Recordar a Allah

Dhikr: Invocación de Allah.

Es la gran práctica de la Gente de Táriqa.

Tiene tres grados. Para la gente común es el dhikr de la lengua. Para la élite es el dhikr del corazón. Para la élite de la élite es el dhikr del sirr, el secreto. La primera es de sobra conocida. La segunda es dhikr acompañado de consciencia, de modo que el corazón se convierte en la zona de contemplación en la Presencia del Señorío. La última es algo tremendo: la lengua enmudece y el corazón se tranquiliza.

La primera es el dhikr de Huwa, el pronombre de ausencia. La segunda es el dhikr de Anta, el pronombre de presencia. La tercera es el dhikr de Ana, el pronombre de tawhid.

El paso del primer grado al segundo está marcado por la agitación del cuerpo, tal como inclinarse rítmicamente hacia delante y hacia atrás, exclamaciones repentinas, levantarse, etc. El paso del segundo grado al último se caracteriza por el entumecimiento de los miembros y el silencio de la lengua de forma que el dhikr se pierde. Mi Maestro, el Escanciador de vino, Shayj al-Fayturi dijo sobre esto: "¡Qué cosa más extraordinaria! ¡Estabas buscando el dhikr y resulta que el dhikr te estaba buscando a tí!".

En el Hikam se dice: "No abandones si no puedes sentir la Presencia de Allah durante el dhikr. Tu olvido del dhikr de El es peor que tu olvido de El durante el dhikr. Quizás El mismo te lleve de un dhikr de olvido a uno con atención, y de uno con atención a uno con Presencia, y de uno con Presencia a uno donde todo está ausente excepto el Invocado. Y esto para Allah no es difícil".

Hay tres cosas esenciales en el viaje hacia Allah. El dhikr es la primera.

Shayj Abdalqadir As-Sufi. ' Los cien pasos.'