LAS LUCES RESPLANDECIENTES DEL VIAJE
Y LA ASCENSIÓN DEL MEJOR DE LA CREACIÓN

(al-Anwar al-bahiyya min isra' wa mi`raj khayr al-bariyya)

Por

Sayyid Muhammad `Alawi al-Maliki al-Hassani,

(que Allah lo tenga en Su misericordia)

Segunda Parte

 

Ka’b narra lo siguiente: Jibril levantó su voz haciendo la llamada a la oración. Los ángeles descendieron del cielo. Allah reunió a todos los Mensajeros y Profetas. Entonces el Profeta rezó como el líder de los ángeles y los Mensajeros. Cuando se fue de allí Jibril le preguntó: “Oh Muhammad, ¿sabes quiénes rezaron detrás tuyo?”. Dijo: No. Jibril le dijo: “Todos y cada uno de los Profetas que Allah ha enviado”.

(Al-Shami añade:) La narración de Abu Hurayra relatada por al-Hakim que la declaró narración sólida, y por al-Bayhaqi, dice: Entonces el Profeta se encontró con los espíritus de los Profetas. Ellos glorificaron a su Señor, después de lo cual Ibrahim dijo:

Las alabanzas a Allah que me ha tomado como Su amigo íntimo, que me ha dado un reino inmenso, que me ha dado una Comunidad asidua a la oración y que me ha hecho uno que conduce la oración, que me ha rescatado del fuego y lo hizo fresco y seguro para mi.

Después Musa glorifico a su Señor y dijo:

Las alabanzas a Allah que me habló directamente, que hizo ocurrir la destrucción de Fir`awn y la salvación de los Hijos de Israel a mis manos y que ha producido de entre mi comunidad una gente que guía a otros con la verdad y establece la justicia en base a ella.

Después Dawud glorificó a su Señor y dijo:

Las alabanzas a Allah que me dio un reino inmenso, que suavizó el hierro para mis manos, que sometió a mi las montañas y las aves que Le alaban y que me ha dado sabiduría y juicio inequívoco en mi palabra.

Después Sulayman glorificó a su Señor y dijo:

Las alabanzas a Allah que sometió los vientos y los jinnes a mi orden, de modo que hicieran lo que yo quería y contruyeron para mi santuarios elevados, imágenes, largos cuencos del tamaño de estanques y vasijas fijas en sus sitios (debido a su tamaño), que me enseñó el lenguaje de los pájaros y me concedió una parte de toda cosa buena, que sometió a mi los ejércitos de los jinnes y las aves y me ha preferido sobre muchos de Sus siervos creyentes, que me dio un reino inmenso que nadie después de mi puede poseer y que ha hecho de mi reino un reino de bien donde no hay ajuste de cuentas ni castigo.

Después `Isa ibn Maryam glorificó a su Señor y dijo:

Las alabanzas a Allah que me hizo Su palabra, que me creó a semejanza de Adam a quien creó de la tierra y después le dijo: Sé, y fue; quien me enseñó el Libro y la Sabiduría, la Torah y el Injil; quien me hizo curar al ciego y al leproso y levantar a los muertos con el permiso de Allah; quien me levantó y me limpió y me concedió a mi madre y a mi protección contra el demonio maldito de modo que el demonio no encontró camino alguno con el que dañarnos.(Fin del añadido de al-Shami).

Después cada Profeta glorificó a su Señor en el mejor de los lenguajes, y el Profeta dijo

Todos ustedes han glorificado a su Señor y ahora yo también voy a glorificar a mi Señor:

al-hamdu lillah al-ladhi arsalani rahmatan li al-`alamin

wa kaffatan li al-nasi bashiran wa nadhira

wa anzala `alayya al-qur’ana fihi tibyanun li kulli shay’

wa ja`ala ummati khayra ummatin ukhrijat li al-nas

wa ja`ala ummati wasatan

wa ja`ala ummati hum al-awwaluna wa al-akhirun

wa sharaha li sadri wa wada`a anni wazri

wa rafa`a li dhikri

wa ja`alani fatihan khatiman!

