir de palabras extrañas en el Corán.
7. Una carta sobre adab y admoniciones que él mandó a Harun ar-Rashid que no es reconocida por un grupo de notables Malikis.
8. Un libro llamado Kitab as-Sirr.
Esta introducción es solo una gota en el océano. No lo ha cubierto todo pero espero haber mencionado algunos de sus puntos importantes.
Allah es al que pedimos ayuda y en Él confiamos. Que Allah bendiga a nuestro maestro Muhammad(S.A.W.S.) y su familia y Compañeros y les conceda abundante paz.


Sheij Ahmed ibn 'Abd al-'Asis Al-Mubarak.