El Noble Coran

 

 

Ya-Sin
Traducción

36. SURA DE YA SIN
En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo.

(1)
Ya, Sin* 
*[Según lbn Abbas, lbn Mas'ud y otros, significa: ¡Oh hombre!, es decir: "Ya Insan". Otros comentaristas dicen que es uno de los nombres del Profeta, que Allah le dé Su gracia y paz, y según el Imam Malik y otros, es uno de los nombres de Allah.] 

(2)
¡Por el Corán sabio! 

(3)
que tú eres uno de los enviados 

(4)
en un camino recto. 

(5)
Revelación que ha hecho descender el Poderoso, el Compasivo 

(6)
para que adviertas a una gente cuyos padres no fueron advertidos y están descuidados. 

(7)
Se ha hecho realidad la palabra dictada contra la mayoría de ellos y no creen. 

(8)
Cierto que les pondremos en el cuello argollas que les llegarán hasta el mentón y no podrán moverse. 

(9)
Hemos puesto una barrera por delante de ellos y otra por detrás y les hemos velado, no pueden ver. 

(10)
Es igual para ellos que les adviertas o que no les adviertas, no creerán. 

(11)
Sólo admite la advertencia quien sigue el Recuerdo y teme al Misericordioso aunque no Lo vea*.
Anúnciale perdón y una generosa recompensa. 
*[También puede entenderse: Cuando nadie lo ve, o en aquellas cosas que no se ven.] 

(12)
En verdad Nosotros damos la vida a los muertos y escribimos las obras que adelantaron y las huellas que dejaron. 
Cada cosa la recogemos en un registro claro.

(13)
Llámales la atención con el ejemplo de los habitantes de la ciudad, cuando llegaron los enviados.* 
*[Según los comentaristas, la ciudad es Antioquía y sobre los mensajeros hay dos opiniones, una que se trata de mensajeros enviados por Isa, sobre él la paz, para llamar a la gente a la adoración de Allah y otra que se trata de mensajeros de Allah, cuyos nombres cita al-Qurtubi como Sadiq, Masduq y Shamiun.] 

(14)
Cuando enviamos a dos y los negaron; y entonces los reforzamos con un tercero y dijeron: Hemos sido enviados a vosotros. 

(15)
Dijeron: No sois sino seres humanos como nosotros y el Misericordioso no ha hecho descender nada, sólo estáis mintiendo. 

(16)
Dijeron: Nuestro Señor sabe bien que hemos sido enviados a vosotros, 

(17)
pero no nos corresponde sino hacer llegar el mensaje con claridad. 

(18)
Dijeron: Realmente tenemos un mal presagio de vosotros, y si no desistís, os lapidaremos y recibiréis de nuestra parte un doloroso castigo. 

(19)
Dijeron: Sea para vosotros vuestro presagio. ¿Es que no vais a recapacitar? Pero no, sois gente que se excede. 

(20)
Y desde el extremo de la ciudad vino un hombre corriendo que dijo: ¡Gente mía! ¡Seguid a los enviados! 

(21)
¡Seguid a quienes no os piden nada a cambio y están guiados! 

(22)
¿Cómo podría no adorar a Quien me creó y a Quien habéis de volver? 

(23)
¿Vais a tomar, aparte de Él, dioses, cuya intercesión no me valdría de nada si el Misericordioso quisiera causarme algún daño y que tampoco podrían salvarme? 

(24)
Si lo hiciera, estaría claramente extraviado. 

(25)
Yo creo realmente en vuestro Señor, escuchadme pues. 

(26)
Se dijo: ¡Entra en el Jardín!
Dijo: ¡Pobre de mi gente! Si supieran 

(27)
que mi Señor me ha perdonado y me ha puesto entre los que Él ha honrado.

(28)
Y no mandamos contra ellos, después de él, ningún ejército bajado del cielo, ni lo hemos mandado nunca. 

(29)
Bastó con un sólo grito y fueron aniquilados. 

(30)
¡Qué pena de siervos! No había mensajero que les llegara del que no se burlaran. 

(31)
¿Es que no ven cuantas generaciones, que ya no volverán, hemos destruido antes de ellos? 

(32)
Todos habrán de comparecer ante Nos. 

(33)
Tienen un signo en la tierra muerta a la que vivificamos y hacemos que en ella broten semillas de las que coméis. 

(34)
En ella hemos puesto jardines de palmeras y vides, y hemos hecho que nacieran manantiales. 

(35)
Para que pudieran comer de sus frutos y del trabajo de sus manos.* ¿Es que no van a agradecer? 
*[En otra lectura: "Frutos que sus manos no trabajan".] 

(36)
¡Gloria a Aquel que creó todas las especies: las de la tierra, ellos mismos y otras que no conocen. 

(37)
Y tienen un signo en la noche, cuando hacemos desaparecer la luz del día y quedan a oscuras. 

(38)
Y el sol, que corre hacia un lugar de reposo que tiene. 
Ese es el decreto del Poderoso, el Sabio. 

(39)
Y a la luna le hemos fijado casas*, hasta que se hace como una rama de palmera vieja. 
*[Veintiocho casas por las que va pasando cada día del mes lunar: Se corresponden con las constelaciones en las que se proyecta. Luego deja de verse un día o dos hasta aparecer de nuevo en el creciente del nuevo mes lunar.] 