Las alabanzas a Allah que me ha enviado como una misericordia para los mundos

Enviado a todos sin excepción, portador de buenas noticias y advertidor,

Que ha hecho descender sobre mi el Qur’an, en el cual hay una perfecta exposición de todas las cosas,

Que ha hecho mi Comunidad la mejor Comunidad que haya sido formada para el beneficio de la humanidad,

Que ha hecho de mi Comunidad una Comunidad de en medio

Que ha hecho a mi Comunidad en la verdad la primera y la última de las Comunidades,

Que ha expandido mi pecho y me ha librado de mi carga,

Que ha exaltado mi nombre,

Y me ha hecho el que Abre y el que Sella

Tras oír esto, Ibrahim dijo: “¡Con esto Muhammad os ha superado!”

Después, los Profetas sacaron a discusión el asunto de la Hora y le preguntaron a Ibrahim, pero él dijo: “No tengo conocimiento de la misma”.

Se volvieron hacia Musa pero él dijo: “No tengo conocimiento de la misma”.

Fueron hacia `Isa y él dijo: En cuanto al tiempo en que ocurrirá, nadie lo sabe excepto Allah. En cuanto a lo que mi Señor me ha asegurado (con respecto a lo que la precede), entonces: el Dajjal o Anticristo surgirá y le confrontaré con dos varas. A mi vista se derretirá como el plomo. Allah producirá su destrucción tan pronto como me vea. Ocurrirá que las propias piedras dirán: Oh musulmán, detrás de mí se esconde un incrédulo; ¡ven y mátalo!Y Allah hará que todos ellos mueran.

La gente después regresará a sus países y naciones. En ese entonces, Ya’juj y Ma’juj (Gog y Magog) saldrán. Vendrán de todas direcciones. Aplastarán a todas las naciones a sus pies. A dondequiera que lleguen, producirán destrucción. Beberán cada masa de agua hasta agotarlas.

Finalmente la gente vendrá hacia mi quejándose de ellos. En ese momento invocaré a Allah contra ellos de modo que Él los destruirá y les causará la muerte hasta que toda la tierra apestará con su hedor. Allah enviará una lluvia que se llevará sus cuerpos y los arrojará al mar.

Mi Señor me ha asegurado que una vez que todo esto ocurra entonces la Hora será como la mujer embarazada en las últimas etapas de su embarazo. Su familia no sabe si dará de pronto a luz en la noche o en el día.(Fin de la adición de al-Shami’)

Después de ello, el Profeta sintió la mayor sed que jamás hubiera sentido ante lo cual Jibril le trajo una vasija de vino y una vasija de leche. Escogió la última. Jibril dijo: “Has escogido la fitra – la disposición natural – y si hubieras bebido el vino, tu Comunidad se habría extraviado del camino recto y nadie más que unos pocos te habrían seguido”.

[El Profeta dijo: “Todo niño nace con una disposición natural (kullu mawludin yuladu `ala al-fitra); después sus padres lo convierten al Judaísmo, o al Cristianismo, o al Zoroastrismo. Es lo mismo que pasa con el animal que da a luz un bebé que es un perfecto animal. ¿Acaso le encuentran que le falte algo?”. Bukhari lo narra. Muslim omite la mención del animal. La narración de Tirmidhi (hasan sahih) también la omite, pero añade: “Oh Mensajero de Allah, qué pasa si el niño muere antes de eso?”.Respondió: “Allah sabe mejor lo que ellos habrían hecho”.

El maestro del hadiz, al-Zabidi, dijo en su comentario a la Ihya’ de al-Ghazali titulado Ithaf al-sadat al-muttaqin bi sharh ihya’ `ulum al-din (El regalo de los maestros temerosos de Allah: comentario a la obra “La revivificación de las ciencias del Din”): “Nacido con una disposición natural: el caso definido indica que es algo comúnmente conocido, y consiste en la disposición con la que Allah dota a todas las personas, esto es, el carácter innato con el que Él los crea y que les predispone a aceptar El Islam y diferenciar entre lo correcto y lo incorrecto”.(al-Zabidi, Ithaf al-Sadat al-muttaqin 7:233)]

Otra narración dice: Había tres vasijas y la tercera contenía agua. Jibril dijo: “Si hubieras bebido el agua, tu Comunidad habría perecido ahogada”.

Otra narración afirma que una de las vasijas que se le presentaron contenía miel en vez de agua y que entonces vio las doncellas de grandes ojos del Paraíso a la izquierda de la Roca. Las saludó y ellas le regresaron el saludo. Después él les preguntó algo y ellas le dieron una respuesta que refresca los ojos.

