El Retorno del Dinar de Oro

' Umar Ibrahim Vadillo

Dinar de Oro. Contemporáneo.Dirham de Plata. Contemporáneo.

Líneas maestras para un programa de implementación

Primero, emitir y acuñar Dinares y Dirhams de acuerdo con el patrón tradicional de pesas y medidas.

Segundo, total libertad de comprar y vender toda cantidad de Dinares y Dirhams dentro de la Ley Islámica.

Tercero, facilitar el transporte y transferencia de oro para el comercio internacional por medio de una red de agencias designadas a lo largo de todo el mundo.

Y, finalmente, cambiar todos los billetes por Dinares y Dirhams recién acuñados y abolir todos los privilegios del papel moneda.

1.- Emitir y acuñar Dinares y Dirhams de acuerdo con los tradicionales patrones de pesas y medidas.

El primer paso es la acuñación de monedas de acuerdo con patrones aceptables. ( introducir nota de Actualización)
Ya han sido acuñados Dinares y Dirhams bajo la supervisión y los patrones de la Organización Mundial Islámica de Comercio (WITO, World Islamic Trading Organisation) y están en circulación en gran cantidad de países España, Alemania y Sudáfrica, para ser pronto seguidas por Suiza, Inglaterra y varios países islámicos.
La definición de los patrones de los Dinares y Dirhams establecida por la WITO está basada en los mismos tamaños y pesos que los originales en Madinah al Munáwwara.


2.- La total libertad de comprar, vender y poseer toda cantidad de Dinares y Dirhams dentro de La Ley Islámica

Esto tiene cuatro etapas:

La primera etapa es la libertad total de comerciar en oro y poseerlo. Todos deben ser capaces de adquirirlo, venderlo, darlo y tomarlo en préstamo, importarlo y exportarlo en cualquier cantidad. Esto incluye la eliminación de todos los impuestos que gravan la adquisición o venta de oro y plata.

La segunda etapa será la libertad individual de usar oro en todas las transacciones económicas. La gente debe gozar de la libertad de usar oro al comprar bienes o servicios, sin la mediación de un dinero artificial. Esto es, la ley del Curso Legal Obligatorio por medio de la cual es obligatorio aceptar el dinero artificial emitido por el estado como pago de toda deuda, pública o privada, deberá hacer una excepción con todos los "contratos en oro" o con "cláusula oro", que determinará específicamente que el pago debe ser hecho en oro. En resumen, la libertad legal de hacer contratos en oro.
Una vez alcanzado esto, deberíamos haber logrado un "modelo de dinero paralelo". Esto no estará restringido a las transacciones oficiales en modo alguno, ni impedirá la financiación del gobierno. El sistema estatal de finanzas continuará funcionando. Todos los contratos ya establecidos en dólares estadounidenses o en cualquier moneda oficial serán satisfechos en esa moneda, pero todos los contratos en Dinares o Dirhams deberán ser cumplidos en Dinares y Dirhams. El papel moneda emitido por el gobierno y los Dinares y Dirhams circularán simultáneamente. La oferta y la demanda de cada dinero determinarán su tasa de cambio, que fluctuará constantemente en respuesta a dicha oferta y demanda.

La tercera etapa del camino hacia la circulación bimetálica será la libertad individual de acuñar monedas. Las primeras monedas fueron acuñadas por joyeros y particulares. Las monedas privadas circularon libremente en la historia a lo largo de todo el mundo. Quienquiera que no desee tomarse el tiempo y trabajo de pesar y comprobar estas monedas o no tenga confianza en la marca y cuño del emisor, será libre aún de usar la moneda oficial de la nación.

La cuarta etapa será que el gobierno decidirá hacer su moneda libremente convertible en oro. Podrá adoptar la tasa de cambio imperante entre ambos dineros como paridad legal y desde ese momento el gobierno garantizará la convertibilidad incondicional de sus billetes en oro. Esta será una legislación de circulación de oro que gradualmente conducirá hacia la libertad.


3.- Facilitar el transporte y transferencia de oro para el comercio internacional por un circuito internacional de agencias designadas en todo el mundo

Es bastante obvio que en nuestra era de circulación de papel moneda artificial, la vía hacia la circulación bimetálica parece cerrada por la falta de una nación que vaya a tomar la delantera. No es realista pensar que el gobierno de un país occidental káfir tomará tal liderazgo. Naturalmente, las autoridades monetarias de los Estados Unidos y los países occidentales defenderán el actual estado de cosas de bancarrota que hace mucho menos dolorosos sus propios déficit comerciales y sus inflaciones. Querrán mantener sus monedas artificiales que fuerzan a los países acreedores a acelerar su inflación con el fin de seguir sus pasos.
Existe una alternativa que permite alcanzar estabilidad monetaria y cooperación económica: las monedas nacionales deben ser todas convertibles y canjeables en oro, y los balances internacionales deben ser satisfechos en oro. Pero, una vez más, esto no ocurrirá sin una nación que tome el liderazgo.
La introducción de la circulación de oro en el comercio internacional producirá, por una parte, un efecto mimético en otros países musulmanes que estén hartos de soportar los déficit de las naciones occidentales y, por otra parte, proporcionará un fundamento sólido para un orden mundial nuevamente constituido, próspero y justo. En este contexto, la idea de un Comercio Islámico ganará rápidamente fuerza y significado.
Un paso firme en esta dirección será el establecimiento de un circuito de agencias seleccionadas a lo largo del mundo, lo que permitirá a los comerciantes inmediatamente pagar en un país y recibir el dinero en otro. El circuito será regulado por un sistema similar a la compensación (clearing) bancaria o a "Interflora" (la empresa de entrega de flores), que permitirá eficazmente a los comerciantes beneficiarse de una moneda para realizar pagos internacionales.

4.- Cambio de todos los billetes por los Dinares y Dirhams recientemente emitidos, y abolir todos los privilegios del papel moneda.

La etapa final tendrá lugar una vez que la tasa de intercambio entre los billetes y el oro haya sido establecida y la paridad legal asegure la convertibilidad incondicional de acuerdo con esa tasa. La transición final hacia la circulación bimetálica será alcanzada cuando el gobierno cambie todos los billetes de diferentes denominaciones por Dinares recién emitidos y su equivalente en Dirhams.
Luego todo el dinero en papel moneda será tratado estrictamente como deudas o promesas de pago de deudas ("...el Banco de Inglaterra pagará al portador...") sujetas en consecuencia a todas las restricciones aplicables a esta clase de documentos en La Ley Islámica. Las deudas y promesas de pago son contratos privados limitados a dicho marco; no pueden ser usadas como medio de intercambio: las deudas no pueden ser usadas para comprar oro o plata, bajo el principio de "oro por oro, plata por plata, mano a mano, igual por igual". Las deudas no pueden ser usadas para pagar a plazo, lo que es denominado deuda por deuda y no es una transacción aceptable. No pueden ser transferidas salvo bajo circunstancias específicas que involucran la garantía y presencia de la persona que posee el dinero, etc.

Anterior Siguiente