(40)
No procede que el sol alcance a la luna, ni que la noche se adelante al día. Cada una va en una órbita.

(41)
Y hay un signo para ellos en cómo embarcamos a sus progenitores en la nave henchida. 

(42)
Y hemos creado para ellos, otras (naves) semejantes en las que embarcan. 

(43)
Y si queremos podemos hacer que se ahoguen sin que tengan quien les socorra ni sean salvados. 

(44)
A no ser por una misericordia de Nuestra parte y para concederles un disfrute por un tiempo. 

(45)
Y cuando se les dice: Temed lo que hay tras vosotros y lo que ha de venir, para que así se os pueda tener misericordia. 

(46)
No hay ningún signo de los signos de tu Señor que les llegue, del que no se aparten. 

(47)
Y cuando se les dice: Gastad de la provisión que Allah os ha dado, los que se niegan a creer les dicen a los que creen:
¿Es que vamos a alimentar nosotros a quien Allah, si quisiera, alimentaría? Sólo estáis en un claro extravío. 

(48)
Y dicen: ¿Cuándo se cumplirá esta promesa si es verdad lo que decís? 

(49)
No esperan sino un único grito que los sorprenderá mientras discuten. 

(50)
Y no podrán hacer testamento ni volver a su familia. 

(51)
Se soplará en el cuerno, y entonces saldrán rápidamente de los sepulcros, acudiendo a su Señor. 

(52)
Dirán: ¡Ay de nosotros! ¿Quién nos ha levantado de nuestros lechos? Esto es lo que había prometido el Misericordioso, los enviados decían la verdad. 

(53)
No habrá más que un solo grito y todos comparecerán ante Nos. 

(54)
Ese día nadie será tratado injustamente en nada.
Sólo se os pagará por lo que hicisteis.

(55)
Verdaderamente los compañeros del Jardín estarán, ese día, absortos en lo que les ocupe, deleitándose. 

(56)
Ellos y sus esposas estarán a la sombra y sobre lechos recostados. 

(57)
En él tendrán fruta y todo lo que pidan. 

(58)
Paz: Palabra de un Señor Compasivo. 

(59)
Pero los que hicisteis el mal alejaos hoy. 

(60)
¿Acaso no hice un pacto con vosotros, hijos de Adam, de que no adorarais al Shaytán? 
Realmente él es un enemigo declarado para vosotros. 

(61)
¿Y que me adorarais a Mí? Esto es un camino recto. 

(62)
Él ha extraviado a muchas comunidades de vosotros. ¿No vais a entender? 

(63)
Esto es Yahannam, el que se os había prometido. 

(64)
Entrad hoy en él por haberos negado a creer. 

(65)
Hoy les sellaremos la boca y serán sus manos las que nos hablen y serán sus pies los que den testimonio de lo que se ganaron. 

(66)
Si quisiéramos les borraríamos los ojos y aunque acudieran al camino, ¿cómo iban a ver? 

(67)
Y si quisiéramos los dejaríamos paralizados en el sitio* y no podrían ni avanzar ni retroceder. 
*[También puede significar: "Los convertiríamos en animales", según los comentaristas: monos y cerdos, o "Los convertiríamos en piedras o en cualquier cosa inerte".] 

(68)
Al que le damos una vida larga le disminuimos en su constitución. ¿No vais a entender? 

(69)
No le hemos enseñado poesía ni es propio de él; no es sino un Recuerdo y una Recitación clara. 

(70)
Para advertir al que esté vivo y para que se haga realidad la palabra dictada contra los incrédulos.

(71)
¿Es que no ven que hemos creado para ellos, como parte de lo que Nuestras manos han hecho, animales de rebaño sobre los que tienen dominio? 

(72)
Se los hemos subordinado y en ellos montan y de ellos comen. 

(73)
Y en ellos tenéis utilidades y bebida. ¿No agradeceréis? 

(74)
Han tomado, aparte de Allah, dioses para que les auxilien. 

(75)
Pero no pueden auxiliarles, aunque son para ellos un ejército a su disposición* 
*[También puede entenderse en otro sentido, contrario a éste, es decir: que los ídolos serán para ellos, los asociadores, un ejército presente en su castigo.] 

(76)
Pero que no te entristezca lo que dicen, realmente sabemos lo que guardan en secreto y lo que declaran. 

(77)
¿Es que no ve el hombre que lo hemos creado de una gota de esperma? Y sin embargo es un puro discutidor. 

(78)
Nos pone un ejemplo olvidando que él mismo ha sido creado y dice: ¿Quién dará vida a los huesos cuando ya estén carcomidos? 

(79)
Di: Les dará vida Quien los originó por primera vez, que es Quien conoce a cada criatura. 

(80)
Él que os da fuego de la madera verde del árbol, haciendo que con ella encendáis*. 
*[Alusión al pedernal de los árabes, a partir de ramas verdes de dos árboles llamados maj y afar. De la madera verde que contiene agua sale fuego que es su opuesto...] 

(81)
¿Acaso Quien creó los cielos y la tierra no iba a ser Capaz de crear algo como vosotros? Claro que sí, Él es el Creador, el Conocedor. 

(82)
Realmente cuando quiere algo Su orden no es sino decirle: Sé, y es. 

(83)
¡Gloria pues, a Aquel en Cuyas manos está el dominio de todas las cosas y a Quien habréis de regresar!