Después se le trajo al Profeta la escalera por la que ascienden los hijos de Adam. La creación nunca vio un objeto más bello. Tenía peldaños alternados de oro y plata y venía desde el más elevado y amplio Jardín del Paraíso, el Jannat al-firdaws. Estaba incrustado con perlas y rodeado de ángeles a su derecha e izquierda.

El Profeta empezó su ascenso con Jibril hasta que alcanzaron una de las puertas del cielo más cercano, llamada Bab al-hafazha. Allí un ángel llamado Isma`il montaba guardia, y era el custodio de cielo más cercano. Él habita en el aire. Nunca asciende al cielo o desciende a la tierra excepto en el día en que murió el Profeta, que las bendiciones y la paz sean con él. Frente a él habían setenta mil ángeles, cada ángel estaba a cargo de un ejército de setenta mil más.

Jibril pidió que la puerta se abriera.Alguien dijo:

– “¿Quién es?”

– “Jibril”

– “¿Quién está contigo?”

– “Muhammad”

– “¿Ha sido enviado?”

– “Sí”

– “¡Bienvenido sea de entre su familia!.Que Allah le conceda una larga vida; es un hermano (nuestro) y un representante y delegado (de Allah), y ¡qué excelente hermano y representante! ¡Qué excelente visita es ésta!”

La puerta se abrió.Cuando entraron, vieron a Adam, la paz sea con él, el padre de la humanidad, tal como era el día en que Allah lo creó en su forma completa. Se le mostraban los espíritus de los Profetas y de los creyentes entre su descendencia, ante lo cual decía: “Un espíritu y un alma de bien, pónganlo en lo Más Elevado! (`illiyyin)”. Después se le mostraban los espíritus de los incrédulos entre su descendencia y decía: “Un espíritu y un alma malvada, pónganlo en el estrato más bajo del Infierno! (sijjin)”.

El Profeta miró a la derecha de Adam y vio grandes masas oscuras y una puerta de la que emanaba un olor fragante, y vio a su izquierda grandes masas oscuras y una puerta que emanaba un olor nauseabundo y maloliente. Siempre que Adam miraba a su derecha sonreía y se ponía contento y siempre que miraba a su izquierda se entristecía y lloraba. El Profeta le saludó y Adam regresó el saludo y dijo: “¡Bienvenido sea el hijo justo y el Profeta justo”.

El Profeta dijo: “¿Qué es esto, Oh Jibril?”. Jibril respondió: “Éste es tu padre Adam y las muchedumbres oscuras son las almas de sus hijos. Los que están a su derecha son la gente del Paraíso y los que están a su izquierda son la gente del Fuego. Siempre que mira a su derecha sonríe y está contento y siempre que mira a su izquierda está triste y llora. La puerta a su derecha es la puerta del Paraíso. Cuando ve a aquellos de su descendencia que entran en ella sonríe con alegría. La puerta a su izquierda es la puerta de la Gehenna. Cuando ve a aquellos de sus descendientes que entran en ella llora tristemente.

(al-Shami añadió:) Después el Profeta continuó durante un tiempo más. Vio un tapete sobre el que había pedazos de carne (buena) a los que nadie se acercaba, y otro tapete en el que había pedazos de carne podrida que hedía rodeado por gente que los comía. El Profeta preguntó: “¿Oh Jibril quiénes son éstos?”.Jibril respondió: “Éstos son aquellos de tu Comunidad que abandonan lo lícito y van a lo ilícito”.

(Otra versión dice:) El Profeta vio a una gran cantidad de gente reunida alrededor de un tapete cubremesa en el que había carne asada del mejor tipo que uno jamás hubiera visto.Cerca a la mesa había alguna carroña pudriéndose.La gente iba a la carroña a comerla y se retiraban de la carne asada sin tocarla.El Profeta preguntó: “¿Quiénes son ellos, Oh Jibril?”. Jibril respondió: “Los adúlteros (al-zunat): ellos hacen lícito lo que Allah ha hecho ilícito y abandonan lo que Allah ha hecho lícito para ellos”.

Después el Profeta siguió un poco más.Vio grupos de gentes que tenía vientres tan largos como casas y en su interior había serpientes que podían verse a través de la piel.Cada vez que una de esas personas se levantaba caía de nuevo y decía: “¡Oh Allah, no hagas que la Hora del Juicio llegue todavía!”. Después se encontraban a la gente de Fir`awn en el camino, quienes los pisoteaban. (El Profeta dijo:) "Les escuché clamando a Allah”. Preguntó: “Oh Jibril ¿quiénes son ellos?”. Jibril respondió: “Son aquellos de tu Comunidad que comieron usura. No pueden levantarse sino como aquellos enloquecidos por el toque de Shaytan”.

Después el Profeta siguió un poco más. Vio grupos de personas cuyos labios se asemejaban a los labios de los camellos. Les abrían sus bocas y eran apedreados. Una versión dice: Se colocaba una roca de la Gehenna en sus bocas y después ésta salía por sus partes posteriores.(El profeta dijo:) “Les escuché clamando a Allah”. Preguntó: “¿Quiénes son ellos, Oh Jibril?”. Jibril respondió: “Son aquellos de tu Comunidad que comen la propiedad de los huérfanos y cometen injusticia. No comen más que un fuego para sus vientres y serán asados en él”.

Después el Profeta siguió un poco más. Vio a mujeres suspendidas de sus pechos y a otras que colgaban de arriba abajo.(El Profeta dijo:) “Las escuché clamando a Allah”. Preguntó: “¿Quiénes son ellas, Oh Jibril?”. Jibril respondió: “Son las mujeres que cometen fornicación y después matan a sus niños”.

Después el Profeta siguió un poco más.Vio a un grupo de personas a quienes se les cortaban los costados para obtener carne y eran devorados. Se les decía: “Coman, así como solían comer la carne de sus hermanos”. El Profeta dijo: “¿Oh Jibril ¿quiénes son estos?”.Jibril respondió: “Son los calumniados de tu Comunidad que llevan la deshonra a los demás”. (Fin del añadido de al-Shami.)

Después el Profeta continuó un poco más y encontró a los que comen de la usura y de la propiedad de los huérfanos, a los fornicadores y adúlteros, y a otros, en diversos estados aborrecibles tales como los que se han descrito, y peor.

Después ascendieron al segundo cielo.Jibril pidió que se abriera la puerta del mismo.Alguien dijo:

– “¿Quién es?”

– “Jibril”

– “¿Quién está contigo”?

– “Muhammad”

– “¿Ha sido enviado?”

– “Sí”

– “¡Bienvenido sea de entre su familia!.Que Allah le conceda una larga vida; es un hermano (nuestro) y un representante y delegado (de Allah), y ¡qué excelente hermano y representante! ¡Qué excelente visita es ésta!”

La puerta se abrió.Cuando entraron, vieron a los hijos de dos hermanas: `Isa ibn Maryam y Yahya ibn Zakariyya. Se parecían entre sí en el cabello y la forma de vestir. Cada uno tenía consigo a un gran grupo de sus gentes. `Isa era de cabello rizado, de contextura mediana, con el cabello suelto como si hubiera salido de tomar un baño. Se parecía a `Urwa ibn Mas`ud al-Thaqafi.

[Se trata de uno de los dignatarios de la ciudad de Ta'if. Ibn Hajar en su Isaba narra que sólo él respondió a la invitación que hizo el Profeta a esa ciudad para que le siguieran, y declaró su aceptación del Islam. Después pidió permiso para regresar con su gente y hablarles. El Profeta dijo: “Temo que te hagan daño”.‘Urwa dijo: “Ni siquiera me despertarían si me vieran dormido”. Después de ello, regresó. Cuando empezó a invitarlos al Islam, le rechazaron.Una mañana, mientras estaba fuera de su casa dando el adhan, un hombre le disparó una flecha. Mientras se moría, le preguntaron: “¿Qué piensas de tu muerte ahora?”. Respondió: “Es un regalo que se me ha dado por la generosidad de Allah”. Cuando las noticias de este hecho llegaron al Profeta, él dijo: “Él es como el hombre de Ya Sin cuando fue a su gente”, una referencia a 36:20-27.

Ibn Hajar menciona asimismo que fue de `Urwa de quien Abu Nu`aym narró (con una cadena de transmisión débil) que el Profeta tomó el pacto de lealtad de las mujeres en Hudaybiyya tocando el agua de un cubo en el que ellas habían sumergido sus manos.]

El Profeta los saludó y ellos le regresaron el saludo. Después ellos dijeron: “¡Bienvenido sea el hermano justo y el Profeta justo!”.Y después invocaron bienes para él.

Después de esto, el Profeta y Jibril ascendieron al tercer cielo. Jibril pidió que se abriera la puerta de mismo. Alguien dijo:

– “¿Quién es?”

– “Jibril”

– “¿Quién está contigo”?

– “Muhammad”

– “¿Ha sido enviado?”

– “Sí”

– “¡Bienvenido sea de entre su familia!.Que Allah le conceda una larga vida; es un hermano (nuestro) y un representante y delegado (de Allah), y ¡qué excelente hermano y representante! ¡Qué excelente visita es ésta!”

La puerta se abrió.Cuando entraron vieron a Yusuf y con él estaba un gran grupo de su gente. El Profeta le saludó y él le devolvió el saludo y dijo: “¡Bienvenido sea el hermano justo y el Profeta justo!”. Después invocó bienes para él.

A Yusuf se le concedió el regalo de la belleza. Una narración dice: Él era la más hermosa creación que Allah hubiera creado y sobrepasó a la gente en belleza de mismo modo que la luna llena sobrepasa a todas las demás estrellas. El Profeta preguntó: “¿Quién es el, Oh Jibril?”. Jibril respondió: “Tu hermano Yusuf”.

Después ascendieron al cuarto cielo.Jibril pidió que se abierta la puerta de mismo.Alguien dijo:

– “¿Quién es?”

– “Jibril”

– “¿Quién está contigo”?

– “Muhammad”

– “¿Ha sido enviado?”

– “Sí”

– “¡Bienvenido sea de entre su familia!.Que Allah le conceda una larga vida; es un hermano (nuestro) y un representante y delegado (de Allah), y ¡qué excelente hermano y representante! ¡Qué excelente visita es ésta!”

La puerta se abrió. Cuando entraron vieron a Idris. Allah le exaltó a un lugar magnánimo. El Profeta le saludó y él le devolvió el saludo y dijo: “¡Bienvenido sea el hermano justo y el Profeta justo!”.Después invocó bienes para él.

Después ascendieron al quinto cielo.Jibril pidió que se abierta la puerta de mismo. Alguien dijo:

– “¿Quién es?”

– “Jibril”

– “¿Quién está contigo”?

– “Muhammad”

– “¿Ha sido enviado?”

– “Sí”

– “¡Bienvenido sea de entre su familia!.Que Allah le conceda una larga vida; es un hermano (nuestro) y un representante y delegado (de Allah), y ¡qué excelente hermano y representante! ¡Qué excelente visita es ésta!”

La puerta se abrió. Cuando entraron vieron a Harun. La mitad de su barba era blanca y la otra mitad era negra. Llegaba casi a su ombligo debido a su longitud. Le rodeaba un grupo de los hijos de Israel que le estaban escuchando, y él les estaba narrando una historia. El Profeta le saludó y él le devolvió el saludo y dijo: “¡Bienvenido sea el hermano justo y el Profeta justo!”. Después invocó bienes para él.El Profeta preguntó: “¿Quién es él, Oh Jibril?”.Jibril respondió: “Es el hombre que es querido entre su gente, Harun ibn `Imran”.

Después ascendieron al sexto cielo.Jibril pidió que se abierta la puerta de mismo. Alguien dijo:

– “¿Quién es?”

– “Jibril”

– “¿Quién está contigo”?

– “Muhammad”

– “¿Ha sido enviado?”

– “Sí”

– “¡Bienvenido sea de entre su familia!.Que Allah le conceda una larga vida; es un hermano (nuestro) y un representante y delegado (de Allah), y ¡qué excelente hermano y representante! ¡Qué excelente visita es ésta!”

La puerta se abrió. El Profeta pasó por donde había Profetas que tenían con ellos menos de diez seguidores en total, mientras que otros tenían un gran grupo y otros no tenían ni siquiera un seguidor.

Después vio una inmensa masa oscura (sawad `azhim) que cubría el firmamento.Dijo: “¿Qué es eso tan grande?”. Se le dijo: “Ése es Musa y su gente.Ahora levanta tu cabeza y mira”. Levantó su cabeza y vio otra gran masa que cubría el firmamento en todas las direcciones a las que miraba. Se le dijo: “Ésta es tu Comunidad y además hay setenta mil que entrarán al Paraíso sin rendir cuentas”.

Al proseguir, vieron a Musa ibn ‘Imran (de nuevo), un hombre alto de porte moreno, parecido a uno de los shanu'a -los hombres (yemeníes) de linaje puro y virtud varonil- con abundante cabello.Si hubiera tenido dos camisas sobre su cabello, aún así su cabello habría sido mayor.El Profeta le saludó y él le devolvió el saludo y dijo: “¡Bienvenido sea el hermano justo y el Profeta justo!”.Después invocó bienes para él y dijo: “La gente dice que entre los hijos de Adam yo soy tenido más en honra que él, ¡pero es él quien es más honrado por Allah que yo!”.

Cuando el Profeta llegó donde Musa, Musa lloró.Se le preguntó: “¿Por qué lloras?”. Él respondió: “Lloro porque un hijo que ha sido enviado después de mi hará ingresar a más gente de su Comunidad en el Paraíso que los que entrarán en éste de mi Comunidad. Los hijos de Israel dicen que entre los hijos de Adam yo soy el que Allah más ha honrado, pero aquí hay uno de entre los hijos de Adam que ha venido después de mi al mundo mientras yo estoy en el otro mundo (y que ha sido más honrado). Si sólo fuera por él no me importaría, ¡pero tiene a una Comunidad consigo!”

Después ascendieron al séptimo cielo. Jibril pidió que se abierta la puerta de mismo. Alguien dijo:

– “¿Quién es?”

– “Jibril”

– “¿Quién está contigo”?

– “Muhammad”

– “¿Ha sido enviado?”

– “Sí”

– “¡Bienvenido sea de entre su familia!.Que Allah le conceda una larga vida; es un hermano (nuestro) y un representante y delegado (de Allah), y ¡qué excelente hermano y representante! ¡Qué excelente visita es ésta!”

La puerta se abrió.El Profeta vio a Ibrahim, el Amigo [de Allah], sentado en la puerta del Paraíso sobre un trono de oro cuyo respaldar se poya en la Casa Habitada (al-bayt al-ma`mur).Con él había un grupo de su gente.El profeta le saludó y él le devolvió el saludo y le dijo: “¡Bienvenido sea el hijo justo y el Profeta justo!”.

[Shaykh Muhammad ibn `Alawi dijo: “ma`mur significa habitada con el recuerdo de Allah y un gran número de ángeles”.]

Después Ibrahim dijo: “Ordena a tu Comunidad que incrementen sus plantas de semilla del Paraíso pues su suelo es excelente y su tierra es abundante”.El Profeta dijo: “¿Cuáles son las plantas de semilla del Paraíso?”.Ibrahim respondió: “la hawla wa la quwwata illa billah al-`ali al-`azhim”. No hay cambio ni fuerza excepto por Allah, el Elevado, el Inmenso”.

Otra versión dice:

Transmite mis saludos a tu Comunidad y diles que el Paraíso tiene un suelo excelente y agua deliciosa y que sus plantas de semilla son:

subhan allah: Glorificado sea Allah

wa al-hamdu lillah: y las alabanzas son para Allah

wa la ilaha illallah: y no más dios que Allah

wallahu akbar: y Allah es el más grande.

Estaba sentado con Ibrahim un grupo de gente con rostros prístinos parecidos a la blancura de una hoja en blanco y cerca a ellos había personas con algo en sus rostros. Estos últimos estaban de pie e ingresaban en un río en el que se bañaban. Después salían de mismo habiendo purificado algo del matiz del color de sus rostros. Después ingresaban a otro río, se bañaban y salían de allí habiendo purificado sus rostros aún más. Después ingresaban a un tercer río, se bañaban y purificaban y sus matices se habían convertido como los de sus compañeros. Regresaban y se sentaban junto a ellos.

El Profeta dijo: “Oh Jibril ¿quiénes son los de rostros blancos y los que tienen algo de matiz en sus rostros y qué son esos ríos en los que han entrado y se han bañado?”. Jibril respondió: “Los de rostro blanco son las personas que nunca empañaron su creencia con injusticia o desobediencia y los que tienen un matiz en sus rostros son las personas que mezclaron obras buenas con obras malas, después se arrepintieron y Allah cedió con ellos [perdonándolos]. En cuanto a estos ríos, el primero es la misericordia de Allah (rahmatullah), el segundo es Su favor (ni`matullah) y el tercero [es] y su Señor les dio de beber una bebida pura (wa saqahum rabbuhum sharaban tahuran) (76:21)”.

Anterior Siguiente